Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Un señor llamado Zarzalejos e las pocas cosas de las que puedo preciarme, como persona que trata de conducirse íntegramente por el maleado mundo, es de ser fiel a la buena gente, a la gente honrada. Uno va eligiendo a sus amigos- -o sus amigos le eligen a uno- -como familia reconocida por afinidades y afectos, más allá de las vinculaciones del nombre o los genes. No es un secreto que José Antonio Zarzalejos, que fuera dos veces director de ABC, es amigo mío, o yo suyo, y no es por casualidad. Entre las personas que tengo el privilegio de contar como cercanas, es de las que más rápidas entraron en mi corazón por el respeto que siempre he tenido al valor, a la inteligencia, a la profesionalidad, a la lealtad y a la coherencia, atributos tan difíciles de encontrar por separado, mucho más reunidos en una sola persona. Todo esto encarna mi amigo Zarzalejos, que ha demostrado una solvencia impecable en su trayectoria como periodista, que se enfrentó con valentía a las extorsiones y persecuciones de ETA- -asunto como para no tomarse a broma- -y que, desde ABC, ha sufrido con señorío una de las campañas más feroces desde un medio de comunicación con entereza y verdad. Zarzalejos no se defendía a sí mismo cuando desde ABC se demandó al periodista y a su cadena por competencia desleal, después de soportar comentarios tan atentatorios para los familiares fundadores de la cabecera como: ¡Qué final para los Luca de Tena y para Vocento, qué final de fiesta, que vergüenza más grande llegando a asegurar que él iba a conseguir que cerraran ABC. Luego la deriva verborrágica de Losantos convirtió a Zarzalejos en centro de todos sus desmanes e insultos, que atentaron contra su buen nombre D y el de su familia. Tiene razón el clásico al decir que cuando los dioses quieren perder a un hombre primero lo ciegan El señor Federico Jiménez Losantos está cegado de soberbia y malas artes. Así lo ha ratificado con su sentencia el Juzgado de Primera Instancia número 69 de Madrid, que le ha condenado a indemnizar con 100.000 euros- -la más alta de las indemnizaciones hasta el momento a un periodista a este respecto- -al ex director de ABC José Antonio Zarzalejos por los daños morales que pudieron causarle los insultos y afirmaciones injuriosas- -así que ya le podemos llamar a Losantos el Injuriador -que el periodista vertió contra él desde su programa radiofónico. La resolución le condena igualmente a abstenerse en lo sucesivo de realizar actos que comporten una intromisión ilegítima en el derecho al honor de Zarzalejos, así como a publicar a su costa el fallo de esta sentencia mediante anuncios en los diarios El País El Mundo y ABC y a leerlo literalmente en su programa en tres franjas horarias diferentes. La fiscal María Gómez Galindo apoyó en el juicio que el periodista indemnizase al ex director del diario ABC con 600.000 euros por los daños morales que, a su juicio, pudo causarle durante los casi dos años en los que se dirigió a él con afirmaciones injuriosas e innecesarias de evidente contenido insultante y vejatorio En la demanda se asegura que no ha habido parcela de la vida del señor Zarzalejos que haya respetado Losantos: ni su nombre, con el que ha jugado a hacer motes, ni su familia, ni su aspecto físico, ni su origen, ni sus cualidades morales Como he dicho, Zarzalejos es mi amigo. Un amigo al que admiro y respeto pero, aunque no lo fuera, me pondría siempre de parte de alguien que es leal incluso a sus adversarios y que defiende la decencia y la verdad, razón por la que esto es también un acto de justicia más aún cuando el derecho más sagrado del honor de un hombre es el de su apellido y familia. La sentencia ha dejado claro que el insulto, la difamación y la calumnia no puede parapetarse en la libertad de expresión que se convertiría así en libertad de difamación. Las cosas pues, quedan en su sitio: José Antonio Zarzalejos en la impoluta silla de profesional serio y riguroso, como un señor que es y siempre ha sido y, Federico Jiménez Losantos, como una caricatura de sí mismo, condenado por faltón, injuriador y por sus comentarios calumniosos. Debiera conocer mejor, trabajando en la COPE, aquella aseveración bíblica de que quien siembra tormentas recoge tempestades