Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE El paso del tiempo no ha hecho mella en las canciones del autor de Te recuerdo Amanda AP Música y memoria La presión chilena y de la comunidad internacional ha logrado que se reabra el caso del general Augusto Pinochet en septiembre de 1973 POR IGNACIO ARANA ARAYA cortándole el cabello con un cortauñas. Pero no fue posible. Al tercer día, Jara inició su último poema: Canto, que mal me sales, cuando tengo que cantar, espanto Al cuarto día, fue asesinado con 44 balazos en el subterráneo del recinto. Según la investigación judicial, Jara fue brutalmente golpeado y torturado y sus manos sufrieron golpes de culata de fusiles, que las dejó reducidas a una sola llaga El abogado Caucoto nos reconoció limitaciones para llegar a la verdad. Una gran dificultad para este proceso son los años que han pasado, porque es más difícil reconstruir la historia. La otra es la nula colaboración del Ejército y demás instituciones presentes con interrogadores en el Estadio Chile para entregar información relevante. Además de los testigos potenciales- -continúa el abogado querellante- sólo tenemos 50 testimonios, a pesar de que los llamamientos que se han hecho para recabar información han sido exitosos Caucoto asegura que está recibiendo la colaboración del ministerio de Defensa. Pero hasta ahora el único procesado ha sido el ex teniente coronel del Ejército, Mario Manríquez Bravo, quien en 1973 estuvo a cargo del recinto deportivo por donde pasaron unos 5.000 presos políticos. Actualmente, la principal pesquisa consiste en identificar a El Príncipe el oficial que habría dirigido las torturas aplicadas a Jara. De aspecto germánico y hablar fuerte, amenazaba con usar unas potentes metralletas, conocidas como las sierras de Hitler ante cualquier problema. Algunos testigos le identifican con el ex brigadier Miguel Krasnoff, mientras otros apuntan al ex teniente Edwin Dimter. Aunque el juez estableció que no hay pruebas decisivas, Caucoto asegura tener antecedentes que prueban la identidad de El Príncipe La directora de la Fundación Víctor Jara añade que no se han esclarecido los últimos minutos del cantautor, de quien se dice le cortaron las manos (es falso) y que fue obligado a cantar hasta morir lo que, según algunos testimonios, habría hecho con valentía. Hay mucha especulación, pero al horror no es necesario agregarle más concluye König. El legado de Jara se niega a desaparecer. A la pequeña victoria judicial de mantener abierto su caso, se suma la que revirtió la decisión de la municipalidad de Santiago que pretendía clausurar el Galpón Víctor Jara- -un espacio cultural dedicado a los jóvenes- -por considerarlo un lugar de peligrosidad A la caza de El Príncipe Víctor Jara se niega a callar cantautor Víctor Jara, torturado y asesinado en las primeras jornadas de horror durante el golpe del a música y el recuerdo del cantautor chileno Víctor Jara siguen vivos. Además de su dramática muerte y el profundo compromiso social que desarrollo durante su vida, su música y canciones siguen vigentes. El paso del tiempo no ha hecho mella en muchas de sus composiciones, dotadas de un gran lirismo y fuerza emotiva. Tras recibir un chaparrón de críticas nacionales e internacionales, el juez de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan Eduardo Fuentes, se retractó de su decisión del 15 de mayo de cerrar la investigación por el homicidio de Jara sin identificar al autor material del hecho. El 3 de junio, Fuentes decidió reabrir el caso al acceder a la petición del abogado que- L rellante, Nelson Caucoto, quien pidió 40 nuevas diligencias. El 15 de mayo recibimos con indignación y pena esa decisión judicial fuera de contexto dice a ABC la directora de la Fundación Víctor Jara, Gloria König. Establecimos una política de presión a través de los medios y en general de la comunidad nacional e internacional, y dio resultados El compositor- -y reconocido director teatral- -murió en el entonces Estadio Chile de Santiago (hoy lleva su nombre) el 16 de septiembre de 1973, sólo cinco días después de que las Fuerzas Armadas encabezadas por el general Augusto Pinochet dieran un golpe de Estado contra el presidente socialista Salvador Allende. Canto y espanto El autor de canciones como Te recuerdo Amanda fue apresado el día siguiente al golpe en la ex Universidad Técnica del Estado, donde era catedrático. Su fama hizo que los represores se ensañaran con él como si fuese un trofeo. A este miserable me lo traen para acá ordenó un oficial momentos después de que Jara llegara al Estadio Chile. Según testigos, el artista recibió una paliza. Las torturas y humillaciones se repitieron durante cuatro días, a pesar de que otros detenidos intentaron cambiar la imagen de Jara Actualmente, la principal pesquisa consiste en identificar a El Príncipe un oficial de aspecto germánico que habría dirigido las torturas a Jara en el Estadio Chile