Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE El excesivo desarrollo urbanístico de algunas zonas de Mallorca es una realidad, pero hay otras muy diferentes en la isla A pesar de las aglomeraciones urbanas y humanas, todavía hay en Mallorca lugares maravillosos que no conocemos, paisajes casi vírgenes, pueblecitos recónditos podemos descubrir sitios tan encantadores como Deià (Aldea en árabe) acurrucada en un acantilado, de la que dijo Josep Pla con toda razón que parecía el pueblo de un Nacimiento. Refugio de artistas como el escritor inglés Robert Graves cuya tumba se encuentra en el cementerio local desde el que la vista es poco menos que trascendental. O el pequeño (menos de 400 habitantes) Estellencs, paradigma de la Mallorca auténtica, rural pero nunca palurda. O la villa de Banyalbufar, literalmente Junto al mar Rodeada de bancales en terrazas en los que se cultivan tomates y vides. Con las cercanas Torre des Verger y Atalaya de las Animas, dos baluartes defensivos medievales desde los que hoy se observa un pasaje sin contaminación humana. Y para reponer fuerzas, o reforzar las existentes- -que tanto da- -Mallorca cuenta con un buen número de restaurantes de primerísima línea. Entre ellos hoy nos decantamos por el Bens D Avall, en la carretera de Sóller a Deià (tel. 971 632 381) En los fogones está Benet Vicens, precursor de la nueva cocina balear, y en la sala su esposa, Cati. Cocina de autor con un sabio equilibrio entre la tradición y el refinamiento, a base de productos autóctonos. Desde su terraza, mágicos atardeceres rojos como los de Serrat. Rural, pero nunca palurda milado, y lo que tenemos que hacer los turistas peninsulares es no amilanarnos y reconquistar la isla. A pesar de las aglomeraciones urbanas y humanas, todavía hay lugares maravillosos por descubrir, paisajes casi vírgenes, pueblecitos recónditos. Elijamos, por ejemplo, la Sierra de la Tramontana, espina dorsal de Mallorca que corre a lo largo de un centenar de kilómetros de Norte a Sur, junto a la costa occidental. Lugar de belleza agreste que merece ser una Zona Natural Protegida pues acoge especies tan interesantes como el buitre negro o el sapillo balear. Y donde se cría el robusto porc negre (cerdo negro) o la naranja canoneta de Sóller, de abundante y dulce zumo con el que se hace el licor Angel D Or (www. angeldor. com) una bebida en franco auge. En la Sierra de la Tramontana Tramontana El Forn des Teatre sigue haciendo las sabrosas ensaimadas de toda la vida Dos hoteles Hoy elegimos un hotel familiar, el Cala Viñas (www. barcelocalavinas. com) recientemente renovado, 20 kilómetros al S. O. de Palma, ideal para alojarse con niños para los que dispone de muchas instalacio- nes. Y otro tradicional, con encanto, el Formentor (tel. 971 899 101) en la punta septentrional de la isla. En una finca de 1.200 Ha. de pinos y con un jardín de 80.000 m 2. Su tranquilidad y señorío lo han constatado Churchill, Chaplin y el Dalai Lama, por ejemplo.