Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Perito en Lunas Argentinas ntre las muchas deudas históricas contraídas moralmente por los españoles con Hispanoamérica, en especial con México y Argentina, está la de la acogida de los grandes escritores, pensadores y artistas del exilio y, aun más, la de muchos que no pudieron cruzar el charco físicamente pero cuya obra fue tratada, editada y estudiada con mimo por los hermanos de la otra orilla. Caso excepcional es el de Federico García Lorca cuya consagración como figura principal de las letras hispánicas vino de la mano de su viaje a Argentina con Pablo Neruda, en 1933, para dar una serie de conferencias, además de gestionar el montaje de algunas de sus piezas teatrales que finalmente llevaría a cabo la actriz Lola Membribes. Argentina y su público, además de los medios convocados y el megáfono del Pen Club Internacional harían de Federico y Neruda, símbolos internacionales del cosmopolitismo y de la cultura en Castellano. A Miguel Hernández le hubiera gustado seguir los pasos de su admirado Lorca y viajar a Buenos Aires para estar presente en el estreno de su obra Los hijos de la Piedra probando suerte como él en aquellas latitudes, para volver a escuchar a la argentina Berta Singerman, la protagonista del primer recital de poesía al que asiste siendo aún más pastor que poeta, pero al oriolano no le alcanzó el tiempo ni la suerte y murió tuberculoso vomitando versos de sangre en una cárcel a la que fue condenado por el delito de ser libre cuando serlo estaba prohibido. Cuando faltan menos de dos años para la celebración del centenario de Miguel Hernández, Argentina y sus escritores han querido adelantarse a la gran conmemoración Her- E nandiana para rendir honores a este escritor universal a través de la voz del poeta Alejandro Guillermo Roemmers, miembro de Honor de la Universidad de los Andes y presidente Honorario de la Asociación Americana de Poesía, con un recital y un coloquio en el que también intervinieron Roberto Alifano, que fuera secretario de Jorge Luis Borges y amigo de Neruda, además de escritor y periodista, y Antonio Requeni, condecorado por Italia con la Orden de Cavalliere Ufficiale. La Fundación Cultural Miguel Hernández, en la figura de Juán José Sánchez Balaguer, su director, y la Asociación Universitaria Oriol, en la figura de Ángel Castejón, su presidente, ofrecieron en el Campus de Las Salesas el coloquio Miguel Hernández en Latinoamérica moderado por Aitor Larrambide, encargado en la fundación del estudio de la obra hernandiana. Roemmers anunció que Buenos Aires se sumará con un homenaje a la conmemoración del año hernandiano en 2010, asegurando que es un poeta muy apreciado y conocido en círculos literarios y popular entre el gran público por las canciones de Serrat El acto ha sido una de las primeras actividades celebradas en Orihuela, previas al centenario de su nacimiento. Roemmers destacó cómo la lucha interior de Miguel Hernández es la de un poeta que rechaza la violencia, pero que al mismo tiempo luchó a favor de la República por sus ideales y las libertades Mientras en España no se podía hablar de Miguel Hernández y su obra, en Argentina, por el fervor de escritores como Neruda o Rafael Alberti, se editaban sus obras como se hizo en la Espasa- Calpe Argentina en el 49 con El rayo que no cesa o en la mítica editorial Lautaro, en el 58 con Cancionero y Romancero de Ausencias o la Antología y las Obras Completas editadas por Losada en el 60. ¿Por qué hallaste, Miguel, el lado oscuro el absurdo fragor, la estrella hiriente? interroga Roemmers en sus versos en el homenaje dedicado a Miguel Hernández, el poeta republicano, víctima de la guerra civil española. De pena fue elevada tu montaña, hortelano valiente de la España, ruiseñor de su tropa fraticida agrega el escritor argentino sobre el poeta español, horticultor amoroso de Orihuela, referente de la poesía castellana, perito en lunas de Argentina por sus versos, más allá de su propia muerte, canto a la vida allende cualquier latitud del espacio o el tiempo. Una vez más Argentina nos lleva ventaja en el homenaje y reconocimiento de los nuestros. Bendita Argentina y sus escritores. LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS