Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 5 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Goa Muerte en el paraíso La violación y asesinato de una adolescente británica, encubierta en un primer momento por la policía, destapa una sórdida trama de sexo, drogas y corrupción en este famoso destino turístico de la India TEXTO Y FOTO: PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL A GOA (INDIA) ASIA ÁFRICA PAKISTÁN CHINA NEPAL BUTÁN Nueva Delhi Calcuta INDIA Bombai BANGLADESH MYANMAR Madrás Goa Colombo OCÉANO ÍNDICO SRI LANKA ada más aterrizar en Goa, el paraíso hippie convertido en la Ibiza de Oriente por sus playas de arena blanca y sus fiestas rave la luz se va en el aeropuerto de Dabolim y se pierden varias maletas. Al margen de tales incomodidades propias del encanto de la India, el problema para los 2,5 millones de turistas que visitan cada año esta antigua colonia portuguesa no es que se extravíe su equipaje, sino que pierdan la vida en una de sus noches locas de sexo, drogas y música trance Así lo puso de manifiesto el crimen de Scarlett Keeling, una adolescente británica de 15 años cuyo cadáver fue encontrado el pasado 18 de febrero en la playa de Anjuna. A pesar de las 50 heridas que presentaba su cuerpo, la policía de Goa aseguró que la muchacha se había ahogado. Pero su madre, Fiona Mackeown, no se creyó esta versión y montó un escándalo en los medios ingleses para conseguir una segunda autopsia. Los nuevos análisis destaparon una oscura trama de corrupción policial, ya que los forenses confirmaron que la chica había sido violada y asesinada y que había ingerido cocaína, éxtasis y LSD antes de morir. Nerlon Albuquerque, el subinspector que había investigado el caso, y el doctor Silvano Sapeco, autor de la primera autopsia, fueron destituidos mientras dos sospechosos eran detenidos en abril. Gracias a un testigo, que vio a Scarlett esnifando cocaína con el encargado de un chiringuito de playa y luego revolcándose en la arena con su camarero, la policía arrestó a Samson D Souza, de 28 años y acusado del asesinato y la violación, y Placido Carvalho, de unos 30 años e imputado como cómplice por drogar a la joven. Pero estas detenciones no han N aplacado la sed de justicia de la madre, que ha regresado a la India escandalizada por la tercera autopsia al cadáver de Scarlett, realizada en el Reino Unido. En una nueva vuelta de tuerca a este sórdido culebrón los forenses han descubierto que al cuerpo le faltaban órganos vitales como el útero, el estómago y ambos riñones, extirpados sin permiso. Tan aberrante procedimiento, inusual en cualquier autopsia, ha puesto en la picota a las autoridades de Goa. La situación es tan grave que el Gobierno central ha tomado cartas en el asunto, ya que el 15 por ciento de los ingresos turísticos de la India proceden de esta antigua colonia, donde la mayoría de sus 1,3 millones de habitantes conservan sus nombres portugueses. El año pasado, sus 2,2 millones de visitantes nacionales y sus 300.000 extranjeros, de los cuales 78.904 eran británicos, 37.887 procedían de Rusia y 12.098 de Suecia, se dejaron en Goa 40.000 millones de rupias (635,31 millones de euros) convirtiendo a este diminuto Estado de 3.701 kilómetros cuadrados en un oasis de riqueza. Desde los años 70, cuando los hippies llegaron a sus playas, Goa es un destino de primer orden por su sol y diversión a raudales. Desde la capital, Panjim, hasta las playas de Palolem, al sur, y pasando por Calangute y Baga, A pesar de las 50 heridas que presentaba su cuerpo, la Policía intentó ocultar el asesinato de Scarlett y dijo que se había ahogado. Pero su madre no cejó en su busca de la verdad En un inesperado giro del caso, los forenses han descubierto que al cuerpo le faltaban órganos vitales como el útero, el estómago y ambos riñones, extirpados sin permiso hay 2.409 hoteles con 40.480 camas, así como 400 restaurantes y chiringuitos repartidos por la costa. Durante la temporada turística, que va de octubre a marzo por su clima tropical, Goa ofrece desenfreno en discotecas como Tito s, Paradiso, Cubana o Utopia, templo de la música trance que ha hecho mundialmente conocido a este antiguo enclave luso. Además, sus escondidas playas de Anjuna, Morjim y Vagator acogen fiestas rave donde la música se mezcla con el alcohol y las drogas. En estos lugares bailan hasta el amanecer pastilleros que peregrinan por los clubes de Londres e Ibiza. A su lado, bellezas de largos cabellos rubicundos y faldas más que cortas se contonean descalzas en las barras de los bares. Entre ellos se mueven adinerados indios que se desmelenan con la laxitud de Goa, radicalmente distinta a la mentalidad tradicional que predomina en el país. En restaurantes de lujo como A Reverie se puede ver, en actitud más