Le toca recoger. LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS Economía La huida E n los prolegómenos de la crisis, los ciudadanos asisten a una representación de diversos géneros teatrales y cinematográficos. En términos de tragicomedia es posible definir el inicio del diálogo social por parte de esos singulares tres Jinetes del Apocalípsis del empleo, los Sres. Díaz Ferrán, Méndez y Fidalgo. El líder de la patronal y los de los sindicatos han decidido que el mercado de trabajo no necesita reformas estructurales porque, agárrense, el origen del fin de la crisis no es de naturaleza laboral. ¡Qué se lo digan a los 621.000 españoles que han perdido su empleo en los últimos doce meses y al más de un millón que los seguirá de aquí a finales de 2009! La prueba del nueve del buen funcionamiento de las instituciones laborales es su capacidad de adaptarse con flexibilidad a las fluctuaciones económicas destruyendo el menor número posible de puestos de trabajo. En cualquier economía, el nivel de paro es directamente proporcional a la rigidez o a la flexibilidad del marco de relaciones laborales. El español es el más rígido de toda la OCDE. Esto explica que el desempleo se mantenga alto en los auges y se dispare en las depresiones. En el terreno del esperpento cabe calificar las recomendaciones formuladas por el Sr. Sebastián para fomentar el ahorro energético. Sin duda prescindir de la corbata y otras genialidades de ese estilo ayudarán de manera decisiva a reducir el consumo de energía. Para qué ha de molestarse el gobierno en pensar en medidas tan poco originales como la necesidad de levantar de una vez por todas la ridícula moratoria nuclear impuesta por el PSOE a comienzos de los ochenta y liberalizar los precios para regular y ra- cionalizar la demanda cuando es posible resolver el problema energético convirtiendo el país en un campamento de boy scouts. Es verdad que el Ministro de Industria ha abierto de nuevo el debate nuclear pero con debates, como con el diálogo social, no se resuelven los problemas. En su Informe de Estabilidad Financiera, el FMI, por boca del Sr. Caruana ha señalado que la crisis financiera no ha terminado. Las pérdidas reconocidas se elevan a unos 400.000 millones de dólares y es probable que alcancen o sobrepasen el billón en los próximos meses. El sistema financiero español es solvente etc. pero también lo era en la crisis de 1977- 1983. Entonces sólo se vio afectado de insolvencia el 20 y eso costó un 17 del PIB. Como ha recordado el profesor de Harvard Kenneth Rogoff, todos los cataclismos bancarios han ido precedidos por un boom crediticio por un espectacular incremento del precio de los activos, por una fuerte acumulación de deuda y por un abultado déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente. Aunque la historia no tiene por qué repetirse, hay que estar, sobre todo el Banco de España, vigilantes. En Doha fracasaron las negociaciones para liberalizar la agricultura mundial. Es increíble que una modalidad de proteccionismo tan negativa y considerada irracional e injusta por todos los estados, por no decir por el grueso de los economistas, no logre ser desmantelada. La ironía es que los consumidores pobres de los países prósperos seguirán forzados a pagar un precio exorbitante por los alimentos sin que se permita a los productores de los países subdesarrollados vendérselos más baratos. Eso sí, una exigua minoría de granjeros millonarios vivirá muy bien a costa de ambos. Como siempre, la protección y no el libre comercio favorece a los ricos a costa de los pobres. En medio de una nueva catarata de malos datos (nuevo desplome de la venta de pisos, colapso del crédito hipotecario, hundimiento de las ventas al por menor etc) el Banco de España anunció que la economía española creció el 0,1 en el segundo trimestre del año, el 1,8 en términos interanuales. Vamos a una recesión para 2009 y es seguro que los dos últimos trimestres de 2008 cerrarán con tasas de crecimiento negativas. Para eliminar cualquier duda sobre la inevitabilidad de una fase recesiva basta recordar la declaración realizada por Solbes esta semana: No vemos recesión Ante este panorama, carretera y manta: los españolitos huyen hacia las playas, pensando en que quizá sea su último veraneo.