Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 20 4 08 Es una apasionada de la música y una apasionada aún más si cabe de la música compuesta por mujeres, un vasto, hermoso y delicioso mundo aún por explorar, y todavía por apreciar en su justa medida. Su vida ha sido siempre un pentagrama, una partitura que ha leído desde las dos orillas, la de una profesional experimentada y la de una aficionada, melómana y pedagoga. Ella dirige el ciclo Boadilla Clásicos, que ayer comenzó su sexta edición en la localidad madrileña. Un ciclo en el que las señoras y señoritas llevan la voz cantante (y sonante) pues este año está dedicado a las Mujeres en la música todo un allegro ma non troppo GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Montserrat Soret MUSICÓLOGA. DIRECTORA DEL CICLO BOADILLA CLÁSICOS Diría que las mujeres tienen una sensibilidad especial para la música MANUEL DE LA FUENTE- -El mundo de la música compuesta por mujeres parece tan fascinante como desconocido. -Como musicóloga y directora de los ciclos de Boadilla es una cuestión que siempre me ha interesado. De hecho, llevo bastante tiempo buceando e investigando para enterarme de por dónde iba un asunto tan sorprendente. -No es fácil encontrar mujeres en las programaciones de ciclos y festivales. -En las orquestas, y como solistas y cantantes no es raro, pero eso cambia en cuanto a la presencia de compositoras. Sólo hay hombres, a pesar de que se sabe que existe mucha música escrita por nosotras. Si investigas, entras en un mundo fascinante. -Llévenos hasta ese mundo. -Hubo mujeres haciendo música desde la Grecia clásica y hasta en el mundo mesopotámico. Luego, en la Edad Media, la música se hacía en los conventos y muchas monjas fueron grandes compositoras y estupendas intérpretes. Más adelante, en los siglos XVII y XVIII, cuando la música se hacía en las cortes europeas, también existieron mujeres compositoras que, sobre todo con el clavecín, crearon escuela. Ana Bolena, por ejemplo, fue una gran compositora, e igualmente lo fueron varias reinas españolas como Bárbara de Braganza que trajo a España al maestro Scarlatti, que era su profesor en Italia. -Al final, las religiosas también tuvieron que irse con la música a otra parte. -En los conventos se escribió muchísima música, y además las monjas se transmitían los conocimientos de unas a otras. Pero después del Concilio de Trento se les puso muchas trabas y se prohibió que hicieran música y tocaran en los conventos. De hecho, muchas de esas obras que andan por ahí como anónimas son de esta época y se deben, seguramente, al trabajo de las religiosas. -El siglo XIX fue una época de retroceso. -En el XIX, las mujeres debían Mucho más que un juego Tal y como está planteada actualmente, la educación musical en España apenas vale para nada, comparada con la de países como Alemania y Suiza, que yo conozco muy bien y en los que se da un tratamiento a la música totalmente distinto. En España, desgraciadamente, la música sigue siendo una maría Por eso muchos padres, sobre todo los jóvenes, llevan a sus niños a las escuelas de música JULIÁN DE DOMINGO tener formación musical para ser consideradas casables, pero esta educación era más bien un adorno, que quedaba muy bien como en las novelas de Jane Austen, pero no se pasaba de ahí, no salían de la sala de estar. -También hay casos concretos, con nombres y apellidos. -Sí, como Fanny Mendelshonn (hermana de Félix) que compuso quinientas obras y cuyo trabajo se ha descubierto hace poco. Era de una familia muy rica y muy culta de judíos alemanes que apoyó la carrera de Félix, pero no hizo lo mismo con Fanny, porque consideraban que una niña bien no necesitaba dedicarse a la música para ganarse la vida- -En la actualidad, ¿quién lleva la voz cantante? -Hoy en día, las intérpretes no tienen problemas, pero las directoras y compositoras no gozan de las mismas facilidades que los hombres para dirigir o para estrenar sus obras. Se puede decir sin reservas que el mundo de la música clásica todavía es un mundo muy de hombres. Pero bueno, por lo menos ahora las compositoras ya salen en los libros de historia y se conocen sus nombres, y hasta van apareciendo en algunos ciclos de conciertos. En cualquier caso, con relación a lo que se ha equiparado la igualdad del hombre y la mujer en el siglo XX en otros campos, en la música no ha sido igual. De hecho, sólo existen seis mujeres directoras de orquesta sinfónica en el mundo. -Como pedagoga, ¿la música también es un juego de niños? -Si te gustan, enseñarles música es maravilloso, no hay nada igual. Introducirles en este mundo fascinante da muchas satisfacciones, te hace sentirte muy útil, porque les estás aportando algo indeleble y eterno, algo que existió, que existe y siempre existirá. -Es tópico, pero las mujeres compositoras, ¿tienen un toque especial, un sexo sentido? -Tienen sus propia sensibilidad componiendo pero no considero que haya ninguna diferencia con los hombres en cuanto a calidad, pero no han tenido las mismas oportunidades. Los hombres han tenido mecenas, se les contrataba en las cortes, les apoyaban sus colegas y sus familias... pero hoy por hoy no puede hablarse de que sus obras sean menores, incluso me atrevería a decir que la mujer tiene una sensibilidad especial. mdelafuente abc. es