Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE Las islas Cíes vistas desde el Alto del Príncipe Las Cíes TEXTO Y FOTO: CÉSAR JUSTEL Islas de leyenda Rodeadas de mitos y fábulas, conocidas de fenicios y griegos. Dicen que en ellas estuvo el mismísimo Julio César. Hoy son buscadas por quienes aman el contacto con la naturaleza y las playas paradisíacas i se busca aguas transparentes y playas de arena blanca no hace falta ir al Caribe, aquí mismo, en las Cíes las tenemos. Tres pequeñas islas habitadas desde tiempos prehistóricos y de las que se cuenta que pudieron ser las legendarias Casiterites fenicias de los viejos manuales de historia. Los romanos las llamaron islas de los dioses pues en ellas se celebraban cultos druídicos y allí se refugiaron los últimos guerreros herminios que lucharon contra Roma. Los únicos restos arqueológicos que se conservan son los de un antiguo cas- S tro celta, en las inmediaciones del monte Faro. En el siglo XII la Iglesia construyó un pequeño monasterio dedicado a San Esteban con el fin de acabar con los cultos paganos, aunque el templo terminó siendo destruido por los piratas. En los últimos siglos estuvieron deshabitadas; sus únicos moradores eran rebaños de cabras salvajes. En 1980 fueron declaradas parque natural y se constituyó una junta para preservar su flora, amenazada por las acampadas. Por más que se intente limitar el número de visitantes, la tarea no es fácil, sobre todo si se tiene en cuenta que el camping se llena hasta los topes en verano. El sitio sería paradisíaco si tuviera menos gente. Pero, por la noche, cuando se marchan los últimos barcos de pasajeros y el único sonido que se escucha es el de las gaviotas, el lugar se transforma. Sólo desentona un feo monolito de 16 metros que se levantó en 1961 en honor al general Franco. Hay un camino, de unos tres kilómetros, que desde el muelle lleva a lo alto del faro y que es una clásica ruta senderista. No menos bello es el camino de dos kilómetros que conduce hasta el Alto del Príncipe, desde donde se divisan casi todas las Cíes. Otros recorridos llevan a los restos del antiguo convento de San Esteban, al primitivo poblado de Hortas, o al Observatorio de Aves. La parte norte y oeste son acantilados, mientras que la sur tiene tranquilas aguas con un lago llamado laguna de los niños que crece o disminuye con las mareas. Hay otro par de playas, una de ellas, conocida como la de los alemanes es nudista. Las Cíes son también reserva de aves marinas y a ellas llegan gaviotas, cormoranes y araos (que parecen pingüinos) para criar. Asimismo tienen un gran interés botánico, pues en sus cantiles crecen caramiñas y otras interesantes plantas. Ría de Muros y Corrubedo Noya Ría de Arosa Padrón GALICIA Villagarcía de Arosa Ons Ría de Pontevedra Sanjenjo Cangas Pontevedra Vigo ISLAS CÍES Ría de Vigo Nigrán Bayona Agenda Accesos. Frente a Vigo (una hora en barco) La única manera de visitar las Cíes es en barcos de pasajeros que salen del puerto de Vigo, de Baiona o de Cangas de Morrazo (en verano) o en embarcaciones privadas. Otra opción son empresas, como Allcaravan, que organizan excursiones por las islas del Parque Natural. Alojamiento. El camping de las Cíes, al lado del embarcadero (abierto de principios de junio a finales de septiembre) Para comer. Hay restaurantes que abren en los meses de verano y que sirven principalmente pescados.