Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 5 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Jugadores para todos Paradojas del destino: más de 50 jugadores formados en el Real Madrid juegan en clubes de Primera División de toda Europa. Sin embargo, son muy pocos los canteranos que han contribuido este año a ganar la Liga POR PEDRO TOUCEDA Cantera blanca a foto se encuentra en una de las salas de la nueva Ciudad Deportiva de Valdebebas. En ella se ve a la plantilla del Real Madrid de 1990. Está Schuster, el actual entrenador del equipo; vemos también a Buyo y a Hugo Sánchez. Pero si uno se pone a contar el número de canteranos llega a la asombrosa cifra de catorce. Entre ellos están: Losada, Gallego, Martín Vázquez y Míchel. Junto a nosotros se encuentra precisamente el ex jugador madridista, que ahora dirige la cantera del equipo merengue. Y, aunque las comparaciones sean odiosas, lo primero que hacemos es eso: comparar. En el conjunto que acaba de ganar la Liga, únicamente hay siete jugadores formados en las categorías inferiores del Real Madrid: Codina, Soldado, Torres, Balboa, Casillas, Guti y Raúl. De ellos, sólo estos tres últimos han sido titulares. ¿Cómo se come eso? ¿No es una L paradoja que en este equipo, que acaba de ser designado por France Football como la mejor cantera del mundo, apenas jueguen jugadores hechos en el club? Bueno, lo ideal a mi modo de ver- -dice Míchel- -es que al menos el cincuenta por ciento de la plantilla salga de los conjuntos de la cantera. Pero también hay que ser objetivos y tener un poco de memoria. En los últimos años el Real Madrid ha tenido varios presidentes y entrenadores. Es muy difícil para un entrenador que llega a este equipo, con toda la responsabilidad que eso supone, confiar de buenas a primeras en los canteranos. Si hay presupuesto, lo normal es que prefiera que se fichen jugadores más contrastados. Por ejemplo, en la generación de la Quinta del Buitre se dio la circunstancia de que el club no tenía demasiados recursos económicos y decidió apostar por nosotros. Lo mismo le ocurrió al Milán de los Maldini, Al- Eto o, el diamante camerunés que acabó blaugrana ENRIQUE YUNTA. Fue una corazonada de José Martínez Pirri un lince con las promesas, cuando presenciaba un partido de juveniles entre las selecciones de Costa de Marfil y Camerún. Todos robustos, todos veloces, pero uno especialmente talentoso y con una relación intimísima con el gol. Era el camerunés Samuel Eto o (10 de marzo de 1981, Mkon) un jugador del Douala que con 16 años estaba llamado a triunfar en Europa. Por entonces ganaba 600 euros (primas e incentivos al margen) y era la esperanza de su familia, aunque su madre le sugirió reiteradamente que se dedicara a los estudios. Pero Eto o no lo dudó cuando se le abrió la puerta del Madrid y no tardó en formalizar su relación con el club blanco. Fue difícil salir de África, pero yo estaba convencido que triunfaría allí donde fuese relata Eto o, testarudo y tenaz para lograr siempre lo que se propone. No triunfó precisamente en el Madrid, el principal lunar de una carrera progresiva repleta de títulos. Y le pesa ese debe le duele en el alma no haber gozado en la casa blanca de la oportunidad para demostrar su valía, la misma que expuso en Mallorca o recientemente en el Barcelona. Primero le enviaron cedido al Leganés y luego se fue al Español, en donde se enfrentó al entrenador Miguel Ángel Brindisi. Después llegaría su brillante etapa balear y Florentino Pérez lo vendió al Barcelona. Incontrolable por momentos, Samuel saca su vena reflexiva cuando habla de su pasado. Vivo en Europa, pero duermo en África explica Eto o. Yo empecé a ganar dinero desde muy joven y soy consciente de que tengo mucho y otros nada. Doy gracias a Dios por lo que tengo, África se está muriendo y yo vengo de ahí. Fuera del campo no me olvido de eso relata Samuel Eto o, un canterano del equipo madridista que ha triunfado en el territorio enemigo por excelencia. Aunque su destino para la próxima temporada ahora mismo está en el aire. El Madrid le dejó marchar y luego se arrepintió AFP