Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 7 08 EN PORTADA Rafa Nadal Un rey tranquilo En familia cómo es el campeón fuera de pista, nos habla de sus Es responsable... y algo desordenado La madre del tenista, Ana María Parera, nos cuenta aficiones y de los prudentes consejos que recibió en casa POR JOSEP MARIA AGUILÓ. MANACOR muy normal una persona corriente, es decir, un chico como cualquier otro joven de su edad Una apreciación en la que también coincide su tío y preparador Toni Nadal. Y la verdad es que, efectivamente, como cualquier otro joven de su edad, Rafa Nadal aún vive en casa de sus padres, mantiene los mismos amigos de la infancia, y sale de vez en cuando con ellos, aunque sea siempre el primero en retirarse si al día siguiente tiene que entrenar. Cursó estudios en su población natal, en la localidad mallorquina de Manacor, primero en el colegio La Caridad y luego en el instituto público, donde su madre recuerda que aprobaba sin problemas, sin ser tampoco un chico de sobresalientes, gracias a su dedicación y esfuerzo, precisamente por ser un chico muy responsable Ana María también reconoce, con una sonrisa, que la hermana de Rafa, María Isabel, es mejor estudiante que él. Y como cualquier otro joven de su edad, Rafa Nadal es algo desordenado en casa, y por ello su madre le riñe, aunque la verdad es que tampoco demasiado. En su afición por la música y por los videojuegos encontramos también a alguien que comparte gustos con las personas de su generación. En cuanto a sus preferencias gastronómicas, es conocida su gran pasión por la pasta, aunque su madre nos da a conocer, casi en secreto, dos pequeñas debilidades de su hijo: el arroz de pescado y el flan con nata. Ana María destaca de forma especial que toda la familia está muy orgullosa de él, pero más que de sus triunfos, que también, claro, de todo lo que ha trabajado desde que tenía tres o cuatro años, de su dedicación, de su esfuerzo, de su constante superación. Su familia se siente muy feliz al ver hasta dónde ha llegado Rafa, pero también es cierto que aunque no hubiera conseguido ninguno de los grandes títulos que ha logrado, le seguiría admirando y queriendo igual. Hay un consejo que siempre le hemos dado desde que era un niño, que nunca juegue al tenis por obligación, ni por presión, que siempre que sea posible intente disfrutar y pasarlo bien cuando juegue y esté en la pista, y que el día que no sea así, quizás entonces sea el momento de dejarlo afirma con sinceridad y convicción su madre. Ese día aún parece hoy un poco lejano, pero si finalmente llega, su familia está convencida de que Rafa tomará la decisión más adecuada. Como haría, seguramente, cualquier otro joven de su edad. Estudiante de aprobados esde que Rafa Nadal se ha convertido en una gran figura del tenis a nivel mundial parece a veces que lo conocemos todo sobre el deportista, sobre su juego, sobre su estilo, sobre sus muchas virtudes en la pista, sobre sus pocos o poquísimos defectos, aunque sólo sea siguiendo sus partidos a través de la televisión y leyendo luego al día siguiente- -entusiasmados- -las crónicas de sus triunfos en los periódicos. Pero también es posible que en alguna ocasión nos hayamos pre- D guntado, como suele ocurrir casi siempre con las grandes figuras públicas, ¿cómo es Rafa Nadal en familia, fuera de la pista? Es muy responsable y, a la vez, algo desordenado afirma y reconoce a un tiempo quien probablemente mejor le conoce. Su madre, Ana María Parera, que también dice de su hijo que es alguien Hay un consejo que siempre le hemos dado desde que era niño. Que nunca juegue al tenis por obligación, ni por presión. Que intente disfrutar y pasarlo bien Rafa Nadal con la familia, madre, tíos, sobrinos... La familia es su principal sostén deportivo y psicológico ABC