Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 6 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Sólo sé que no sé nada mposible saber qué puede ocurrir en el Partido Popular en el futuro inmediato, así hagamos cura de humildad para reconocer solemnemente que sólo sé que no sé nada: las mejores fuentes no sirven porque ni siquiera ellas conocen a fondo lo que está pasando por la cabeza de quienes deben tomar importantes decisiones, la duda se ha instalado en las cabezas pensantes, y lo que hace apenas dos días era cierto ciertísimo como la vida misma, ahora resulta que ya ni siquera se tiene en pie. Pero paciencia, que no falta tanto para que se despejen las incógnitas, el veintiuno o el veintidos de este mes todo estará finalmente resuelto y veremos entonces si en verdad hay motivos para la esperanza o para el llanto y crujir de dientes. Bueno, algo sí sé: que a alguna de las reuniones que mantiene Juan Costa han asistido Eduardo Zaplana, Nacho Uriarte y Pedro Pérez, íntimo de Zaplana y actual presidente de los productores de cine españoles, que sabe mucho de televisión, de cine y también de política. Sé también que no va a haber vicepresidencias en la nueva ejecutiva del Partido Popular, aunque sí varias vicesecretarias generales, entre ellas una de organización, otra de asuntos sectoriales y sociales y otra de comunicación. Y sé que Mariano Rajoy no le ha ofrecido absolutamente a nadie la secretaría general- -por lo menos a la hora de escribir estas líneas- -aunque sabe a quién se la piensa ofrecer. Su única duda es si hacer público el anuncio durante el congreso del partido o adelantarse para darlo a conocer unos días antes. Es importante lo que ocurre en el Partido Popular, pero es mas I importante todavía lo que ocurre a nuestro alrededor. Y por ejemplo, comprobar cómo se disparan los indicadores de nuestra situación económica que deberían ser bastante más bajas- -el paro, los precios, la inflación- al tiempo que, por el contrario, descienden de forma alarmante las que deberían ser altas- -la tasa de crecimiento, la compraventa de viviendas, automóviles y electrodomésticos, ocupación de hoteles y un FRANCISCO SECO A alguna de las reuniones de Juan Costa han asistido Zaplana, Nacho Uriarte y Pedro Pérez larguísimo etcétera- con el agravante de que éstas van a subir más- -lo que nos perjudica- -y las otras van a seguir bajando, lo que también nos perjudica. Expertos hay que aseguran que a final de año la tasa de crecimiento puede no llegar a un punto, lo que significaría que entramos en recesión. Palabra maldita que Zapatero no quiere ver ni en pintura, pero que pronuncian ya empresarios a los que no llega el agua al cuello. Y eso es lo grave. Un importante empresario que habla a menudo con el presidente expresaba en privado su preocupación porque en su último encuentro con Zapatero le había visto pasando muy por encima de las cuestiones económicas, empeñado en no ver lo que es evidente. Afirmaba que seguimos estando mejor que el resto de los países europeos, que la crisis inmobiliaria va a durar poco, que el paro está controlado, que tenemos recursos suficientes para afrontar con bien todo ello, y que además no va a durar mucho tiempo. Y es lo que más inquieta a la gente del mundo de la empresa y de la economía, comprobar que el presidente no da muestras de comprender la gravedad del asunto. Y si no lo comprende, malamente va a encarar la crisis con medidas eficaces. Por cierto, es sangrante que cuando la angustia empieza a hacer estragos, el gobierno se haya preocupado tanto por debatir sobre la oportunidad de tener el crucifijo y la Biblia sobre la mesa en la que los altos cargos juran o prometen lealtad a la Constitución y a sus nuevas obligaciones. Cuando quiera el presidente, le podemos hacer llegar la lista- -larga- -de las cuestiones que es importante, vital, abordar cuanto antes.