Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE Un estudiante lanza piedras contra la Policía mientras empuña la tapa de un cubo de basura a modo de escudo como continúan las avalanchas de manifestantes que en otras calles han formado nuevas barricadas. Para esta noche se anuncia una declaración del ministro de Educación Nacional sobre la grave situación universitaria francesa. Esta mañana, entonando la Internacional entraba en la Sorbona para presentarse ante la comisión disciplinaria que le había citado, el dirigente de un grupo de extrema izquierda, Daniel Cohn- Bendit. Esta comisión de disciplina dará su veredicto, según se anuncia, el próximo viernes. Por otra parte, en estos mismos momentos está desarrollándose la manifestación en el Barrio Latino, marchando a la cabeza de algunos de los grupos profesores de la Universidad que se han adherido a la huelga, como lo han hecho el profesor Laurent eminente matemático, y el profesor Kastler, premio Nobel de Física. La agitación estudiantil y la huelga se extienden por toda Francia; en Niza, Clermont- Ferrand, Tours, Montpellier, Marsella... París esta tarde, en su aspecto universitario, era una ciudad que quemaba. Ha sido la de hoy una de esas jornadas extremas a las que la capital no está acostumbrada y que han hecho que incluso un dato importante- -la elección, al parecer, del lugar en que se tendrán las conversaciones sobre el Vietnam, cerca de la plaza de L Etoile, en la avenida Kebler- no aparezca aquí sino como la noticia secundaria del día. AP LOS ESTUDIANTES OCUPAN EL TEATRO ODEÓN París, (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por telex El general De Gaulle ha sido recibido esta mañana por los estudiantes de la Universidad, en Craiova, al norte de Rumania, con un tapiz de flores. En París, en Marsella, en Burdeos, en Grenoble, en Lille, en Lyon, en Clermont- Ferrand, en Toulouse y en Strasburgo los estudiantes y los profesores franceses discuten la reforma de la Universidad y plantean el boicot a los exámenes de este año. El general De Gaulle esta mañana ha visitado en Craiova, gran ciudad industrial de Rumania, las fábricas donde se construyen las locomotoras diesel y eléctricas, que constituyen un tercio de la producción electrotécnica del país. En Francia, en las fábricas que la Casa Renault posee en Flins- con once mil obreros- y en Cleon, cerca de Rouen- -con cuatro mil quinientos- se ha declarado una huelga ilimitada, mientras el director y doce altos cargos de una de las fábricas están prisioneros desde anoche, encerrados en sus propios despachos. El general De Gau- A lle esta tarde tenía que pronunciar el único discurso público de su viaje a Rumania, bautizado en los programas oficiales como gran meeting popular En París esta mañana los periódicos han dedicado cuatro páginas enteras a la crisis de la Universidad, una página a la agitación obrera y campesina y un cuarto de página al viaje del jefe del Estado por el extranjero. Esta tarde, la radio se ha referido al grave tema universitario, a la situación en las fábricas Renault y Citroen, y al estado en que se encuentra el tercer paciente francés al que se le ha trasplantado un corazón. Después, las emisoras han ofrecido música. Nunca un viaje de De Gaulle fuera de estas fronteras había tenido menos eco. Nunca la gente de la calle se había volcado sobre los periódicos para seguir el curso de los acontecimientos estudiantiles. Este mes de mayo quedará como célebre en los anales de la inquietud. Si el mayo del general Salan, en 1958, es evocado aquí como fecha histórica, el mayo de 1968 será evocado como mes de desconcierto y de temblor. Se tiembla ante lo más próximo y ante lo lejano. Desconciertan estos trece días de explosión estudiantil y desconcierta adivinar que el Gobierno parece estar desconcertado. Anoche celebró la Sorbona su tercera jornada revolucionaria; también anoche, a las once menos cuarto, a la salida de la representación de unos ballets americanos ofrecidos por el Teatro de las Naciones, el Odeón, de París, fue ocupado por un millar de manifestantes. En un cuarto de hora, y sin incidentes, quedó invadido el patio de butacas, todos los palcos y el escenario. Juan Luis Barrault, el extraordinario director y hombre de teatro francés, fue llamado con urgencia. Comprendo vuestras aspiraciones, pero el Odeón es también un teatro internacional donde actualmente están actuando artistas de muchos países declaró a través de los altavoces. El gran meeting duró toda la noche; a las seis de la mañana la Asamblea quedó reducida a doscientas personas; se había votado la siguiente moción: El Odeón, por tiempo ilimitado, deja de ser un teatro. Se transfor (Pasa a la página siguiente) El Odeón deja de ser teatro