Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 6 08 EN PORTADA Historia de dos faenas José Tomas El mito y el hombre 8. Pase de pecho Obligado colofón El toreo al natural brilló con luz propia en la tarde venteña. Uno, dos, otro más, cuatro... y el obligado de pecho, vaciando la embestida por arriba, pasándose los pitones muy cerca, rozándole los bordados. Era el colofón, el punto final a una serie y a su faena al quinto toro. El remate que hacía atronar las gargantas y que producía escalofríos en las gentes. Algunos se frotaban los ojos, pero era verdad, todo era verdad. José Tomás había hecho el toreo. 9. El delirio La faena perfecta Quienes acudieron a Las Ventas con la intención de asistir a un milagro vieron sus expectativas cumplidas. Asistieron a la faena perfecta. Tal vez la perfección no exista. Pero José Tomás hizo el toreo. Veinticuatromil almas se rindieron a la majestuosa naturalidad de su tauromaquia. Ese rito puntualmente ejecutado que lleva al público a la locura. Al delirio de quien ve todas sus dudas despejadas y, ante la labor del maestro, se convence de que los milagros también existen