Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Los laureles merecidos seguraba Platón, achacándoselo en uno de sus discursos a Sócrates, que la belleza es el esplendor de la verdad razón que explica que muchos no entiendan ni vean con buenos ojos la hermosura convertida en categoría moral, ni la coherencia. Un amigo mío, más anónimo pero no menos sabio, aseguraba en un foro público que quien dice la verdad es quien tiene la razón Esto, que debiera ser una verdad de Perogrullo, genera no pocas enemistades incluso para los que debieran darse por refrendados- -que uno siempre es muy claro con lo que quiere decir- -otra cosa es que los que lean sean inducidos a otras lecturas, pero allá cada cual con sus dioptrías morales u oculares. Digo todo esto porque, después de las aguas revueltas de algunos premios literarios de los que hablábamos semana atrás, uno se reconforta cuando se entera de que el galardonado en esta 17 edición de los Premios Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, ha sido el cordobés Pablo García Baena. Para mí resulta un doble placer saber que entre los candidatos para el premio sonaron nombres de poetas que han dedicado su vida entera a la poesía, como Francisco Brines, Carlos Edmundo de Ory o Pilar Paz Pasamar, que merecen también todos los reconocimientos oficiales que esperemos vayan llegando como los de Baena, por lo que supone entregarse a este difícil oficio que como aseguraba Carmen Conde, se hace por nada, y quien sabe si para nada ya que la entrega a la hermosura, desinteresadamente, en un mundo tan necesitado de batallar lo feo, moralmente hablando, debe ser reconocida. Afirmaba el poeta José Hierro, refiriéndose a García Baena, que este era el mejor poeta contemporá- A neo español Más aún: aseguraba Pepe que no aceptaba ir en ninguna antología poética española en la que no fuera Baena, porque era una prueba de calidad y seriedad de dicha antología. Esta afirmación, que podría destilarse de las afinidades estéticas y afectivas del santanderino por el cordobés del grupo Cántico no sólo se ajustan a la verdad poética, siendo una de las voces más firmes y brillantes del panorama literario español del siglo XX y comienzos del XXI sino que, además, se adecua al gusto de Hierro- -y de otros muchos entre los que me encuentro- -por la poesía clásica, sin que esta se convierta en una pura remembranza del canon, en una reproducción marmórea y fría, sino en la asimilación del mismo con el tamiz de los nuevos tiempos y la voz personal del poeta. A pesar de ser un heterodoxo en sus referentes estéticos, en especial con la vindicación del Barroco y de Góngora, su obra se ha ido esculpiendo desde Rumor oculto en 1946, su primer libro, hasta Los Campos Elíseos en 2006, el último hasta el momento, en un clasicismo contemporáneo abierto a los signos y temas de los tiempos pero sin perder la referencia de los asuntos y temas eternos en la literatura. Esta es la razón por la que Pablo García Baena sea un poeta mayor, en el sentido de altura creativa, porque pertenece, junto a algunos elegidos, a los que optaron por el sacerdocio de la palabra. Un sacerdocio laico pero no menos reverente por lo que supone amar la palabra por encima de todas las cosas, y no tomar el nombre del verbo en vano. Su obra breve e intensamente rigurosa está contenida en títulos como: Rumor oculto Mientras cantan los pájaros Antiguo muchacho Junio Óleo Almoneda Antes que el tiempo acabe Fieles Guirnaldas Fugitivas Prehistoria Poniente Los Campos Elíseos y en antologías. Su obra es ya una labor madura casi desde su primer libro, con pináculos de profundidad inusitados en un autor joven como en su poemario Antiguo Muchacho que se convirtió desde su aparición en un referente para las generaciones más jóvenes, por lo lujoso y distinto a lo que podía apreciarse en su momento, entre el gélido garcilasismo oficial, y las pujanzas a veces panfletarias de la poesía social Su compromiso con el mundo es por la belleza, por el lujo del lenguaje, frente a lo romo, estética y moralmente hablando del momento de posguerra. En fechas recientes el poeta declaró que la poesía salvará el mundo algún