Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE La poesía es saberse en un mundo que ya no puede retornar al terreno de las configuraciones comunes Los autores de Última oda a Barcelona Lluís Calvo (izq. y Jordi Valls, en Ciutat Meridiana, con un fondo de banderas de ropa tendida Mercabarna Aquí todo se rige por una ley interna y los vigías vigilan desde las ventanas del castillo. ¡Seiscientos euros sin pegar palo! vocifera el héroe del bar, con clamor de lotería. Y Mucho Muchacho se deja caer por el barrio, porque aquí también hay arte y muchas rimas, no sólo asuntos inquietantes. Arte y parte. Lo digo con orgullo. Y olvida lo que te he dicho: yo no me piro. Esto es el Louvre, descarado. Quizás un poco lúgubre, es verdad, pero más me atrae un sonido sincero que los pechos erguidos de la Venus de Milo. que han hecho de la calle extensión de la casa. Miran con desconfianza al intruso mientras un parque infantil canibalizado canta la verdadera historia del barrio. Nos sentamos a media mañana a una de las mesas del bar Ramón, donde Jordi, patriarca gita- no, imparte la bendición con carajillos y otros viáticos. Personaje secundario del libro, se queda perplejo cuando los poetas aprovechan el retorno a Sant Cosme para dedicarle un ejemplar y mostrarle cómo la letra impresa le ha hecho justicia. Hacían el camino juntos, en jornadas espaciadas, siempre a pie (estos poetas no conducen) y después cada uno escribía su visión. Bajo el neón del tema de la ciudad con figuras omnipresentes como Eliot o Joyce, y experiencias como las de Gil de Biedma o Juan Vinyoli, no le hacían ascos al choque entre la alta y la baja cultura, el encuentro de Spiderman con Cervantes Los dos han sabido ceder, cortar, entresacar... Era un toma y daca. Porque hay días que estás inspirado, y días en que no estás para nada Toda una cura de humildad para el proverbial ego de los poetas. No deja de tener su gracia que ambos- -como los vates Verdaguer y Maragall- -hayan ganado los juegos florales de la Ciudad Condal. En este diálogo entre el poeta y la realidad, tanto Calvo como Valls, Valls como Calvo, han huido de la poesía social y del paterna- lismo Mientras hablan los escritores, los clientes del bar Ramón sigen a lo suyo, como la calle, donde payos y gitanos, inmigrantes y jubilados, repasan la diagonal de Sant Cosme, sin saber que fueron contemplados y retratados por la pluma certera y veloz de dos poetas contemporáneos que con esta Última oda a Barcelona intentaron que fraguara un montaje como de cine, juntando planos que así dan cuenta de una nueva realidad El libro está plagado de imágenes irónicas y potentes, y de referencias cruzadas a la época, al lugar, al capitalismo, la publicidad y la melancolía, como se capta haciendo un somero arqueo de nombres propios a vista de pájaro: Tigris y Mekong, Zapata y Gandhi, Johnny Deep y Camarón de la Isla, Virgilio y Borges, Gambia y Senegal, Catal (Pasa a la página siguiente) PAISAJES Y PASAJES DE LA ÚLTIMA ODA A BARCELONA 1- Barrio del Fondo 2- Mercabarna 3- Sant Cosme 4- Ciutat Meridiana 5- Torre Baró 6- La Modelo 7- Poblenou 8- Cementerio de Montjuic 9- Can Tunis Viladecans Castelldefels Sant Feliu Sant Joan Despí Sant Just Desvern Esplugas Sant Boi Túneles de Vallvidrera Ron Av. da al de D t Río Bes ós 5 4 Santa Coloma de Gramenet Gavá C- 245 M eri A- 16 C- 246 L Hospitalet c 6 Pl. España dia Cornellá lan na c. Co llb Diag ona l Ronda del Mig P Zo Franc na a 3 El Prat 2 Gran Vía Gran Vía Rond a Lito ral 8 9 Aeropuerto de El Prat Av Río Llo bre ga t 1 Badalona Sant Adriá 7 Mar Mediterráneo N