Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 8 08 OPINIÓN sido Joan Saura, epítome del neocomunismo patrimonial, entelequia de la política catalana que sonríe como Mr. Chance y actúa como un cobrador de morosos en un remake de la Alemania Oriental. Para permanecer en el tripartito de Montilla, Saura es capaz de los sacrificios más dolientes, como pintar de verde la bandera roja. Sócrates de supermercado V Joan Saura: la política siempre exige sacrificios y presencia de ánimo JOB VERMEULEN LA SEMANA EN UN BLOC Tiananmen a la fashion China l medallero olímpico chino aparece bien nutrido y todavía faltan días. Los disidentes están de vacaciones obligadas a cuenta de la seguridad del Estado. China: esa es la gran paradoja que principia el nuevo siglo. En coincidencia con días olímpicos y de fashion china, muere Hua Guofeng, el olvidado sucesor de Mao. Desde los ochenta, vivía en la periferia del eclipse. La nación milenaria pasó por la represión de Tiananmen, cayó el muro de Berlín, el mundo se ha globalizado. En el poder Hua Guofeng duró poco porque ahí estaba el moderado Den XiaoPing para ponerse al frente e iniciar una de las evoluciones más extrañas y masivas de todos los tiempos. En poco más de dos décadas, millones de chinos han dejado de ser pobres gracias a ese capitalismo sui generis carente de Estado de Derecho. A este ritmo, Hua Guofeng solo era un fósil. Su mérito fue liquidar aquella criminal Banda de los Cuatro encabezada por la viuda de Mao, tan venerada por distinguidos escritores españoles. Pequeñeces: un contrato petrolífero entre Irak y China, esbozado en tiempos de Saddam Hussein, puede- -según The New York Times -concretarse uno de estos días. las cosas tan bien hechas que solo pueden ser un instrumento esplendoroso de la vida, un recomenzar del mundo. Duerme en los hoteles el hombre- masa en la penúltima digestión de sus salsas de tomate encapsuladas, sus cervezas y el bronceado fulminante. Tarda todo un poco en desperezarse y es el momento para la primera zambullida, ese olor tan cuerdo y humano a pan tostado, la partida de los veleros hacia otra cala, el trajín del hombre que arrastra tumbonas por la arena y las despliega. En una hora, la marabunta. E arón, con aspecto de galán maduro de Cinecittá anda dándole al carrito metálico, seleccionando víveres, mientras habla por el móvil: Tendrías que entenderlo, cariño. Una cosa es lo que piensas y otra lo que haces. Bueno, sí claro, también pueden coincidir. Es o no es, pero no sería lo mismo. Te lo aseguro pero, en fin, te dije que sí y ahora es que no, corazón. Te voy ha hacer un cuscús que te mueres. No, esta noche no puedo. ¿Cómo quieres que lo sepa? Fíjate lo que te digo. Solo sé que no sé nada. ¿Te das cuenta? Más te diré. Una cosa es lo que uno piensa, otra distinta lo que hace y otra lo que dice. Pero, sí, que sí, pueden coincidir. No, eso no, el cóctel de gambas ya no se sirve ni en las bodas de pueblo Menos turistas a hostelería ya ha detectado su porción obligada de crisis. En julio vinieron menos turistas extranjeros. El petróleo está subiendo un 5 por ciento. Hasta la escalofriante catástrofe del MD- 82 de Spanair, la crisis económica era el monotema del verano y seguirá siéndolo con la rentrée otoñal. Suben los precios, el déficit comercial se desmelena. Incierto contexto de la eurozona. En las cenas de verano, alguien suele decir que nada será ya lo mismo. Los ciclos económicos no son lo que eran pero en el ADN de la supervivencia llevamos grabada la secuencia vacas gordas y vacas flacas. Adaptarse o perecer. El gobierno de Zapatero lleva un tiempo excesivo poniéndose de perfil, sin encarar las cosas. No es que la monotonía intrínseca de Solbes no pueda generar algún tipo de confianza: el problema está en la facilidad con que Zapatero aparenta decir algo sin decir nada. No es casual que el factor económico haya puesto a McCain por delante de Obama en las encuestas aunque, hasta las convenciones, la campaña presidencial no comenzará de verdad. Las verbenas, en general, van teniendo éxito. pvpuig abc. es L VALENTÍ PUIG Exilio y añoranza E l general Pervez Musharraf deja la presidencia paquistaní antes de que el proceso institucional iniciado por sus críticos y enemigos se le lleve por delante. Solo le queda el exilio. Es postulable que no habrán pasado unos segundos entre que salga de Pakistán y haya ciudadanos que le añoren. El bueno de Saura a participación tan pintoresca de ICV en el desmarque parlamentario de Zapatero será uno de las escenas de vodevil más notables de la legislatura. Por otra parte, ya se detectan los buenos resultados de la estrategia parlamentaria urdida por Rajoy con su nuevo equipo. Forzar la intervención entre bastidores de la vicepresidenta Fernández de la Vega es un dato. Su sparring ha L Izar velas D e buena mañana, el Mediterráneo tiene esa quietud de