Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 8 08 VIAJES Lamentablemente, Santiago no tiene memorial. ¿Cuántos pilotos han muerto desde 1907? -le pregunto- Unos 250 ¡Pero eso es un disparate! -exclamo- Paul se encoge de hombros y contesta con cierto fatalismo: No, esto es la Isla de Man El domingo hay excursión de motos antiguas. Los conductores son gente mayor que viste cuero negro y adora sus viejos cacharros. Hay muchas Triumph, Velocettes y alguna Norton. Joe me hará de guía. 69 años y buen aspecto, aunque le faltan unos cuantos dientes. Una característica muy común entre los isleños. Joe me cuenta que hoy los manx son minoría. El resto son inmigrantes ingleses, escoceses, galeses e irlandeses que trabajan en la industria bancaria. Quizá consigan que un día se prohíban las carreras. No las han vivido desde niños y para ellos son sólo una molestia que paraliza la isla durante una semana. Joe me lleva por carreteras secundarias, estrechas y con magníficas vistas sobre los prados verdes. El sol resplandece y todo brilla bajo su luz. En los bordes brotan brezos, árboles, arbustos y matorrales. Todos pugnan por engullir el asfalto. La Velocette no es muy potente, pero en los descensos vuela a 100 por hora, una velocidad de vértigo para estas curvas. Joe las coge con una destreza que me admira. En la playa de Ramsey hay uno de esos típicos pasadizos de madera que se meten en el mar. El paseo marítimo está plagado de chalets y apartamentos de veraneo. Al final, en una terraza soleada, están los veteranos tomando té y hablando de los viejos buenos tiempos. Me despido de ellos y regreso a Douglas por la montaña. El domingo aun hay más motos haciendo curvas. Embarco y viajamos dulcemente por una mar en completa calma. Me siento en cubierta mientras el sol calienta mi piel. Escribo en una libreta. Es una sensación extraña haber visitado un lugar donde las motocicletas no son tenidas por artefactos del diablo, donde no hay un maldito quitamiedos y donde los moteros se saludan cortésmente con un movimiento de cabeza. Quizá toda esta peligrosa y antigua magia de curvas y baches acabará siendo extinguida por una sociedad moderna, asustada e histérica, pero ahora sé que mientras sobrevivan las carreras en la Isla de Man, sobrevivirá el recuerdo de los humildes pilotos que como Santiago Herrero escribieron con su propia vida la tremenda y gran leyenda del Tourist Trophy. Pruebas clásicas Una parada para contemplar el mar en el paseo marítimo de Ramsey y comentar el próximo encuentro del 25 de agosto Riesgo y deporte En moto por la Isla de Man (Viene de la página anterior) 0 Km 10 do de Santiago Herrero. Se le ilumina la cara. Lo conoció cuando tenía trece años. Ese año murieron cinco más ¿Cómo fue? Poco antes de Kirk Michael hay una curva de derecha seguida de otra de izquierda totalmente ciega. Santiago colisionó con otro piloto que circulaba más despacio Paul, mi nuevo amigo me cuenta que está escribiendo un libro sobre los noventa memoriales que hay diseminados por el circuito. Para tener uno hay que hacer una donación de unas 300 libras. MAR DE IRLANDA Andreas Ramsey Michael Peel ISLA DE MAN Laxey St. John s Douglas Castletown Port St. Mary 0 IRLANDA DEL NORTE IRLANDA GALES ESCOCIA 200 Km Desde 1907 han muerto unos 250 pilotos en estos circuitos. Es un disparate. Pero Paul se encoge de hombros y con cierto fatalismo dice: No, esto es la Isla de Man N Londres OCÉANO ATLÁNTICO Un rincón de Douglas, capital de la Isla de Man ABC