Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 7 08 CLAVES DE ACTUALIDAD no acertaba a conjugar razón y fe. De nuevo cuño es Agua de Noria su primera novela policíaca. La palabra, la alta responsabilidad de José Jiménez Lozano sobresalen como esos campanarios que se salvan de la inundación, mientras la gran riada de petulancia y confusión lo arrastra todo. Zapatero decora la crisis i los mejores manuales de autoestima dan tanta confianza en uno mismo como para ponerse de perfil ante el siroco económico y esperar a la presidencia española de la UE dentro de año y medio. Ni Sarkozy ha puesto objetivos económicos a la presidencia europea recién estrenada por Francia. París zancadillea en la OMC. En toda Europea se percibe la amenaza de aquel estado de estanflación que suma inflación, paro y recesión. Hace cuatro años, nos dijeron que la era de la inflación había concluido. Ahora ese espectro inquietante transita el mundo de nuevo aunque Zapatero lo niegue. La inflación se inmiscuye en la política como una suegra intempestiva. El petróleo y los alimentos desajustan las economías domésticas. El 42 por ciento de la población mundial está pasando por la ardua experiencia de incrementos de doble dígito en los precios de consumo. Para España, las previsiones de crecimiento se han encogido presurosamente. Zapatero ha tenido que presentarse en la Carrera de San Jerónimo. Incluso el PNV y CiU quieren dar la impresión de pedir cuentas claras porque la estanflación también alcanza las rocas wagnerianas de Montserrat y los campos sagrados de Arana. CiU tasa su apoyo a los presupuestos generales del Estado: al Gobierno le faltan siete votos. ¿Cómo puede el gobierno de Zapatero contribuir a la guerra global contra la inflación si no reconoce que exista la crisis? Zapatero argumenta que es él quien ha ganado las elecciones. Con su subida de tipos, Trichet no le secunda. N Aunque Zapatero lo niegue, se percibe la amenaza de aquel estado de estanflación que suma inflación, paro y recesión IGNACIO GIL LA SEMANA EN UN BLOC Verano astral as mórbidas muchachas en flor de piernas bronceadas con crema de cacao han ido haciéndose hermosas con lluvia y niebla para ser la línea de fuego de la terraza en ebullición estival. Son una suerte de voluntad astral que no admite réplicas, algo para que los hombres admiren y se dispongan a ser sumisos. Van de estampado hawaiano y chanclas impermeables trasparentes, dispuestas a subirse a un cuatro por cuatro y plantarse en un chalé con piscina y galería de tiro en Majadahonda. Hunden la cucharilla en el helado con chorro de frambuesa, echan para atrás el sombrero panamá y se ríen de cualquier fatuo que pasa, como en los veranos de la adolescencia circulábamos por delante de las chicas dándole al timbre de la bici a sabiendas de que hacíamos el ridículo. Estío urbano que es un fragor remoto de acondicionadores de aire y frigoríficos repletos de salmorejo en tetrabrik y muslos de pollo chino. Esas noches laten sensualmente como la pulpa de un fruto, nostálgicas de cine al aire libre, de balancines de mimbre, de chufa valenciana y pintalabios rojo encendido. L VALENTÍ PUIG landa, resulta incluso que Europa es demasiado importante como para dejarla en manos de los ciudadanos. Si un eurodiputado exige legitimidad democrática cuando fue votado con abstenciones del 80 por ciento, se proyecta una lógica de desilusión al minimizar el no irlandés por ser de un 53 por ciento de votantes. Imperio de abstenciones: Putin se ha dado cuenta al instante. Reunida Rusia con la Unión Europea, la dependencia energética y su derivación inflacionaria delataron la fragilidad europea. Al Kremlin se le debe antojar fácil separar más a Europa de los Estados Unidos y convertir a la OTAN en un armatoste sin poderes. Ni estaba anunciada la desintegración de la Unión Soviética ni luego iba a preverse que Rusia remontaría la caída aupada por el petróleo. Maestro presente ncluso en una sociedad intelectualmente refractaria como la nuestra, un maître à penser está presente en la conciencia pública, con sus libros y sus lectores, pocos o muchos. Esta semana, José Jiménez Lozano recordaba que la palabra es un compromiso ante un tercero y que con la palabra uno adquiere responsabilidad. Por eso dice que cuando se desmorona una civilización, se desmorona todo y no se puede escoger en medio de una riada. Ciertamente, la riada es inmensa. Jiménez Lozano reedita un libro capital, Los cementerios civiles aquellos pedazos de tierra para la vieja intolerancia en un país que I Sin pluma de oca o último es el bolígrafo Pulse. Lo complementa un papel especial que permite escribir y a la vez registrar el sonido de las palabras escritas, pasándolas luego al ordenador. Esperemos otras rebajas- ahora vale cien dólares- para poder comprar un audio- bolígrafo digital. Muy útil para letristas de piezas raperas y para cronistas de cócteles con capea. Me chifla. vpuig abc. es L Rusia apalanca P recisamente por no ser un hombre de hipérboles, José Manuel Barroso causó cierta sorpresa al decir hace un año que la Unión Europea tiene una dimensión de imperio. Con el no de Ir-