Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Málaga y la Poesía Visual or iniciativa del ISEL, Instituto Superior de economía Local de la Diputación de Málaga, bajo la presidencia de Salvador Pendón, se está exponiendo en las salas del Ateneo de dicha ciudad una interesante muestra bajo el título Surrealismo y Poesía Visual que fuera inaugurada por el Diputado de Hacienda, Cristobal Bonilla Badía y el Presidente del Ateneo de Málaga, Antonio Morales Lázaro. La exposición, coordinada por el creador Michelo Toro, está integrada por autores contemporáneos que han hecho su lectura de esta corriente tan enraizada en los presupuestos teóricos de André Bretón, y su Manifiesto Surrealista y que tuvo un ingente número de seguidores, del que Man Ray es el más conocido, y, sobre todo, seguidoras, abanderadas de la fotografía, influidas por todo tipo de vanguardias entre las que destacan Claude Cahun y Dora Maar, o Lee Miller. Una de las actividades más interesantes que ha generado esta muestra es una serie de conferencias que ha organizadas alrededor del título de la muestra el pintor y escultor Antonio Suárez Chamorro, responsable de Artes Plásticas y Salas del Ateneo de Málaga. Entre los ponentes, el artista Carlos Canal, la Abogada de Vegap, Belén Álvarez, el conservador de museos Sergio Fernández Reche, y Julio Neira, director del Centro Cultural Generación del 27, entre otros. La vinculación de Málaga con el surrealismo es clara, tanto desde la perspectiva de la pintura- -con Picasso que participó de ella y tomó elementos que luego evolucionarían hacia otros postulados- como desde la poesía, con autores como Vicente Aleixandre, que llamaría a Málaga la ciudad del Paraíso Emilio P Prados o Manuel Altolaguirre. Tras décadas de estériles estancamientos poéticos en nuestro país, más relacionados con los grupos de poder y ciertos sectarismos atávicos alrededor de ciertos Popes de las Letras ya en retirada, las nuevas búsquedas estéticas han llevado la mirada hacia afuera, hacia lo que ocurre en el decurso del debate estético en el ámbito internacional, espoleados por el hartazgo de corrientes poéticas ya anquilosadas y aferradas a poderes poco líricos, y en la búsqueda de otras formas de expresión con las que canalizar las inquietudes de nuestros días. Los más jóvenes se han convertido en estandartes de esta búsqueda cosmopolita, tan relacionada con la revolución tecnológica y la globalización que han posibilitado internet y otros soportes virtuales lejanos a los tradicionales para la poesía, en los que la llamada poesía Visual ha cobrado gran protagonismo. De todo ello se han nutrido algunos de los creadores más vinculados al videoarte o la poética visual, como Óscar Martín Centeno, creador del Grupo Artístico 8, especialistas en conciertos de poesía visual, o la gallega Yolanda Castaño. Aseguró Valery, que también fue un adelantado en este tipo de poesía, en lo que él llamaba criptografía erótica y que recogió en un librito que tituló Pensamientos del Alba ahora publicado en Galaxia Gutenberg, que nada cambia en el mundo literario salvo las vanguardias forma epatante de recelar de lo llamado más avanzado o trasgresor, con la que estoy absolutamente de acuerdo. No le falta razón al francés, que traspone aquello del No hay nada nuevo bajo el sol del Eclesiastés. Quien más y mejor ha estudiado el tema en nuestro país, desde sus orígenes mágicos, relacionados con el culto a Hermes y el hermetismo, pasando por la literatura grecolatina y la Edad Media hasta nuestros días, es Rafael de Cózar Sievert, profesor de la Universidad de Sevilla. Actualmente en España existen ya varias antologías en las que se expone la obra de muchos poetas visuales. La más reciente, si la velocidad de los tiempos no me confunde, es la aparecida en Calambur con el título Poesía Visual Española. (Antología Incompleta) a cargo de Alfonso López Gradolí, que recoge autores nacidos entre los cuarenta y principio de los sesenta, pioneros de esta tendencia, que va sobre todo del poema collage al cuadro poético, el caligrama y técnicas mixtas en los territorios intermedios de la poesía, la pintura, el dibujo, el grabado y la plástica. Una propuesta distinta en estas calores estivales, ligeras de ropa