Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 7 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Lucha libre El show de los 500 millones de dólares Quizás los nombres de Triple H, John Cena, Edge, Batista, Undertaker o Rey Mysterio no le digan nada, pero probablemente a sus hijos sí. Son los luchadores de la WWE, uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo, que recalará en España en septiembre POR MIGUEL ÁNGEL BARROSO FOTO: ABC Competir sin dolor No lo intentes con tu hermano o tu amigo en casa dicen los luchadores de pressing catch. Pero el fenómeno SmackDown vs RAW puede ejercitarse en todas las consolas del mercado. Mil quinientos movimientos sin sangre ni dolor atada en el bañ a d o o or r r! aúlla Héctor del Mar, mítico locutor deportivo, para describir cómo un luchador de pressing catch propina un golpe en las partes blandas a su rival. Madre mía... ¡eso tiene que doleeerrr! Estamos a principios de la década de 1990 y Hulk Hogan, una de las grandes leyendas del wrestling americano, le está dando una paliza a Terremoto Earthquake, el villano más odiado, cuyo golpe característico consistía en utilizar su barriga para aplastar a sus contrincantes. Este gran espectáculo de masas en Estados Unidos desembarcó en P nuestro país a través de las hilarantes retransmisiones de Tele 5. Ahora es Cuatro quien ha recogido el testigo. Earthquake pasó a mejor vida, víctima de un cáncer. Hulk Hogan, The Ultimate Warrior y El Hombre del Millón de Dólares (que hacía pareja con su mayordomo) están jubilados o compitiendo en categoría de veteranos. The Undertaker (El Enterrador) ha servido de enlace entre aquella generación y la actual, formada por tipos duros como Triple H, John Cena, Edge, The Great Khali, Batista, Big Show, Chris Jericho, Chavo Guerrero, Finlay, Gregory Helms, Kane, Ken Kennedy o Rey Mysterio, entre otros. Héctor del Mar sigue frente al micrófono para describir no sólo los combates, sino la intrahistoria que rodea el show, la amistad, rivalidad, traición y demás pasiones que guían el comportamiento de los luchadores. La World Wrestling Entertainment (WWE) empresa con sede en Stamford, Connecticut, fundada por Vince y Linda McMahon como Titan Sports, Inc. y que durante casi tres décadas ha pasado por tantas batallas y vicisitudes como sus estrellas (para saber más: www. wwe. com) gestiona este macronegocio del entretenimiento deportivo que facturó 485 millones de dólares (unos 310 millones de euros) en 2007, un 23 por ciento más que el año anterior. Los ingresos del primer trimestre de 2008 ascienden a 162,6 millones de dólares, frente a los 107,4 millones del mismo periodo de 2007. El mercado televisivo es la principal fuente de financiación del emporio: 316,8 millones de dólares al año. Su propuesta: espectáculos en directo y televisados, productos de consumo (videojuegos, muñecos, libros, revistas, vídeos) películas y servicios digitales (publicidad on line, comercio electrónico... El modelo es simple: acaparar toda la oferta y diversificarla, eliminando la competencia del mercado. Para ello, pone a competir a sus luchadores en dos divisiones distintas a través de las marcas RAW y SmackDown. Cada una tiene sus títulos y sus campeones. Dos ofertas con las que el hábil Vince evita una sanción por violar las leyes antimonopolio y se asegura una doble vía de negocio. El show es el mismo. En ocasiones, SmackDown y RAW se enfrentan entre sí. Hay buenos, malos, juegos de luces y sonido, fuegos artificiales, speakers, chicas macizas... y una pantomima de combate que vuelve loco al público. El propio McMahon reconoce la existencia de guiones persuasivos o, en román paladino, peleas coreografiadas donde el ganador es pactado previamente según exigencias del guión que tienen que ver con el gancho o popularidad de los luchadores. No hay que olvidar que el wrestling es consumido por miles de niños en todo el mundo y es preciso minimizar la violencia. Los fans siguen las andanzas de sus ídolos como un culebrón. Traumática fue, por ejemplo, la ruptura de la pareja formada por Rey Mysterio y Eddie Guerrero. Ambos disputaron un combate por la custodia del hijo de Rey, Dominick, después de que Eddie hubiera revelado al mundo que, en realidad, él era el padre del niño. En septiembre, las estrellas de la WWE estarán en España en una gira que incluye Madrid, Barcelona y Bilbao. Audiencias millonarias Rey Mysterio golpea a un rival en pleno combate de SmackDown