Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE nicación cuya sede es una preciosa mansión construida en 1891, y el Museo del Cine Alemán. Los amantes de la cultura no deben perderse la visita a la casa de Goethe, el autor más importante de las letras alemanas. Merece la pena porque los responsables durante la guerra de su casa museo, situado en la calle Hirschgraben donde nació y pasó su juventud y, por tanto, donde comenzó a escribir Fausto, tuvieron la precaución de proteger en un sótano todo el mobiliario y efectos personales. La casa está reconstruida entera, pero todo lo que hay dentro es auténtico. La escapada Recorrer en barco el río Meno ofrece una perspectiva general de la ciudad, desde sus rascacielos hasta sus museos pasando por el barrio de las sidrerías. Sobre estas líneas, ambiente de playa en la azotea de un edificio en pleno centro financiero actualidad sólo queda una placa en el portal de un edificio. La Bolsa de Valores es la cuarta más importante del mundo, después de Nueva York, Tokio y Londres y su sede es bien reconocible por las esculturas que hay ante la entrada de un enorme toro en pose amenazadora, que representa el alza de los valores, y un oso cabizbajo para recordar a los inversores que todo lo que sube, baja. Como no sólo de economía vive el hombre las autoridades municipales invierten cada año el 10 por ciento de los impuestos en mejorar la oferta cultural y esa es la principal razón de que nos encontremos con varios de los mejores museos del mundo. Además, sus sedes ocupan algunos de los edificos más bonitos, antiguos caserones situados a lo largo de un precioso paseo a orillas del río Meno- -el ya mencionado dique de los museos los pocos que no fueron destruidos durante la guerra. Desde el año 1976 la ciudad ha destinado doscientos millones de euros en este proyecto y así podemos disfrutar del Museo Städel en cuyos fondos hay magníficas obras de Durero, Rembrandt, Vermeer, Monet, Van Gogh, Cézanne, Picasso, Matisse, Bacon... Los amantes del arte moderno pueden deleitarse con Lichtenstein, Warhol y Wesselmann. Destacar especialmente el Museo de Comu- La cultura Weisbaden, a media hora en autobús de Frankfurt y capital del estado de Hesse, es una ciudad ideal para pasear por sus jardines, palacios y calles peatonales Hay muy pocas excusas para no ir a Frankfurt. Desde Madrid sale cada día un vuelo de la compañía LAN, que utiliza un Airbus 340, probablemente el mejor avión de todos los que hacen la ruta, y el billete por internet cuesta 92 euros. Muy cerca de esta ciudad, a media hora en autobús, está Wiesbaden, la capital del estado federado de Hesse, deliciosa para pasear por sus jardines, palacios, calles peatonales y tiendas de lujo y de recuerdos. A última hora del día, de vuelta en Frankfurt, hay que acercarse a la Plaza de Carl- Theodor- Reiffenstein. Allí, en la azotea de un edificio de aparcamiento, han instalado una pequeña playa en medio de la ciudad. La entrada es gratuita, aunque se pagan tres euors si llegamos después de las seis de la tarde. Hay piscinas y bares. Es agradable relajarse en una tumbona y hundir los pies en arena de playa contemplando los rascacielos de Mainhattan