Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 7 08 EN PORTADA Rafa Nadal Un rey tranquilo Una mujer se hace fotografiar junto a un cartel de Rafa Nadal en la ciudad australiana de Melbourne (Viene de la página anterior) EPA Se cuenta que en un torneo en el que Rafa se iba enfrentar por primera vez con un jugador profesional, Toni le dijo a su sobrino que jugara tranquilo y que si la cosa iba mal, yo haré llover y pararé el partido Rafa Nadal creyó ciegamente lo que le dijo su tío. El chaval empezó perdiendo 3- 0, pero luego se rehizo y se puso 3- 2. En ese momento, comenzó a llover y Rafa se acercó a su tío para decirle: puedes parar la lluvia, que creo que a este tío le gano El jugador siempre ha dicho que su ciudad favorita, aparte de Manacor, es París, y no porque allí suela ganar Roland Garros, sino porque cuando era pequeño sus padres le llevaron a Disneylandia. Él adoraba a Mickey Mouse y allí se lo pasó tan bien que hizo de la capital de Francia su ciudad favorita. Volviendo a Manacor, el jugador es muy amigo allí de ir al cine y de salir a pescar con un pequeño barco, casi lancha, que tiene la familia. Es un gran entendido en ese arte y asegura que el pez más fácil de pescar es el pez de roca. Incluso afirma que un día llegó a pescar 150 peces que luego llevó a a casa para que comiera toda la familia. Al respecto, aparte de la pasta, la comida que más le gusta es el marisco. Durante los torneos se dedica a otra de sus grandes aficiones, el cine, pero ahí no controla mucho. Sus películas favoritas son Titanic y Gladiator esta última porque, según asegura, se identifica mucho con el papel que interpreta Russell Crowe y en cómo supera el protagonista las adversi- dades que se le ponen por delante. Pero, en cuanto a sus gustos peliculeros, no es cine coreano precisamente lo que más ve, sino tralla y más tralla: Comando Terminator los Rocky y mucho Van Damme y similares. Su actor favorito es Anthony Hopkins y su actriz, Catherine Zeta Jones. Aunque es la estrella de la saga, cuando está en casa es uno más. Un ejemplo del patriarcado que existe en el clan Nadal es que, cuando todos salen a comer, el que paga siempre es el padre. Viven en un edificio en el centro de la ciudad y son gente solvente. De otra manera a Rafa le habría costado más salir adelante aunque, dada su valía, lo habría hecho igualmente. En tenis, partir de una buena familia es importante porque los principios no son tan complicados como llegar al terreno profesional, donde te tienes que costear viajes, hoteles, comidas... En muchas ocasiones la Federación ayuda, pero si no tienes un patrimonio detrás es difícil. Políticamente el clan mantiene un complejo equilibrio. Se sabe que son más afines al PP, pero en muchos otros aspectos son muy suyos, especialmente en lo que se refiere al idioma. En ese particular, tanto Toni como el resto de la familia han intentado inculcar a Rafa el amor por la lengua balear como seña de identidad de una cultura propia, aunque todos se muestren a la vez muy respetuo- En Manacor le gusta ir al cine, y pescar con un pequeño barco, casi lancha, de la familia. Es un gran entendido en ese arte y asegura que el más fácil de atrapar es el pez roca sos con el resto de lenguas. A medida que ha ido creciendo y viajando, Rafa ha visto mundo y ha sido también testigo de muchas necesidades ajenas, así que siempre ha procurado estar involucrado en causas como la de ayudar a niños o minusválidos: Por lo visto y aprendido en viajes por todo el mundo han hecho que me dé cuenta de que, con mi imagen, puedo aportar algo a gente que lo puede necesitar, porque hay lugares donde todo es muy difícil Dicho y hecho, este año se presentó la Fundación Rafael Nadal, que preside la madre del tenista Ana María Parera. El objeto social de la fundación es la asistencia social para los colectivos más desfavorecidos y la cooperación para el desarrollo en los países más necesitados según explicó Carlos Costa, asesor deportivo del tenista y también vocal de la entidad. Costa dice que las acciones de la fundación se centran sobre todo en la infancia y la juventud pero también en pro de la integración de las personas con discapacidad y en situación de exclusión social, tanto en España como en los países en vías de desarrollo Bonito gesto. De hecho, la intención de Rafa cuando se retire es dedicarse a las tareas humanitarias, aunque también tiene pensado crear una escuela de tenis para los niños. Mientras tanto, después de la gesta de Wimbledon, Rafa se ha ido a descansar a Manacor. Cogerá la barca y se irá con Xisca a pescar y con sus amigos a ver alguna película. Lo que hace un chico normal. La raqueta puede esperar y Federer también...