día deseo de luz frente a tanta oscuridad al que me sumo con estos laureles merecidos. LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS Economía Buscadores de rentas n su primera intervención en el Congreso, el vicepresidente Pedro Solbes se ha declarado contrario a suministrar ayudas públicas al sector inmobiliario. Las empresas del ladrillo son los gurkas, la vanguardia del ejército de buscadores de rentas que ante la creciente virulencia de la crisis apelan al Estado, para que les salve de los excesos cometidos en la fase expansiva. En esa misma dirección se han movido esta semana a velocidad de vértigo la banca y las cajas demandando al gobierno que use el Fondo de Reserva de la Seguridad Social para comprar los bonos, células hipotecarias y otras emisiones de renta fija que no logran colocar en el mercado y también se han planteado imaginativas formulas para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) socorra a quienes son víctimas de sus propios errores. Las distintas fórmulas se resumen en una: los contribuyentes han de pagar con su dinero la imprudencia de las empresas y de las instituciones financieras. su poder para conceder dádivas a sus amigos en la bonanza. Ahora, cuando las cosas se ponen feas, éstos recurren a Papá Estado para que les ayude. Pero un capitalismo sin la posibilidad de que el mercado ajuste y lleve a la quiebra quienes lo han hecho mal es como un cristianismo al que se le amputa la amenaza de las penas infernales para quienes no cumplen sus normas. En la comparecencia vicepresidencial, el portavoz del PP, el profesor Cristóbal Montoro puso de relieve la quiebra del modelo económico socialista reflejado en un hecho determinante: la rápida destrucción de empleo registrada por la economía española, con tasas de crecimiento económico todavía cercanas al 3 por 100. Esto no tiene precedentes. Es la expresión más poderosa y dura de la crisis y el síntoma directo de cómo esta golpea a las pymes que fueron desde 1996 el motor de la generación de empleo en España y cuya tasa de extinción se ha incrementado un 43 por 100 en el primer trimestre de 2008. Si uno fuese malo, recordaría aquella lapidaria frase de Poniatovski contra el primer gobierno Miterrand: Los socialistas quieren tanto a los parados que los fabrican En sólo tres meses, se han destruido más de 300.000 puestos de trabajo. Ante este panorama, el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho ha convocado a las huestes de la CEOE de Díaz Ferrán, a las CC. OO. de José María Fidalgo y a la UGT de Cándido Méndez al diálogo social Por hablar no pasa nada pero eso no tiene per se facultades curativas si no se ve acompañada de la terapia adecuada que es sólo una: flexibilizar el hiperrígido mercado de trabajo español. A las centrales y, en parte, a la patronal esa medicina no les gusta. Por eso, nunca se ha acometido una reforma básica, la de la negociación colectiva. Las razón de ello no es sólo ideológica, sino práctica. Su descentralización reduciría su poder. Además, los sindicatos son también buscadores de rentas Utilizan las rigideces laborales para proteger a su clientela básica, los trabajadores fijos, de la competencia de los desempleados y de los acogidos a contratación temporal. A éstos es menos costoso despedirlos y, en consecuencia, se convierten en el ejército de reserva no de los capitalistas como diría el viejo Karl Marx, sino de los privilegios cuando la economía va cuesta abajo y sin frenos en frase castiza. Las costuras del modelo E Medicinas desagradables Un concepto vigente En 1974, Anne O. Krueger publicó un artículo seminal, The Political Economy of the Rent- Seeking Society. En él mostraba cómo actúan los grandes grupos de presión y de intereses para chupar la sangre a los más débiles y desorganizados, la mayoría de los ciudadanos, a través del aparato político. Esa estrategia vampírica es más intensa cuanto mayores niveles de intervención existen en la economía y se dispara en las situaciones de crisis económica. España es un caso de manual de la tesis kruegerita y este gobierno ha sido un paradigma de ella. Ha utilizado con un desparpajo extraordinario