Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE de las grandes estrellas del cine. En agosto de 1939, cuando ya sonaban en Europa los tambores de la Segunda Guerra Mundial, Howard era uno de los actores más cotizados de Hollywood. Sin embargo, decidió abandonar su mansión americana y volver a Inglaterra. Una vez allí, el actor y los servicios secretos británicos entablaron una estrecha relación. Howard era un furibundo antinazi y una de las figuras del momento, por lo cual todo el apoyo que pudiera ofrecer a la causa aliada fue bienvenido. El gobierno británico puso a su servicio los medios necesarios para que a través de la radio y del cine diera ánimos a una población desmoralizada por los continuos ataques de la Luftwaffe. Entre las películas propagandísticas que dirigió e interpretó destacan El gran Mitchell sobre el famoso avión de caza Spitfire y donde aparece un jovencísimo David Niven, o Pimpinela Smith una adaptación de La Pimpinela Escarlata En 1943, Gran Bretaña necesita a Howard para una misión especial que tiene que realizar en la península Ibérica. Él ¿A qué vino verdaderamente a España días antes de que el avión en el que viajaba fuera derribado? El libro El vuelo de Ibis de José Rey- Ximena, intenta aclarar el misterio siempre fue reacio a esa visita. Quizás sus reticencias se debían a que, a pesar de la neutralidad de Portugal y la no beligerancia de España, los agentes alemanes campaban a su anchas por estos pagos. Además, Howard era un hombre supersticioso y que se guiaba por el instinto, y comentó en más de una ocasión a sus allegados que ese viaje no le daba buena espina. Sin embargo, la insistencia de Anthony Eden, secretario del Foreign Office, acabó por convencerle. Según Rey- Ximena, siempre se ha especulado con que, además de a las conferencias que pronunció, Howard venía a España con una clara misión propagandística de imagen para que nuestro país no se decantara por el eje Berlín- Roma. Después de más de quince años de investigaciones en diversos archivos documentales, yo tenía la impresión de que vino a España a algo más. (Pasa a la página siguiente) Siempre quedarán para el recuerdo sus actuaciones en Lo que el viento se llevó o La Pimpinela escarlata Pero será difícil saber algún día si el actor llegó a ser un agente de los servicios secretos británicos o sólo una figura propagandística