Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Tras estos chiringuitos de Goa a veces se esconde un peligroso mundo de tráficos y excesos que cariñosa, a una pareja de lesbianas indias, algo impensable en esta sociedad tan conservadora. A la elite procedente de Delhi, Bombay o Bangalore les acompañan jóvenes locales: chicos musculosos que se peinan como los astros de Bollywood y chicas que han cambiado el sari por los vaqueros ajustados y los tops ceñidos. Cada noche, se lanzan a la caza de algún guiri y de sus euros porque todo está a la venta en Goa. Te consigo lo que quieras: drogas, mujeres, hombres ofrece el conductor del hotel. Tras dejar los estudios para trabajar en la industria turística, como el 85 por ciento de los muchachos que viven en esta zona costera, este joven de 22 años gana al mes 4.000 rupias (60 euros) llevando a los clientes al aeropuerto, parando en las tiendas de artesanía donde le dan comisión y haciendo sus trapicheos en los chiringuitos de playa. Dichos establecimientos, donde a partir de las cinco de la tarde empiezan los grupos de música sus conciertos de rock son el epicentro del negocio de la droga, dirigido por traficantes rusos, israelíes y nigerianos. Mientras los agentes de policía miran para otro lado y ponen la mano, los políticos recalifican terrenos en primera línea de playa para dar espectaculares pelotazos inmobiliarios en connivencia con ambiciosos constructores sin escrúpulos. Ahora, el crimen de Scarlett ha destapado toda esta corrupción y ha alertado sobre los peligros para el turismo en la India. Debido a la intervención del Gobierno central, la policía ha impuesto una hora de cierre a los locales y está investigando una docena de fallecimientos un tanto sospechosos que, como en el caso de la adolescente británica, fueron archivados en un primer momento como ahogamientos. Además, desde diciembre del año pasado se han registrado tres violaciones y otra mujer fue asesinada en su hotel de Panjim en marzo. Demasiados puntos negros que han desvelado la cara oculta del sol en Goa. Scarlett Keeling, la adolescente británica asesinada REUTERS