Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Zaragoza en letras de agua s siempre hermoso contemplar una ciudad enamorada de sí misma como le sucede ahora mismo a la de Zaragoza. La Exposición Internacional del Agua, que ha querido volcarse en los retos medioambientales de nuestro planeta, ha conseguido para la ciudad la revalorización de espacios perdidos, como el cauce del Ebro, que no quiso perderse la inauguración con una de sus mayores crecidas en cerca de un siglo, además de la modernización y creación de infraestructuras que han puesto en valor sus muchos atractivos. El Rey, acompañado por los Príncipes de Asturias y las Infantas, fueron recibidos en la Expo con honores de ordenanza. Y a la visita real se sumaron la de José Luis Rodríguez Zapatero, junto a la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, el presidente de la Comunidad de Aragón, Marcelino Iglesias, el de las Cortes autonómicas, Francisco Pina, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, entre otras muchas autoridades. Si los prodigios arquitectónicos y de infraestructuras, además de los apoyos de todas las autoridades del país, han vuelto a poner en su lugar a la capital de la Hispanidad que es Zaragoza, el empeño de sus creadores e intelectuales desde hace tres o cuatro años, y con especial entusiasmo el de Juan Bolea- -creador de una de las sagas de novela negra más particulares e importantes de nuestro país- -y Magdalena Lasala, escritora, poeta y presidenta de la Asociación Aragonesa de Escritores, amén de una de las expertas indiscutibles de la cultura andalusí e incansable trabajadora por la cultura en Zaragoza, desterrando actitudes paletas y sin renunciar a su universalidad. Entre todos ellos han conseguido E que la vitalidad creativa de la ciudad sea de las más destacadas que se puedan encontrar ahora en el mundo. Sus esfuerzos han logrado que, por primera vez, una Exposición Universal no descuide las actividades literarias ni intelectuales, sirviendo ya de precedente inexcusable para futuras exposiciones. La semana pasada, recién iniciada la Expo, tuvo lugar en el Ayuntamiento de Zaragoza el solemne acto de entrega del Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2008, con un jurado compuesto por escritores como Alfonso Mateo Sagasta, Almudena de Arteaga, Fernando Martínez Laínez, María Pilar Queralt, Rafael García Noguero, director de relaciones institucionales de El Corte Ingles de Zaragoza, además de los citados Bolea y Lasala, y la concejal de cultura Pilar Alcober. En esta cuarta edición el premio ha recaído en la escritora italonorteamericana Ben Pastor por su obra Conspiratio. El caso del ladrón del agua ambientada en el Imperio Romano, mientras que Antonio Gala recibió el Premio de Honor de Novela Histórica de la ciudad. También se inauguraron los ciclos de presencias literarias de la llamada Tribuna del Agua un espacio para la palabra y el diálogo en la Expo, acto que abrieron precisamente Antonio Gala y el escritor norteamericano James Patterson. Gala, muy contento con la asistencia, aseguró: Vosotros conseguís de mí lo que queráis porque soy vuestro amigo, porque os quiero y admiro, y porque históricamente formáis parte de algo. Sois solidarios, auténticos, únicos, verdaderos Decenas de escritores se reunieron cada tarde en el Ágora del recinto para el celebrar el V Congreso de la Asociación Aragonesa de Escritores y el I Encuentro de Asociaciones de Escritores de España, con participantes como Manuel Rico, director adjunto del Instituto Cervantes, Juan Mollá, presidente de Cedro y ACE, con multitud de propuestas para que estas actividades no desaparezcan con los fastos de la Exposición, sino que sean un bien más de Zaragoza, además de otras iniciativas de la organización maña que aún nos darán alegrías en próximos años. Figuras como Félix Grande, Emilio Ruiz Barrachina, Paco Taibo, Francisca Aguirre, entre otros, han pasado ya por este espacio, y Ana María Matute, Ian Gibson, Donna Leon, Gisbert Haefs, Maruja Torres, Zoé Valdés, Noah Gordon, Luis Alberto de Cuenca, o Alfredo Bryce Echenique, serán algunos de los invitados que lo harán hasta su cierre. Una oportunidad única para disfrutar de Zaragoza escrita en letras de