Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 8 08 VIAJES China eterna Para muchos, la China más auténtica está en estas dos urbes de larga historia, pero que seguramente no serían lo que son sin el Gran Canal, una construcción comparable a la Gran Muralla TEXTO: FERNANDO PASTRANO FOTOS: PILAR ARCOS Hangzhou y Suzhou: dos ciudades, un canal ice un proverbio chino que En el Cielo está el Paraíso y en la Tierra, Suzhou y Hangzhou Puede que sea una sentencia exagerada, pero de lo que no hay duda es de que el turista, después de visitar Pekín o Shanghai, se queda boquiabierto ante tanta belleza genuinamente china. Para muchos, la China más china, la China eterna, está aquí. D Uno de los pabellones de la mansión de Hu Xueyan en Hangzhou Las dos ciudades tienen una larga trayectoria, historias milenarias, pero seguramente no serían lo que son sin un tercer elemento: el Gran Canal, que las une y las proyecta. Con sus 1.794 kilómetros de longitud, es el canal artificial más largo y antiguo del mundo. Empezó a construirse en el siglo V A. C. por orden del emperador Yang Guang de la dinastía Sui y, como une las ciudades de Pekín (Beijing) y Hangzhou, los chinos lo conocen como el canal Jing- Hang. En un principio su utilidad era exclusivamente la de abastecer de agua a ciudades de secano del norte, pero con el tiempo se convirtió en una vía de comunicación de primer orden por la que han circulado mercancías y tributos. Durante las dinastías Ming (1368- 1644) y Qing (1644- 1911) era la ruta utilizada normalmente por el emperador para inspeccionar sus dominios. El Gran Canal mantuvo su actividad hasta el siglo XIX cuando fue reemplazado por carreteras y caminos terrestres. En su día dio origen a 30 nuevas ciudades en sus inmediaciones y supuso el despegue definitivo de otras, especialmente de Hangzhou y Suzhou. Hoy, aunque todavía atraviesa 18 grandes urbes y comunica entre sí a 5 grandes ríos (entre ellos el Yangtsé y el Amarillo) ha perdido importancia, sobre todo en la parte norte donde existen muchos tramos cegados o innavegables. No así en el sur, donde se explota turísticamente, poniendo de relieve que se trata de uno de los grandes proyectos arquitectónicos de la antigua China, sólo comparable a la Gran Muralla. Por eso el Gran Canal aparece cada año en la lista de aspirantes a ingresar en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Entre Suzhou y Hangzhou fun- cionan ya los cruceros de placer y han surgido nuevos proyectos para acabar con los problemas de salubridad, e incluso se está sometiendo a discusión la posibilidad de construir un nuevo canal paralelo al antiguo, por su lado este, y acondicionar el histórico con fines turísticos. Gracias al Gran Canal, Hangzhou Hang barco, zhou ciudad. Es decir, ciudad sólo accesible por barco tuvo un importante desarrollo durante la dinastía Song del Sur (1127- 1279) de la que fue su capital. Llegó a tener una población de 1,24 millones de habitantes, lo que la situó en su momento entre las diez ciudades más grandes del mundo, y su puerto fluvial entre los tres más concurridos de China.