Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE Todos los motores llevan caja manual de cinco velocidades y, como este modelo no deja de ser el aperitivo juvenil del Ibiza, el año que viene se podrá optar por la exclusiva transmisión DSG de cambio robotizado de doble embrague con siete relaciones, que presumiblemente estará disponible en las versiones de verdad deportivas, tipo FR o Cupra, que también se esperan para el 2009. Durante la prueba dinámica probé la versión 1.6 de 105 CV Sin que el comportamiento fuera malo, reconozco que las capacidades deportivas son menos detectables que las visuales. El propulsor de 105 CV funciona muy bien con ritmo de marcha, una vez que está lanzado, pero se queda algo colgado cuando hay necesidad de una mayor potencia. La rumorosidad del motor es alta, principalmente, en circuito urbano. Un punto que hay que tener muy en cuenta es valorar el uso al que va a ser destinado el coche, ya que, si se necesitan las plazas traseras, deberíamos pensar en adquirir el cinco puertas, porque los asientos traseros se quedan muy justos para un pasajero de talla media y muy incómodas para los de talla alta. El puesto de conducción es cómodo y todos los mandos son intuitivos y están al alcance de la mano. Una opción realmente interesante es que por tan solo 50 euros más, podemos montar la preinstalación del navegador sobre la consola central, que aunque tienes que ceder y adquirir una marca en concreto, no es de mala calidad y evitas tener que acoplar el navegador en la luna, con los problemas que conlleva. Con la carrocería SC, el comprador tendrá la posibilidad de elección entre dos tipos de suspensiones, Confort o Sport, en todos los acabados. El sobrecoste para la suspensión deportiva será de 100 euros en las versiones básicas y sin coste adicional para las versiones más equipadas. Gilera GP 800 Mucho más que un scooter Un modelo que rompe los esquemas sobre lo que pensamos que es un scooter. Anda como una moto convencional y es una buena opción para hacer turismo POR JM PÉREZ LAGO sta es otra moto que tenía muchas ganas de probar. Había oído de ella que era un avión pero tenía que experimentarlo por mí mismo. Sobre el papel los números son más de moto que de scooter; 839 c. c. motor twin en V y 75 CV este Gilera GP 800 está dise, ñado para no tener rival en su segmento. El motor es el mismo de la Aprilia Mana, pero sin la posibilidad de cambiar de marcha manualmente, con un tacto de acelerador que sorprende, coge muy suave desde abajo y luego permite grandes aceleraciones, sin brusquedades que descoloquen cuando giras entre los coches o cuando el asfalto está deslizante y tiene un conseguido efecto de retención al cortar gas. Sorprendentemente en un scooter, la transmisión secundaria es por cadena. El chasis es un doble cuna de acero que abraza el motor, con un robusto basculante en aluminio anclado al chasis, y un solo amortiguador progresivo colocado en un lateral. La horquilla es con- E vencional, con barras de 41 milímetros y un buen equipo de frenos Brembo serie Oro. El comportamiento es muy de moto y permite inclinaciones de hasta 45 grados. La carrocería lo cubre todo y sólo permite ver el basculante, con un asiento amplio y cómodo con un pequeño respaldo para el piloto. De serie monta una pantalla regulable eléctricamente que proMotor: Bicilíndrico en V a 90 4 T 839,9 c. c. Potencia: 75 CV a 7.250 rpm Par: 76,4 Nm a 5.750 rpm Refrigeración: Líquida Alimentación: Inyección electrónica Embrague: Centrífugo Cambio: Variador automático Transmisión secundaria: Por cadena Frenos: Discos 300 mm- trasero 280 mm Ruedas: 120 70 16- 160 60 15 Altura asiento: 780 mm. Depósito gasolina: 18,5 litros Peso en seco: 245 kg Precio: 8.600 euros tege bien al piloto, aunque al final siempre la llevas arriba del todo. No tiene muchos espacios de carga, sólo bajo el asiento, donde cabe un casco integral. Lo cierto es que cuando ruedas con ella te rompe los esquemas, cuesta acostumbrarse a que un scooter ande tanto y hay que estar atento porque llegas a las curvas con más velocidad de la que pensabas. También hay que tener cuidado al moverla en parado, ahí si que se notan los kilos y es fácil que se te venza hacia un lado. Es un placer comprobar cómo acelera, tanto desde parado como en marcha a la hora de adelantar. Yo la consideraría como una buena opción como moto de turismo, realmente cómoda, y te olvidas del cambio, sólo acelerar y frenar. En carretera se desenvuelve de maravilla y con ella puedes ir sin problema de ruta con los amigos, tengan la moto que tengan, además monta un buen depósito de gasolina y, como es poco bebedora tiene una gran autonomía. Velocidad tampoco le falta, pues es capaz de alcanzar los 200 km h. En ciudad es un poco más torpe, no se puede tener todo, es grande y pesada y no es amiga de serpentear entre los coches, necesita espacio para girar, aunque luego nadie te ganará saliendo del semáforo. jmperez abc. es