Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Virginia Woolf En Una habitación propia la autora se pregunta qué habría ocurrido si Shakespeare hubiera tenido una hermana con el mismo talento que el autor de Hamlet. Ésta, ante la posibilidad de hacer oír su voz en un mundo patriarcal, habría terminado loca, reflexiona Woolf, en un estudio en el que evoca lo importante que es para la creatividad de la mujer tener una habitación propia. Chacón va más allá y apostilla: Tener un despacho propio, como espacio real y simbólico, es algo que muchas mujeres que lo desean tienen aún que conquistar. Una habitación, un despacho, un estudio, una casa, unos libros propios... Doris Lessing En una obra marcada por su propia experiencia vital, Lessing explora la experiencia de la mujer del siglo XX con la voluntad siempre de combatir la injusticia y la desigualdad. Uno de sus relatos forma parte de la antología de textos Maternidad y creación compilados por Moyra Davey, editora del volumen, quien confiesa en la introducción: Leí para romper con el aislamiento, para inspirarme, seguir adelante y sentirme mejor; para vivir la gratificante experiencia de ver mi propia existencia reflejada de forma vívida en un espejo y, sin duda alguna, para sentir la alegría sin igual de disfrutar de una literatura extraordinaria JAIME GARCÍA Marta Robles Diario de una cuarentona embarazada es una desternillante novela en clave de diario. Para ser madre, mucho sentido del humor. Comenta Chacón: Todas las madres sabemos que hace falta humor para desdramatizar situaciones y disfrutar del embarazo y de las primeras semanas de maternidad La autora hace un ejercicio de desmitificación en un relato escrito, según sus propias palabras, al estilo de Bridget Bones Tenía ganas de escribir lo que (otras) no se atreven a decir del embarazo y espero que muchas mujeres se lo pasen a sus maridos y lo lean Joana Bonet Escritora de pluma ágil y amena, y una de las periodistas que ha retratado con mayor acierto a las mujeres de mi generación, las nacidas en torno a 1975 señala la ministra. Autora de Las metrosesenta ensayo en el que describe a esas audaces mujeres que han dado el salto de la sumisión al yo puedo con todo Somos mujeres de carne y hueso, a quienes se exige a menudo el comportamiento de supermujeres mujeres muy diferentes las unas de las otras, que nos estamos liberando de estereotipos y clichés para disfrutar de la vida que hemos decidido tener reflexiona Carme Chacón res del mundo desarrollado ya no lo es. Reconozco que en los cuarenta días (y cuarenta noches) de baja maternal he anhelado a veces volver a mi despacho. Tener un despacho propio, como espacio real y simbólico, es algo que muchas mujeres que lo desean tienen aún que conquistar. Una habitación, un despacho, un estudio, una casa, unos libros propios... Nos mudamos otra vez. Siempre estábamos de mudanzas. Ningún problema. La ropa era nuestra, las sábanas también, una silla desparejada y la famosa mesa, y los libros, montones de libros Quien habla ahora desde las pági- nas de un libro es Doris Lessing, premiada en 2007 con el Premio Nobel de Literatura. De nuevo, aparece como leitmotiv el espacio, el hogar. Mi reciente maternidad y mi nuevo despacho han coincidido en el tiempo con un cambio de domicilio provisional. Las ocupaciones profesionales y políticas me han forzado ya a unas cuantas mudanzas. Y, como seguramente sucede a muchos lectores, hasta que no estuve entre mis libros, no sentí que estaba en mi propia casa. Uno de esos libros que me ha (Pasa a la página siguiente)