Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE gran éxodo interno de población, que ha forzado la creación de campos de desplazados chadianos junto a los de refugiados sudaneses que ya existían en varias poblaciones del este del país, junto a la frontera con la región sudanesa de Darfur. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) Oxfam, Médicos Sin Fronteras y otras ONG intentan hacerse cargo de los campos, pero a menudo se ven forzados también a abandonar y a dejar a miles de personas sin asistencia tras ser víctimas de constantes ataques y robos por parte de bandidos, rebeldes y militares. La ONU alerta a la comunidad internacional de un posible genocidio en el este de Chad similar al de Ruanda. Y, desde la ONU, Francia encabeza una movilización internacional a la que se han sumado Irlanda, Polonia, Rumanía, Austria, Suecia y España, que contribuyen con tropas y otros medios a la misión de la Unión Europea en Chad (EUFOR) bajo paraguas de la ONU. El teórico objetivo de la misión es proteger los campos de refugiados y desplazados del este del país, pero su resistencia a establecer bases en la frontera desde las que patrullar y proteger los campos permite que el bandidaje y la violencia sigan su curso. Un soldado de EUFOR, en el cuartel general de Yamena Soldados chadianos custodian el Escuadrón Blindado Una labor sólo logística decir que el conflicto de Chad es una prolongación del de Darfur. Aunque yo me atrevería a puntualizar que Darfur no ha sido más que un detonante para los múltiples problemas que se han ido acumulando en Chad después de que en 1960 dejase de ser colonia francesa. La violencia entre Chad, Sudán y la República Centro Africana ha ido en aumento en el último año, sobre todo después de que Chad declarase en febrero el estado de emergencia tras el ataque a la capital, Yamena, de un grupo de rebeldes. Una gran parte de la violencia es atribuida a los grupos armados de los yanyauids árabes, bien armados, a caballo, que, como en Darfur, saquean e incendian aldeas de población africana. Yanyauids se les llama, aunque también podrían ser considerados simplemente bandidos en una tierra sin ley. Esta violencia ha generado un EUFOR se limita a observar. El 70 por ciento de sus tropas llevan a cabo una labor sólo logística, y el resto permanecen acuarteladas en lugar de defender los campos de refugiados de las violentas bandas que los amenazan. ¿Por qué la mayoría de países de la UE se niega a ir más allá y evita meterse en líos en ese país sometido a un régimen dictatorial avalado y apoyado por Francia? Hay quienes aseguran que la misión de EUFOR- -de sólo 12 meses de duración- -no es más que una maniobra política a mayor beneficio de Francia, antigua potencia colonial. Otros, sencillamente, creen que muy poco pueden hacer 3.700 soldados acuartelados en Yamena y Abeché ante el complejo conflicto de Darfur. España, que está en Chad desde febrero de este año, se encarga del transporte de mercancías y personal de EUFOR desde Yamena a Abéché, para lo que ha enviado dos aviones Casa- 295 del Ejército del aire y 62 hombres. Un caos ante el que uno se siente inevitablemente pesimista. Aunque siempre queda la satisfacción de comprobar la dedicación con que cooperantes de MSF y otras ONG están allí: dándolo todo a cambio de muy poco, en situaciones a veces surrealistas, expuestos a inseguridad, enfermedades e infinita desolación. Un niño se dispone a labrar las tierras en un campo de desplazados Un niño desnutrido es tratado por Médicos Sin Fronteras en un campo de desplazados