agua. LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS Economía El síndrome de Artemio Cruz a novela de Carlos Fuentes, La muerte de Artemio Cruz comienza con un anciano Artemio tendido en la cama, sacudido por espasmos, al borde de la muerte y con pavor a abrir los ojos porque no sabe lo que verá si lo hace. Algo parecido sucede con el Informe Económico del Presidente del Gobierno. Se empeña en mirar hacia otro lado, en apartar su vista de la desagradable realidad de la crisis. Por eso, el Sr. Zapatero se empeña en diagnosticar una gripe a un enfermo de cáncer y en administrar aspirinas a quien necesita quimioterapia. Ninguna de las iniciativas planteadas por el Líder Máximo sirve para amortiguar los efectos de la desaceleración ni mucho menos para volver a tasas de crecimiento elevadas. Por ceguera, ignorancia o falta de voluntad política el gabinete socialista renuncia a afrontar la situación. Su comportamiento recuerda al de los gobiernos del tardofranquismo, empeñados en no aceptar que el ciclo expansivo de las décadas anteriores había saltado en pedazos. No tomaron medida alguna para combatir el shock petrolífero de 1973 y la crisis duró diez años, hasta que Miguel Boyer puso en marcha su plan de estabilización en 1983. La banca ha anunciado que la morosidad se duplicará en nueve meses. Aunque este hecho no tiene por qué plantear problemas de solvencia al conjunto del sistema, sí acentuará la restricción del crédito en la economía española si se tienen en cuenta dos factores adicionales: la potencial crisis de liquidez provocada por la necesidad y dificultad de refinanciar las cédulas hipotecarias; y el inevitable incremento de las provisiones que deberán realizar cajas y bancos para protegerse fren- L te a las bancarrotas que se producirán en el sector de la construcción y frente a los impagos de hipotecas y créditos al consumo provocados por el aumento del paro. Con un millón de viviendas sin vender, las entidades financieras se van a convertir en los propietarios de esos activos y esa va a ser una vía explosiva de aumento de la morosidad. AFI estima que las instituciones de crédito deberán refinanciar alrededor de 40.000 millones de euros en cédulas y otras deudas en la segunda mitad de 2008 y unos 80.000 millones más en 2009. Si bien la solidad del sistema financiero es considerable, será complicado que escape a un escenario de restricción de liquidez que dure más de un año. Ningún desplome inmobiliario conocido ha terminado sin una crisis bancaria y sin una recesión. Como señaló Edward Hugh en su análisis para el RGE Monitor, el problema para bancos y cajas es encontrar una fuente de financiación estable en el largo plazo para su negocio hipotecario en un contexto en el que los mercados monetarios se les han cerrado. Como nadie tiene idea de cuánto pueden caer los precios inmobiliarios, los incentivos para suministrar recursos a las instituciones financieras son mínimos. Por eso los títulos ligados a las hipotecas, emitidos por las cajas, no son adquiridos por los inversores internacionales a pesar de los elevados tipos de interés ofertados. De ahí los intentos de colocarlos en la red, lo que además de ser una estrategia cortoplacista y de impacto limitado acentúa todavía más la contracción crediticia interna. El famoso credit crunch quizá se modere en otros países, extremo dudoso, pero se acentuará en España a lo largo de los próximos trimestres. Esa situación estructural se agravará cuando el BCE de JeanClaude Trichet suba los tipos de interés en julio o en septiembre. Así lo descuenta el mercado. El Euribor ha escalado hasta el 5,36 por 100. El crédito será cada vez más escaso y caro. Este hecho impulsará caídas adicionales de los precios de la vivienda, así como del consumo y de la inversión privada que acentuarán las fuerzas recesivas en curso. Si además se suma a ese cuadro clínico las presiones recesivas e inflacionarias de un petróleo muy caro, el panorama es estremecedor. El resultado inevitable es un fuerte incremento del paro, de las quiebras y de las suspensiones de pagos en una espiral recesiva que se autoalimenta sin remisión. Ahora bien, siempre está para calmar los nervios y transmitir confianza la calma tranquila del presidente del Gobierno.