Economía Entre la cal y la arena n plena tormenta internacional, Solbes ha anunciado una profunda reforma del modelo de supervisión del sistema financiero español. La idea de conceder al Banco de España la vigilancia de todas las entidades financieras- -banca, cajas, aseguradoras e instituciones de inversión- -y crear un nuevo organismo, la Comisión Nacional de Servicios Financieros, para velar por la trasparencia y el correcto funcionamiento de los mercados es lógica y razonable. Constituye una adaptación necesaria a la complejidad del moderno mundo de las finanzas que ya no está monopolizado por las instituciones crediticias clásicas. Además es un movimiento positivo por tres razones adicionales: primera, porque contribuye a restaurar la credibilidad del aparato supervisor y regulador del mercado muy deteriorado por el singular comportamiento de la CNMV en los últimos tiempos; segundo, porque concede a una institución prestigiosa y reputada, la presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, funciones que refuerzan su capacidad de velar por la estabilidad del sistema de pagos; tercera, porque ofrece confianza en la solidez de nuestro modelo financiero en estos tiempos de turbulencia. En una de sus primeras decisiones, el Ministro de Industria, Sr. Sebastián, ha anunciado una medida correcta e impopular: la subida de las tarifas eléctricas. Desde hace años, éstas no cubrían los costes de producción de las compañías y, en consecuencia, frenaban la inversión en mejorar y extender las redes de distribución, desincentivaban la inversión en generación, conducían un exceso de consumo y eran una causa determinante de los problemas de suministro de electricidad en Es- E paña. Ahora bien, si se desea un correcto funcionamiento del mercado eléctrico, es imprescindible caminar hacia una liberalización de los precios y abandonar un esquema, el de las tarifas, que crea todo tipo de distorsiones, disuade la entrada de nuevos competidores y genera una mala asignación de los recursos. A ver si Don Miguel se anima a romper tabúes y se relanza un programa nuclear que es la única solución efectiva para afrontar las dificultades energéticas de España. Entre las malas e inevitables noticias dominó del escenario esta semana, la interminable escalada alcista de los precios del petróleo, pésima noticia para un país, España, cuya dependencia del oro negro es muy superior a la del resto de los países de nuestro entorno. Aunque el grueso de los analistas, Stephen Roach a la cabeza, prevén un descenso o, al menos, una estabilización del coste del crudo, esta hipótesis es improbable. Al lado de factores reales que presionan al alza sobre el valor del petróleo y lo seguirán haciendo- -la demanda chino- india, la rigidez de la oferta, los factores geopolíticos etc. buena parte de su encarecimiento se debe a que la ecuación políticas monetarias expansivas- aumento de la inflación ha transformado el oro negro en un valor refugio para los inversores. En cualquier caso, para España, un petróleo en niveles de 135 dólares barril potencia las fuerzas depresivas e inflacionistas y acentúa la pendiente negativa de la economía. De acuerdo con los datos suministrados esta semana por el INE, la crisis se agudiza. El debilitamiento de la actividad económica es mucho más rápido e intenso del previsto por el consenso de FUNCAS y, desde luego, por el gobierno. El consumo, casi el 70 por 100 del PIB, se ha desplomado en los tres primeros meses de 2008 y caerá aún más en los siguientes. La tesis sostenida por David Vegara de que lo peor ha pasado o que nos acercamos a lo peor para dejarlo atrás es un ejercicio de optimismo teológico, una confusión dramática de los deseos con la realidad. Ni un milagro salvará a la economía española de tener un encefalograma plano e incluso negativo en el último trimestre del año. Si bien hay que aplaudir la negativa de Solbes a adoptar más medidas expansivas, hay que censurar su incapacidad de adoptar otras- -las famosas reformas estructurales- -sin las cuales la crisis será más larga y más dura. Hay que dejar a las fuerzas del mercado que se ajusten pero dotándolas de la flexibilidad suficiente para que se proceso sea rápido y con los menores costes sociales y económicos posibles.