Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 6 08 VIAJES Auvernia TEXTO: PEDRO TOUCEDA FOTOS: ERNESTO AGUDO A ritmo de Tour La Grande Boucle que comienza el próximo 5 de julio, surcará el corazón verde del país galo durante cuatro etapas. Es una buena ocasión para visitar esta región llena de encantos sin perder de vista la carrera ermina el Giro de Italia y el mundo ciclista ya comienza a mirar al Tour de Francia, la prueba reina del calendario. Pese a que lo más probable es que Alberto Contador no esté en la línea de salida debido a la guerra que mantiene ASO (empresa organizadora) con la UCI (Unión Ciclista Internacional) y el equipo Astana, lo cierto es que la carrera francesa es el tercer acontecimiento deportivo más seguido en todo el orbe- -tras los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Fútbol- -y siempre levanta pasiones. La mayoría de los aficionados ve la prueba por televisión, T pero también se cuentan por miles quienes se animan a visitar la carrera para alentar a los corredores. Lo más normal en estos casos es aprovechar la excusa deportiva para brujulear por los bellos parajes del país vecino siguiendo la estela ciclista. Este año cuatro de las etapas del Tour recorren- -en su totalidad o en parte- -el llamado corazón verde de Francia, Auvernia, y es una buena ocasión para adentrarse en estos ondulados territorios del Macizo Central donde la historia, la gastronomía y la naturaleza hechizan al viajero. Por dos de esas etapas hacemos nuestro recorrido. Auvernia es tierra ganadera y agrícola, que se asemeja en sus paisajes al Norte de España, y también es una zona jalonada por añejos volcanes- -ya sin actividad- y estos dos rasgos han marcado desde antiguo su cultura y su fisonomía. Impresionantes son los parajes cercanos a la estación de esquí de Super- Besse, donde acaba la sexta etapa del Tour que parte de Aigurande. Los ciclistas recorrerán 195 kilómetros para encontrarse al final del trayecto, muy sinuoso, con una empinada rampa que conduce a la línea de meta. Los amantes de la bici, amén de ver la etapa, podrán transitar por diversas rutas alrededor de la estación. Es imprencindible acercarse al lago Pavin. Asentado en un antiguo cono volcánico, sus aguas están circundadas por bellos bosques y surcadas por diferentes leyendas. Una de ellas cuenta que en sus profundidades duerme una ciudad maldita, que los días soleados pueden verse en lo hondo sus ruinas y la torre de una iglesia... Algunos también aseguran que en el silencio de la noche las corrientes- -o los espíritus- -hacen sonar las El lago Pavin, situado en las cercanías de Super- Besse Auvernia es una tierra que se asemeja en sus paisajes al Norte de España. Lugares como Brioude, Lavaudieu, Montpeyroux, Besse, Murol o Aurillac están llenos de encanto campanas... El caso es que el lugar no necesita ninguna leyenda, ni siquiera a un monstruo como el del lago Ness, para atraer a los visitantes. Aunque, curiosamente, muy cerca de estos parajes nos encontramos con un monstruo del ciclismo. Nada menos que Raphaël Geminiani, un corredor de la época de Bahamontes que hace promoción como nadie de estas tierras, incluida la bonita localidad medieval de Besse, que bien merece un paseo. Segundo en el Tour de 1951, tercero en el de 1958 y ganador de siete etapas en la ronda francesa, Geminiani condujo como director a Jacques Anquetil a la victoria final en 1964. Son míticas las imágenes de ese año del duelo PoulidorAnquetil sobre las rampas del Puy de Dôme, otro monte de origen volcánico situado en las cercanías de Clermont- Ferrand y que es uno de los grandes símbolos de Auvernia. Aunque este año no se escalará durante el Tour, nos animamos a visitarlo. En sus rampas, que parecen escaleras hacia el cielo, cimen-