Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE La Agencia Española de Cooperación Internacional ha invertido más de un millón de euros en el desarrollo del turismo de la ciudad rias, educativas, de gestión del agua y las basuras o de rehabilitación de edificios, para así asegurar una base sobre la que asentar el desarrollo económico. Uadane está considerada como un diamante en bruto para el sector turístico que la Aecid ha querido pulir. Se ha levantado un punto de información, se han formado guías y se han impartido cursos de gastronomía con la presencia estelar de la Arguiñano de la televisión mauritana. desde cualquier ángulo. Imagino que esto a los autóctonos, que ahora están conectados con el resto del mundo, les importará tres pepinos. Lo que sí les duele a los habitantes de Uadane, y mucho más que el pirulí metálico que les da cobertura, es la herida abierta por la suspensión del rally Dakar, auténtico ariete del turismo en esta parcela del desierto. La amenaza terrorista se ha llevado el circo y no parece que vaya a regresar a tierras africanas en breve. Algunos en Uadane apuntan incluso a intereses económicos de algunas empresas francesas en Argentina y Chile, donde se correrá en 2009. Hasta la pasadas Navidades todo iba sobre ruedas y sólo entre octubre y diciembre de 2007 se habían efectuado 1.700 visitas guiadas a la ciudad, pero la alerta ha hecho descender su número a apenas 200 entre enero y marzo. La incógnita sobre el futuro de Uadane empezará a despejarse cuando dentro de unas semanas la Cooperación Española recoja los trastos y dé por concluida su misión. Legarra sostiene que la crisis del turismo no será más que un bache coyuntural, como supusieron en su día los ataques del 11 de septiembre de 2001. De momento los extranjeros han desaparecido y las casas de piedra asomadas desde hace varios siglos desde lo alto de la colina al oasis andan más en silencio que nunca. Las comodidades escasean Eso sí, la media docena de albergues que han abierto los vecinos en los últimos años van orientados más bien al perfil de viajeroaventurero, pues nada tienen que ver con los establecimientos de lujo que buscan algunos al borde de los oasis. Sibaritas los justos porque, aunque la vieja ciudad no deja de ser un remanso de tranquilidad que vive de los dátiles y los dromedarios, las comodidades escasean. De internet no hay noticias y el teléfono móvil ha llegado hace escasos meses gracias a una antena instalada sin piedad en lo más alto del pueblo que araña la vista Atardecer en esta histórica ciudad del desierto La media docena de albergues de la ciudad están orientados al viajero- aventurero. Nada tienen que ver con los establecimientos de lujo que buscan algunos en ciertos oasis