Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE raria, casi nadie sabrá de que están hablando y si dicen haber elegido una novela muy popular, eso no gustará a los sectores más ilustrados. Desde luego, lo lógico sería que se llevasen varios libros de economía clásica, estando como están las cosas, y sobre el petróleo. Para políticos de filosofía y letras, Economía en una lección de Henry Hazlitt es un valor seguro. En cuanto a biografías, Churchill está ya muy visto. Prefiérase algo más de casa, José Bonaparte, Toreno. Para quiebras y bancarrotas, hay algo en Galdós, bastante en Balzac y mucho en Dickens. Trayecto hacia el Monte de Piedad. Luego, al aposentarse de verdad junto a la piscina, con el aperitivo, lo que nunca falla es una novela pecadora de Simenon. A contracorriente del propio gobierno, Solbes habla de crisis compleja, algo que los ciudadanos conocen de primera mano JAIME GARCÍA Monstruario del pasado ecapitación de Hitler en el museo Tussaud de cera en Berlín al tiempo que la BBC anuncia la localización de asesino nazi Aribert Iem, Doctor Muerte de Mauthassen, en la Patagonia. La captura puede ser cuestión de semanas. Tiene 93 años. WaffenSS torturó y practicó experimentos de eugenesia con cientos de judíos internados. Usaba el cráneo de una de sus víctimas como pisapapeles. Forró una silla con la piel tatuada de otras de sus víctimas. Cronometraba la muerte de sus prisioneros después de inyectarles gasolina o venenos en el corazón. Detenido por los aliados, logró zafarse y trabajó como ginecólogo, en Baden- Baden. Se cree en que los años setenta tuvo una clínica psiquiátrica en España y pudo haber vivido en Palafrugell. Sus rutas de escape tuvieron siempre el sello de la organización ODESSA. LA SEMANA EN UN BLOC Terapias de frigorífico o importa en este caso el precio de la cesta de la compra. Desde los primeros indicios de crisis económica, aumentó entre algunos amigos y conocidos el síndrome de comer por la noche, con fases de insomnio, palpitaciones de ansiedad, bulimia de madrugada. Largos tragos directamente del tetrabrik en calzoncillos, cuando en la noche solo se oye el ronroneo de neón de la cocina. Yogures liquidados en dos cucharadas, una tajada de sandía, galletas de fibra, lonchas de jamón, tostadas con salsa tártara, las mermeladas del niño, el menú entre dos luces de la recesión galopante, de la complejidad abrumadora, reconocida por Solbes. De seguro que algún dietista inventa un régimen especial para esos largos meses de estrés intenso que se esperan. El largo año en que vivimos peligrosamente. Otras serán las noches del especulador audaz, febril y ajetreado entre los despojos del crecimiento económico. Noches más largas para quienes a la mañana siguiente no ve otra alternativa que entregar las llaves del piso a la entidad de ahorro que les concedió la hipoteca. Las crónicas cuentan que en el Washington político del Bush jr en eclipse, se habla más de la crisis económica que de las elecciones presidenciales. La amenaza de recesión va a apoderarse de las estrategias electorales de McCain y Obama. En septiembre irrumpirá en el Congreso de los Diputados, como nunca. En junio hemos compra- D N do un 42 por ciento menos de coches que hace un año. El ritmo de la crisis se acelera tanto que todo diagnóstico resulta parcial, como si llegase tarde, con factores que asumen una presencia intempestiva y abigarrada, a semejanza de una pieza teatral que comienza con pocos personajes y acaba con la aparición de una multitud. Destrucción de confianza. Caballé entre enanos taques del exdiputado de ERC, Joan Puig, contra Monserrat Caballé por considerarse española y defender el uso de la lengua de Borges y Gracián. Hora gloriosa de la Barcelona olímpica cuando la Caballé y Freddie Mercury cantaron Barcelona para todo el mundo. A qué infausta pequeñez lleva el particularismo. Quedan tantas de sus grabaciones prodigiosas, y del exdiputado no queda sino indigencia moral, páginas de ortografía lela e intolerante, la política del enano acomplejado. A VALENTÍ PUIG El duque os Reyes entregan el collar del Toisón de Oro a Adolfo Suárez. Les vemos en el jardín, donde cada día la memoria del Duque de Suárez recorre bulevares desconocidos, confines del pasado que nadie podrá cartografiar. Eso es la nación, la patria, para quien no quiera entenderlo: ese alto sistema de méritos que nos da reconocimiento y reputación a lo largo de los siglos. Trascender lo deleznable y lo obvio para asumir eternas formas de destino. Más allá de la enfermedad, en la figura histórica de Suárez hay todo el aplomo y la generosidad de un auriga vencedor, del hombre que sabrá morir con las manos limpias. vpuig abc. es L Simenon de siempre os suplementos de verano y las páginas estivales comienzan a preguntar a los políticos que libro van a leer en vacaciones. Casi siempre lo menos arriesgado y más provechoso es citar una biografía, pero los entrevistados consultan a su jefe de prensa- -perdón, dircom -y dan el título de una novela. Ahí la pifian: si es una novela muy lite- L