Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 6 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Qué será será omos muy dados a buscar referencias fuera de nuestras fonteras, ejemplos, situaciones, generalmente caemos en la tentación de analizar lo que pasa por el mundo adelante jugando al equívoco, sin dejar muy claro si nos referimos a lo de aquí o lo de allá. Con Hillary Clinton ha pasado lo mismo. O peor. Hay que ser serios: ni el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, es José Luis Rodríguez Zapatero aunque los dos se apuntaron a la carta de la renovación y el cambio, ni tampoco hay paralelismo entre Obama y Juan Costa, ni Hillary es Mariano Rajoy ni la crisis que sufre el Partido Popular es parecida a la división que se vive actualmente en el Partido Demócrata norteamericano, donde todo el mundo clama por la unidad porque ven las orejas al lobo y piensan que sin unidad John McCain tiene todas las papeletas para llegar a la Casa Blanca. Imposible dejar de lado al Partido Popular. Qué más quisiéramos. Pero es que la vida política está centrada en ese partido que busca su centro y su epicentro. La semana próxima Juan Costa decidirá si se presenta o no se presenta como candidato, pero antes mantendrá un encuentro con Mariano Rajoy no sólo para comunicarle lo que piensa hacer- -como prometió- sino también para cambiar impresiones con él y reafirmarse en su idea, sea la que sea. A ratos parece que se presenta, y los suyos, los que le aúpan, se ponen de los nervios; pero a ratos parece que no se presenta, y los suyos se ponen también de los nervios, viven en un sinvivir. Haga lo que haga, habría que preguntarse algo de cara al próximo congreso del Partido Popular: S ¿Qué va a pasar con algunas de las personas más queridas del partido, que más han trabajado por el Partido Popular, que más ilusión generan entre la militancia aunque pertenezcan a una época que la dirección actual cree superada? ¿Es posible que el Partido Popular encuentre el necesario impulso sin la colaboración de José María Aznar, Francisco Álvarez Cas- cos, Rodrigo Rato, Ángel Acebes, Esta semana Costa decidirá si se presenta como candidato, pero antes se reunirá con Mariano Rajoy EFE entre otros, cada uno de su padre y de su madre pero que significan mucho para la mayoría de los militantes? ¿Podrá el Partido Popular recuperar el espacio perdido con un drástico borrón y cuenta nueva? A ver qué pasa en el congreso de Valencia, pero como se cierre en falso, Mariano Rajoy durará menos que un merengue a la puerta de un colegio. Y cerrarlo en falso es hacer una ejecutiva en la que falten todas las referencias y se metan con calzador caras que no provocan el menor entusiasmo. Mariano Rajoy afirma que no va a ser así y que piensa en un equipo sólido, firme y que va a convencer. Ojalá esté en lo cierto, ojalá no se equivoque, porque tal como está el panorama, con José Luis Rodríguez Zapatero hablando de pájaros y flores para no pronunciarse sobre la grave situación económica que atravesamos, si el principal partido de la oposición entra en picado, pues apaga y vámonos. La ejecutiva del lunes ha sido la más tensa que se ha vivido en la historia del Partido Popular, en eso coinciden todos. Se dejaron en casa las hipocresías para exponer abierta y sinceramente sus puntos de vista. Una auténtica catarsis, de la que puede salir algo bueno, saber en qué posición se encuentra cada uno, pero también puede salir algo malo, porque no todo el mundo acepta bien las críticas y salen a escena los rencores. Se nota en los pasillos del Congreso: hay miradas que matan y silencios que hieren. Y no precisamente de diputados del Partido Socialista a diputados del Partido Popular. María San Gil y Jaime Mayor Oreja