Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE BEGOÑA S. M. Tédax ¿Miedo? El poquito que ayuda a calibrar lo que vas a hacer Otra pionera. Tenía 24 años cuando pasó las pruebas de aptitud y se hizo guardia ante la incredulidad de su propia familia, donde hasta entonces nadie había vestido de verde. Soy de Úbeda, donde estaba la academia hasta que la cambiaron a Baeza, y allí el que no tiene un amigo, tiene un familiar. No lo podíamos creer cuando nos vimos dentro. ¡Éramos las primeras! Luego, abrí brecha en mi familia: un hermano también se hizo guardia. Al salir de la Academia me destinaron a Casetas (Zaragoza) -allí habían ido a parar muchos de los compañeros de la Casa Cuartel de Zaragoza que la ETA había volado 24 meses antes- donde estuve seis años. Y qué años, Dios mío. Nada más llegar la señora de un compañero se plantó y dijo que su marido no hacía servicios con mujeres. Ellas eran las que peor te miraban y yo les decía ¡oye, que no vengo a comerme a vuestros maridos! Sólo me faltaba, ¡liarme con un compañero, casado, de uniforme y de servicio! Hubo que romper muchas barreras en el día a día. y aún hoy: le voy a hacer la alcoholemia a un caballero y me suelta ¡encima mujer! y vuelve a explicar que mi bolígrafo y mi denuncia valen lo mismo que los del compañero Desde hace 13 años esta guardia es la única mujer en Atestados de Tráfico de la Comandancia de Córdoba. Cuando llegas a un sitio hay que demostrar más que los hombres, porque a ellos se les supone un valor y a nosotras no. Todo ha sido pasito a pasito. Hasta en el uniforme. Había una compañera que entonces se quedó embarazada y tenía que atarse la falda con una cuerda. Sin embargo, luego yo, con las dos niñas (Fátima y Pilar, como la Patrona, e hijas también de un guardia) llevé unos pichis monísimos Es meticulosa hasta extremos insospechados. Aquí hay que hilar muy fino porque en un accidente están en juego muchas responsabilidades, dinero y secuelas grandes. Lo peor es, cuando no hay identificación, indagar entre los familiares. Eso, y que éstos se presenten en el lugar del accidente ¿Ha sufrido en carne propia un siniestro? Con mi coche particular, en el casco urbano, una señora se me cruzó. La mayoría de los accidentes son por distracciones. Habrá también exceso de velocidad, pero la gente se mata por poner un CD. Es cuestión de segundos Y ese tiempo fugaz es el que María Antonia debe atrapar cada día para explicárselo al juez. que eso podría significar perder la especialidad y no me arriesgo, tanto me gusta lo que hago. Un trabajo que consiste en labores de vigilancia de puntos estratégicos, prácticas con el robot y el resto del material y horas de oficina para elaborar informes; bueno, y estar pendientes del teléfono. Antes te obligaban a pasar por el País Vasco para la especialidad, pero cuando yo llegué ya no era así, aunque a mí no me importaría porque es experiencia ¿Qué cualidad hay que tener para dedicarse a esto? Un pelín de sangre fría, conocimiento exhaustivo y haber superado todas las valoraciones técnicas, psicológicas y prácticas. Y no ser conflictiva porque sabes que vas a jugarte la vida, la tuya y la del compañero. Somos equipos pequeños y hay que capear con todo ¿Miedo? Ese poquito que ayuda a calibrar lo que vas a hacer ¿Se siente un bicho un raro? No hay diferencias entre hombres y mujeres para nuestro trabajo. Las mujeres son necesarias en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que deben avanzar igual que el resto de la sociedad. Pero también le digo que ahí fuera hay mujeres que cobran menos por igual trabajo que un hombre y eso aquí jamás. La igualdad es absoluta ¿Estará orgulloso su padre? Como cualquier padre Gallega hasta la médula. Montse Homicidios y secuestros Ser guardia civil es un sentimiento. No lo puede explicar de otra manera esta guardia de 33 años, que pasó por el Ejército y saltó al Instituto Armado movida por una pasión tal que ha contagiado a su marido, ex empleado de una empresa de seguridad, que también porta triconio desde la penúltima promoción y ahora es guardia en prácticas. También es la ilusión de su infancia en Intxaurrondo, donde se crió, y la satisfacción de un padre, que la vio entrar en la academia y luego ya no la pudo ver salir. Hoy él vive en el entusiasmo de Montse. Y en el orgullo de una madre que sacó adelante una familia numerosa con el sueldo de un guardia. Lo mismo que ella, que no quiere ascender por miedo a perder su especialidad en el Grupo de Homicidios y Secuestros de la Unidad Central Operativa (UCO) con el inevitable cambio de destino que conllevaría. Me dolería verme volcada en otra cosa porque a lo que nos dedicamos es al fin más noble: no hay nada más injusto que quitarle la vida a alguien. Por eso las motivaciones para hacer mi trabajo son tan fuertes y no pesa echar horas, ni hacer trabajos pesados Pues (Pasa a la página siguiente) Begoña S. M. La única tédax Hija y hermana del Cuerpo. Nació hace 36 años en cuartel de Pontevedra y hoy vive en otro de La Coruña. Desde hace 10 es guardia civil. Desde hace 6, la única técnico en desactivación de explosivos del Instituto Armado. Dice con una humildad que pasma que su trabajo es como otro cualquiera. Hombre, requiere una preparación, como todo en la vida. Lo mismo que un conductor de autobuses, del que dependen muchas vidas. Al fin al cabo, peligro lo corremos todos. Lo que pasa en mi caso es que el nombre de la especialidad asusta un poquillo. En el equipo somos cuatro guardias y el jefe, que es subteniente. Pero no pienso en el ascenso por- MARÍA Servicio Cinológico Me hice guardia civil para luchar contra ETA