Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 7 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Querido Ángel: ólo decirte que el pie de la fotografía de Casaquemada, La Transición no fue un sueño me ha parecido excepcional. No sé de quién es, tienes un puñado de buena gente en el periódico capaz de decir mucho en pocas palabras, a lo mejor tú mismo apuntaste lo del sueño En cualquier caso, gracias a quien corresponda por haber sabido captar que en momentos tan complicados como los que estamos viviendo, infinidad de españoles soñamos con tiempos pasados en los que la grandeza de espíritu eran la tónica general de nuestros políticos, y no la mediocridad que desgraciadamente hoy está tan asentada, con honrosas excepciones. Pero son excepciones. Ese abrazo del Rey a quien fue su primer presidente democrático, esa sensibilidad de Suárez Yllana de tirar la fotografía de espaldas para que quedara a salvo el rostro de su padre, probablemente marcado por las huellas de la enfermedad; ese brazo del Rey, protector, cargado de afecto, llevándose a Suárez a donde no escuchara nadie sus palabras, unas palabras que no podían tener respuesta... esa foto y ese pie resumían el espíritu de la Transición. Era una foto espléndida, conmovedora. Cuántas cosas se agolpan en la memoria ante la imagen de los Reyes rindiendo su homenaje personal a quien tanto hizo... Un homenaje que, a través de Suárez, hacían extensivo a aquellos políticos de las Transición que dejaron atrás los intereses partidistas para defender lo que importaba. Unos viven, otros se han ido, y Suárez está en un mundo feliz en el que no es consciente de lo importante que fue su biografía y del coraje que le echó a la transición, junto a un grupo de políti- S cos que a pesar de la dureza de los debates eran y son sus amigos y trabajaron todos juntos para sacar adelante una España muy complicada. Cuando vuelves la vista atrás, a ese atrás tan bien reflejado en la fotografía de Casaquemada, te entra una desazón aún mayor al comparar con el panorama actual, con dirigentes de medio pelo que sacan pecho permanentemente, con un ego superlativo A. S. I. Cuando ves al Rey caminando junto a Suárez te entra la desazón de comparar con el momento actual aunque no tienen ni la menor idea de lo que significa la grandeza política. Fíjate, Ángel, esta semana Zapatero ha convocado a los suyos para un acto de exaltación de los primeros cien días de gobierno, como si hubiera algo que celebrar. Manca finezza, decía Andreotti. Pues no, falta sensibilidad. Que nos vengan con celebraciones cuando el paro se incrementa de forma angustiosa y no sabemos qué medidas va a tomar este gobierno para paliar la crisis- -lo que dice Zapatero lo desmiente Solbes y lo que dice Solbes lo desmiente Sebastián y viceversa- Esa celebración es un insulto a quienes viven angustiados no porque no saben cómo llegar a fin de mes, sino porque no saben cómo llegar a mitad de mes. Espero que Zapatero no cometa el error de volver a decir que solo piensa en el bienestar de los españoles y nos repita lo de los 400 euros, el cheque bebé, la ley de dependencia- ¿dónde está el dinero para que sea efectiva? -o las ayudas a viviendas de los jóvenes. Mejor que no lo haga, no vaya a ser que gritemos de indignación por tanto triunfalismo sin sentido. Por ahí adelante encontramos países occidentales que empiezan a levantar cabeza, cuentan con gobernantes que han tomado medidas hace tiempo para paliar los efectos de la crisis. Aquí continuamos diciendo que las cifras están por encima de la media y que el gobierno está capacitado para sacarnos adelante. ¿A quién pretenden engañar? Y habrá que ver cómo sale del embrollo de la financiación autonómica, que tal como la plantea Solbes, profundiza aún más las diferencias. En fin Angel, que esa foto, y ese pie que habla de sueños, nos ha llenado de nostalgia.