Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 20 7 08 Este tipo dinámico y encantador es uno de los responsables de que los ciudadanos de buena parte del continente se hayan familiarizado con el euro, la Constitución Europea o el manejo responsable del agua. Pionero del llamado experimental marketing donde cualquier medio puede ser útil para llegar a la gente, fundó y desarrolló su propia compañía (Alegría Activity) a partir de la reutilización de autobuses de la empresa familiar en la que trabajaba. Hoy, sus vehículos circulan por múltiples rincones de España, Francia, Italia, Inglaterra o Colombia. Su objetivo: formar y concienciar GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Juan Jesús Alegría EMPRESARIO Los españoles somos unos fenómenos ISABEL GUTIÉRREZ- -Reciclar y reutilizar, mejor que tirar. Su empresa, Alegría Activity, es un buen ejemplo de esta filosofía... -Todo empezó cuando, en 1987, se estableció la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre (LOTT) El parque de vehículos español era muy pequeño y lo que aquella ley establecía era que todos los vehículos con una edad superior a 18 años no podían hacer transporte regular de uso especial. En la empresa en la que estaba, Autobuses Alegría, de cincuenta vehículos había cinco de los que había que desprenderse, aun teniendo todas las condiciones de seguridad. ¿Y cómo optimizar unos autocares que por ley no podían circular pero que estaban en perfectas condiciones? ¿Fue entonces cuando se le ocurrió cambiar su uso? -Sí, pensé que había que dar otro enfoque: había que reciclarlos, recuperarlos y reutilizarlos para hacer uso de ellos no como vehículos de transporte, sino como elementos de comunicación. ¿Y qué pensaban de usted toda su parentela, con quienes trabajaba en la empresa? -Que por las mañanas me metía droga dura. Aunque debo decir que en mi familia siempre hemos sido un poco marcianos. ¿Y eso? -El transporte te abre la mente y te la hace mundana, en el buen sentido de la palabra. ¿Malvivió desde que tuvo la idea hasta que la puso en marcha? -Pasé tres años muy duros. La nada absoluta. Me consideré un nefasto vendedor y llegué a creer que aquél era el proyecto de un lunático. Un buen día, en 1992, me encargaron una campaña con la Junta de Extremadura y, supongo que por simpatía, todo empezó a rodar. La gente se dio cuenta de que lo que proponía era factible. -Lo suyo era algo así como aquel Bibliobus que arrancó en Barcelona en el año 38... -Es el mismo concepto: colocar un aula en localidades remotas, CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD El consumo responsable hay que vincularlo al medio ambiente. Hay que cambiar ciertos métodos de vida, aunque no siempre se esté dispuesto. Hay que responsabilizar a la gente en el consumo del agua, en la gestión de los alimentos, en la optimización de la energía... El hombre es el mayor enemigo que en estos momentos tiene el planeta Tierra. Y es que estamos metiéndole unas patadas... DE SAN BERNARDO en las plazas, las calles, los barrios... Es acercar la actividad formativa donde sea. Así, hemos realizado la campaña del Euro, la de la Constitución Europea o la de Red. es, además del fomento de la lectura, contra la violencia de género... Hay que llevar un concepto a las puertas de los ciudadanos. ¿Y cómo responde la ciudadanía? -Muy bien. Cuando empezamos la campaña de información del euro, por ejemplo, en España había 3.000 pueblos sin bancalizar, así que cambiar de moneda era algo traumático para una sociedad como la nuestra. Pero se hizo y se consiguió. Es que los españoles somos unos fenómenos. -Unos fenómenos, sí, pero aún nos vendemos mal... -Yo creo que ya no. Las nuevas generaciones son fantásticas. ¿Y cómo se gana uno a esas nuevas generaciones? -Yo lo tengo muy claro: a través de las nuevas tecnologías. Hoy el niño te viene con el ordenata y la play debajo del sobaquillo. Si llegas a ellos a través de las nuevas tecnologías, no cuesta seducirles. ¿Es el español un pueblo homogéneo? -La piel de toro es un cúmulo de tribus, lenguas e ideologías. Desde el punto de vista sociológico, somos el carajo de la baraja. Somos tan diferentes, que lo que hay que hacer es amoldarse a las maneras e idiosincracia de cada uno. Lo nuestro es auténtica riqueza. -Y el que unos españolitos hayan ganado un concurso público y estén formando a los vecinos de París a gestionar mejor el agua, ¿no choca con el chovinismo francés? ¿Chovinismo? Bueno, algo hay, pero, sobre todo, los franceses son gente seria. -Ahora está muy involucrado en campañas contra la violencia de género y la igualdad. ¿Le toca especialmente la fibra? -Sí. Creo que uno de los grandes problemas que tenemos es la dificultad de educar a niños y niñas en la igualdad. Antes, la hermana tenía que hacer la cama del hermano, limpiarle los zapatos... Y pienso que todas estas estupideces no es que sean propias de una sociedad machista, sino de una sociedad excesivamente proteccionista por parte de las madres. Así que, para evitar fracasos, hay que informar y educar para que en la convivencia haya igualdad de oportunidades. Y no sólo a los niños, sino a los mayores, a todos esos zánganos. Eso sí, hay que formar e informar con amabilidad.