y contenidos. LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS Economía La vida sigue igual n una comedia de Noel Coward, ambientada en la crisis de los años treinta, Lord Abermale y un político conservador conversan mientras beben un jerez. Con ese paternalismo típico de la vieja aristocracia tory, el Lord se lamenta del brutal aumento del paro y de la triste suerte de los desempleados. El estadista le responde sin inmutarse: Que no hubiesen votado laborista y no se preocupe. Ellos y no nosotros son las principales víctimas de la pésima gestión del gobierno Algo parecido podría decirse a los 621.000 ciudadanos catapultados al paro en el último año y a los muchos más que correrán idéntica suerte en los próximos trimestres. Con la economía en caída libre y con uno de los mercados laborales más rígidos de la OCDE, España se va a transformar en una forja de parados. Como decía Michael Poniatovski, aquel ministro de Giscard: Los socialistas quieren tanto a los parados que los fabrican A finales de año, el desempleo afectará, ya lo verán, a unos tres millones de individuos y es probable que supere los cuatro en 2009. Ante este panorama... ¡Albricias! El gobierno por fin ha revisado a la baja sus previsiones económicas para 2008 y 2009. Solbes ha proclamado con honda preocupación que jamás ha visto una crisis de esta dimensión y complejidad. Ha tardado casi un año en ver lo evidente y todo indica que perderá otro en tomar medidas para enfrentarla si uno considera que el vicepresidente es capaz de pasar del éxtasis a hacer algo para combatirla. Con solemnidad, el vicepresidente se ha mostrado contrario a tomar acciones específicas para combatir la desaceleración Como en Kagemusha la gran película de Kuro- E sawa, Solbes permanece inmóvil. El bueno de don Pedro es partidario de dejar actuar al mercado. Esto está muy bien, pero hay un problema: Los mercados españoles están atenazados por un sin fin de regulaciones. Por ello, el ajuste se producirá, pero con un coste social y económico brutal. En este contexto, la declaración solbesiana debería verse acompañada de un programa liberalizador. El intervencionismo estatal no deja funcionar con flexibilidad a los mercados lo que dificulta su capacidad de adaptación. La política de no injerencia proclamada por el teórico número uno del equipo económico se compadece mal con la decisión de la ministro Corredor, inspirada según dicen por el arcángel don Miguel, de gastar 300 millones de euros en comprar suelo a propietarios privados para construir VPOs. La idea es ridícula en términos financieros porque la cuantía es insignificante para tener impacto sobre un sector y un mercado en derribo. También es incompatible con el funcionamiento de una economía de mercado; el dinero de los contribuyentes no se puede usar para salvar de sus errores a quienes cometieron excesos e imprudencias. Además existe el riesgo de que la distribución de esa ayuda tenga una marcada discrecionalidad. ¿Quiénes serán los beneficiarios de la dádiva estatal? Con un millón de casas sin vender, que el Estado aumente más la oferta es un sinsentido porque contribuirá a hacer más brusco el descenso de los precios inmobiliarios. Y decíamos ayer... esto es, la semana pasada, que la crisis podía llegar a contaminar el sistema financiero. Esto ya no es una hipótesis. En distinto grado y con diferente intensidad, toda la banca, con la excepción del BBVA y del Santander y casi todas las cajas van a tener problemas, en algunos casos muy serios. Esta semana Citigroup publicaba un informe en el que cuatro bancos- -Banesto, Bankinter, Popular y Sabadell- -se situaban entre el pelotón de las 12 instituciones bancarias europeas con mayor riesgo ante las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Extrapolada esa proyección a las cajas, los expertos aventuran una situación mucho peor. Si la restricción de liquidez persiste durante algunos trimestres más, las cosas se pondrán feas para muchas entidades crediticias. ¡Ah, lo olvidaba! La deuda española va a perder la Triple A, símbolo de los países con mayor solvencia. Esto significa un aumento de la prima riesgo país y una financiación más cara y más difícil de obtener. Ya saben... a perro viejo todo son pulgas.