Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 6 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Cospedal Especialista en misiones de paz La nueva secretaria general del PP logró conciliar maternidad y un pujante liderazgo en Castilla- La Mancha. Ahora tiene ante sí la misión de pacificar un partido en el que nadie habla mal de ella POR FERNANDO ROJO FOTO: CHEMA BARROSO ueves 22 de mayo de 2008. Ocho de la tarde. Hotel Eurobuilding de Madrid. María Dolores de Cospedal se dispone a dar su primera conferencia en el prestigioso Club Siglo XXI. Se acaba de conocer la baja como afiliado del PP de José Antonio Ortega Lara tras la renuncia de María San Gil. A los pasillos del hotel, atestados por decenas de reporteros y cámaras de televisión, llega la noticia de que alguien está convocando para el día siguiente a través de mensajes de móviles una manifestación de militantes descontentos ante la sede de Génova. Rajoy vive sus horas más difíciles desde la derrota electoral. Entre los asistentes circulan todo tipo de rumores y bulos: unos dicen que el presidente anunciará antes o después su retirada; otros ven inminente que Esperanza Aguirre presente una candidatura alternativa. Se palpa la tensión... Hasta que comienza a hablar Cospedal. Hilvana un discurso de Estado y sobre el Estado que puede suscribir cualquiera en su partido. La letra de siempre, pero con una melodía renovada. Aplaude en primera fila Aguirre. Aplaude junto a ella Ruiz- Gallardón. Después de muchos meses de desencuentros, la presidenta madrileña y el alcalde de la capital coinciden en algo: se deshacen en público en elogios hacia Cospedal. ¿Quién mejor para remansar las turbulentas aguas del partido? debió de pensar el líder de la oposición. Es muy probable que esa noche Rajoy comenzara a decantarse por ella. Menos de un mes después, la ha elegido como su número dos No es la primera vez que Rajoy encomienda a esta especie de casco azul de la política una complicada misión de paz El PP castellano- manchego llevaba en guerra desde el principio de J los tiempos. Las sucesivas derrotas y el desfile de candidatos aniquilados por Bono habían sumido al partido en una crisis permanente en aquella región. Cuando Rajoy, aconsejado por Acebes y Aguirre, la designó presidenta de los populares de esa comunidad- -en detrimento de alternativas como el presidente de Asaja, Pedro Barato, o los diputados Alejandro Ballestero y José Ignacio Echániz- -muchos pensaron que se trataba de otro experimento de Génova abocado al fracaso. Los propios dirigentes populares de Castilla- La Mancha, que habían reaccionado en un primer momento con escepticismo, pronto se dieron cuenta de quién era Cospedal. En muy pocos meses, recorrió pueblo a pueblo toda la región y logró una paz y unidad en el partido totalmente desconocidas hasta la fecha. Quizás por eso, sus más directos colaboradores en Toledo están convencidos de que va a poder compaginar su carrera autonómica con la secretaría general. Tiene un dinamismo extraordinario y un enorme nivel de exigencia, que se impone e impone a los demás, pero sobre todo tiene una gran capacidad de análisis y de hacer las cosas con mucho sentido señala el diputado regional Leandro Esteban, que recuerda Católica y de Albacete Cuando en 2006 Rajoy la envió a Toledo, Cospedal acababa de dar a luz a su hijo. Fue valiente, lo cómodo era seguir como consejera de Madrid le elogia Granados Su nombramiento es clave para la cohesión en el partido. Incluso en los días críticos del debate precongresual, compatibilizó su lealtad a Rajoy y su amistad con Aguirre las enormes trabas que pusieron a Cospedal desde el poder socialista en esa región. Su primera lucha- -afirma Esteban- -fue contra una campaña que decía que ella no era de Castilla- La Mancha. Se partía de risa de que eso lo afirmaran algunos que habían ido con ella al mismo instituto en Albacete Después, tuvo que luchar contra el veto de la televisión autonómica, y aún así, recortó en 2007 más de la mitad de la diferencia que los socialistas habían sacado cuatro años antes. Y recientemente tuvo que salir al paso de la acusación de estar enfrentada a la Iglesia para declararse católica practicante Para colmo, su designación como presidenta del PP de CastillaLa Mancha se produjo pocos días después de dar a luz a su hijo. Con 40 años, tras la nulidad de su matrimonio, había logrado a través de inseminación artificial su mayor meta como persona: ser madre. Desde entonces, no ha resul-