Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 5 08 VIAJES Dos muchachas construyen una choza en la aldea de Naserian, junto al parque nacional Samburu. Kenia necesita el turismo para reducir la pobreza Volver a Kenia Safari a la cuna de la humanidad TEXTO Y FOTOS: ALFONSO ARMADA Es hora de volver a Kenia. El pacto entre gobierno y oposición ha cerrado las heridas que mancharon la imagen de un destino turístico incomparable: parques naturales y playas del Índico ntre jambo (hola) y karibu (bienvenido) transcurre la vida de quienes buscan en Kenia la cuna de la humanidad, o simplemente comprobar que a pesar de todos los estragos del depredador por antonomasia quedan lugares en los que po- E dría ubicarse la cuna de la humanidad: entre las actuales Etiopía y Suráfrica, o en la falla que muestra las vísceras pétreas de África: el Rift Valley keniano. En esas latitudes se han encontrado cráneos de nuestros ancestros más remotos, el eslabón perdido, parientes del mono que emprendie- ron una ruta que desemboca en nuestros microscopios y nuestros machetes, nuestros taparrabos y nuestras corbatas, nuestros parlamentos y nuestras leyes. Es en esa misma Kenia donde se dieron cuenta de que era más rentable preservar los animales salvajes en su hábitat que vender safaris sangrientos. Safari (viaje) es otra palabra suahili que le acompañará si se anima a comprobar que la cordura ha prevalecido en Kenia, que han quedado atrás los enfrentamientos entre luos y kikuyus tras las elecciones del pasado diciembre. Es hora de volver a Kenia, no en vano la antigua ministra del ramo declaró ante 250 periodistas invitados a propagar la buena nueva: El turismo es necesario para salir de la pobreza Han sido días muy tristes para Kenia, un país que se presentaba como modélico para la desesperanza africana y que mostró su rostro más fiero. El acuerdo entre el gobierno y la oposición para compartir el poder ha devuelto la paz a Kenia y han invitado a quienes ya han experimentado la belleza de reservas naturales como la de Masai Mara, Samburu y Shaba,