Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 5 08 CLAVES DE ACTUALIDAD de 1808. Al abdicar Carlos IV su hijo Fernando amnistía a los presos políticos. Jovellanos está desterrado en Mallorca, recluido en el castillo de Bellver. El 5 de abril, se le comunica su liberación. Decide pasar unos días en Valldemossa, con los cartujos. Al llegar a Palma en berlina, se le acoge con fiestas. Da la vuelta a la isla. El 19 de mayo, embarca para Barcelona. Allí, el día 20, sabrá de los acontecimientos excepcionales del 2 de mayo en Madrid. Según otras versiones, sabe del 2 de mayo todavía estando en Palma, día 17. Sea como sea, no menos de quince días tarda en llegarle la noticia. Correspondería al género cursi compararlo ahora con la era de internet. Para Jovellanos no cesan las intrigas ni las calumnias. Morirá delirando: Mi sobrino... Junta Central... La Francia... Nación sin cabeza... ¡Desdichado de mí! Francia y Estados Unidos quieren que los Estados puedan enviar buques de guerra a las aguas somalíes para combatir la piratería EFE LA SEMANA EN UN BLOC Invierno demográfico l cálculo para la Europa de hoy es que el reemplazo generacional requiere como mínimo de un 2,1 hijos, pero la realidad está en el 1,38. Esas fracciones decimales se prestan a la chirigota pero son el exponente de una Europa que envejece, con tasas de natalidad bajas- -en 2006, poco más de cinco millones de nacimientos- -y altas expectativas de vida que alteran los fundamentos contributivos del Estado de bienestar. Según un informe de la agencia Fides, va ser un largo invierno demográfico para una juventud que habrá de contribuir más que nunca a la protección social de sus mayores. Se sumará la población inmigrante envejecida. España está en una tasa de reemplazo ya crítica: 1,34. Empata con Italia. En el origen, la mutación de la institución familiar, como para tantas otras cosas. El PP como campo minado E dios estratégicos. Se habla más de la piratería informática que de las acechanzas en aguas de Indonesia. De nuevo habrá que recurrir a coaliciones de países voluntarios para que el pirata no tenga quien le escuche y pague sin voluntad ni atisbo alguno de represalia. A Derroches telefónicos o ofensivo que puede ser el exhibicionismo presentista del nuevo rico queda compensado, en pro del bien público, si esa riqueza de nuevo cuño genera puestos de trabajo y, por tanto, más riqueza. Pero hay que tener aguante cuando un nuevo rico piropea toscamente a esa azafata más predispuesta a sentarse un rato que a dejarse seducir por un tipo al que ha tenido que desencolar de su móvil. Más allá de los desodorantes que nunca nos abandonan, hay desodorantes que invaden todo un jumbo Grave dilema para las compañías aéreas cuando la seguridad no obligue a tener desconectados los móviles porque, dando voces por el móvil, el nuevo rico asevera su masculinidad, su supremacía, el valor de su sociedad limitada. Ya ocurre en los trenes, sin que se respeten las zonas de silencio. Adiós a esas cabezadas reparadoras en el puente aéreo. Sugiérase como valor de ciudadanía la frugalidad expresiva del castellano viejo. L pequeña y gran escala convergen intentos de desestabilizar el PP, extramuros o desde el interior. Ahí se suma todo: despecho, inercia, blandura y dureza. Tanta fumistería politiquera impide ver que es lo que más conviene al PP, a sus electores y a toda la sociedad. Por la puerta semiabierta se oye un guirigay casi insolente. Hay expertos en demolición que cambian de lealtades como quien se recorta el bigote. En estas circunstancias, ¿quién velará por lo justo y lo bueno? Hartos de puente egresan del ambulatorio con la niña que resulta ser alérgica a los cipreses. Todo el hartazgo de civilización se agolpa en su sistema nervioso. Estallarán en el coche, de regreso al piso de siempre, con la ropa oliendo a barbacoa chamuscada. Del ocio al odio, dos pasos. Estarían mejor en el despacho, comentando los adulterios de la telefonista o echando un vistazo a los confidenciales de internet para saber cómo anda el PP. Salieron en busca del frescor de un puente, de horas felizmente perdidas pero ahí estaban los vecinos y los hijos de los vecinos, la sorda agitación de los comentarios malignos en voz baja, la calma imposible, la cutrez universal. Termina el puente de forma indigna, en un ambulatorio que rezuma arquitectura escatimada. Mejor los rayos UVA que las tumbonas. Como sea, regresar a las cúpulas y alminares del gran Madrid. vpuig abc. es VALENTÍ PUIG R Aquí el pirata E stá a salvo la tripulación del Playa de Bakio Ahora Francia y los Estados Unidos presentan en el Consejo de Seguridad una propuesta para que los Estados puedan enviar buques de guerra en aguas territoriales de Somalia para combatir la piratería. Sería un mandato de medio año en cooperación con el gobierno de transición somalí. La propuesta implica su ampliación efectiva al golfo de Guinea, otro foco de piratería. El problema de la piratería lleva tiempo arrastrando por los anuarios de los institutos de estu- Dos de mayo con dilación E n Jovellanos pivota la moderación posible en la España