Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 6 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Barcelona Las voces de la periferia Mil luces me sonríen Con dentadura postiza Barcelona muerde el mar, arranca la sal del cadáver marino- -piel que se deposita en la tierra- -y la escupe en el puerto y en las gaviotas. ¡Qué falsa la belleza de esta ciudad, puro maquillaje para esconder las arrugas! Y como te amamos, a nuestros pies. Y volvemos con las manos en los bolsillos, entre el tintineo de las llaves de un hogar sólido. Mañana la ciudad volverá a ser amable y la dentadura postiza sólo será un símbolo más allá de la oscuridad que nos invade. Pero el viaje acaba de comenzar. ¿Qué más puedes pedir a la vida, si la tristeza no nos amedrenta porque se esconde bajo el ojo de las ganancias? El contrapeso es nítido: no toques la melodía: créala. Y sé lo bastante valiente para afirmar que ya estás harto de ser cobarde. (Viene de la página anterior) y Kabul, Karachi y Bollywood, Foix y Sampere, Bruce Lee, Blake y Döblin, SMS y GPS, Scania y Renault, Vogue y Chanel, Maiakovski y Anthony Perkins, Bultaco y Derbi, Fernando Poo y Montserrat, Breznev y Mickey Mouse... Jugar contra los estereotipos. Porque Barcelona ya no es lo que era (Madrid, tampoco) La llegada de gentes de todo el planeta ha multiplicado el número de voces. En Barcelona, lo más interesante es casi suberráneo. Somos grandes fisgones. Nos gusta meternos donde hay vida, asombrarnos Un caldo de cultivo para nuevas formas. Mientras caminaban, tomaban nota, de lo que veían, de lo que oían: De alguna forma, es también la banda sonora de otra ciudad. Verdaguer se preguntaba qué sería de una Barcelona que se extendiera por valle y sierra. Aquí está. Tal vez por eso nuestro libro sea anti- épico. Nuestra Second Life es el poema La construcción en sí, como no podía ser menos, la hacían mediante el correo electrónico como máquina de coser y cantar: Internet ha sido la herramienta que nos ha dado velocidad de crucero Así llegamos a la montaña donde se extiende Ciutad Meridiana, con sus bloques de viviendas grises animadas por más banderas de ropa tendida, entre tramos de escaleras mecánicas y pintadas: Latino no se hace se nace Mientras en Sant Cosme abundan gitanos y magrebíes, en Meridiana se ven más latinos, y en el Fondo, final de viaje, predominan chinos, paquistaníes, rumanos... Pero no hay conexión fácil entre los ba- Este barrio es una isla: como aquella de Operación Dragón en que los espejos multiplican una dura lucha Arriba, Jordi, en el puente de mando del bar Ramón, templo de Sant Cosme. Debajo, la tertulia de los chinos en El Fondo, el Queens de Santa Coloma rrios de esta oda La conexión la forja el propio libro. El taxista ilustrado que nos rescata de la Meridiana para ir al Fondo, ofrece su contrapunto: A Santa Coloma la estudian en una universidad de Tokio por ser una de las ciudades peor construidas del mundo En la zona china, los carteles de peluquerías, panaderías y colmados resaltan en chino y catalán. El censo dice que en el Fondo se hablan 174 idiomas. Para reponer fuerzas entramos en un restaurante de chinos La escapaíta La dueña se llama Joana y dice que es china catalana Acaba de celebrarse una nueva edición del Bloomsday que recrea aquel 16 de junio de 1904 en el que Joyce hizo de Dublín y sus afueras escenario de la epopeya de una hombre común, un tal Leopold Bloom, Ulises del siglo XX. Devotos de la obra cumbre de Joyce recorren cada 16 de junio los escenarios de la novela. Acaso esta Última oda a Barcelona acabe por convertirse en una ruta alternativa a la que siguen las recuas de turistas. Para ver la verdadera Barcelona babilónica: Viajeros de un país extraño como admiten al alimón estos dos poetas afiliados al río de la calle. Verdaguer se preguntaba qué sería de una Barcelona que se extendiera por valle y sierra. Aquí está. Por eso nuestro libro es anti- épico. Nuestra Second Life es el poema Los poemas que figuran en estas páginas han sido traducidos del catalán por Lluís Calvo Jordi Valls de su libro Última oda a Cataluña publicado por la editorial La Garúa