Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 4 08 CLAVES DE ACTUALIDAD de desodorante a esas convocatorias matutinas, quejarse de que no hay mantequilla, sacudirse las migas de cruasán de la solapa y salir a la calle de todos los días, con un dossier bajo el brazo, tal vez con un nuevo aparato electrónico en el bolsillo, presunta propina por la asistencia aquiescente, al margen de que todos sepamos que los desayunos gratis no existen. Izquierda en technicolor eorge Clooney va tomando posiciones como líder de la nueva izquierda en Hollywood. Ahora ya no se trata tan solo de organizar cenas recaudadoras de fondos para el partido demócrata- -la especialidad de Barbara Streysand- -sino de intervenir en los foros globales. Dicen que Clooney sabe mucho de Darfur. No es el único pero lleva ventaja. Más a la izquierda están Tim Robbins y su esposa Susan Sarandon. Son muchos, todos en busca de una causa llamativa o de una secta. A todos Barack Obama les tiene encandilados. G El gran rifirrafe entre Solbes y Sebastián tendrá las cámaras y los micrófonos muy atentos IGNACIO GIL LA SEMANA EN UN BLOC La economía es mía L VALENTÍ PUIG a calle es mía, la economía me pertenece. Todos querríamos más poder, incluso esos intelectuales que han hecho profesión de su crítica sistemática al poder, sin captar que el intelectual orgánico de esta época es Bill Gates. El gran rifirrafe entre Solbes y Sebastián tendrá las cámaras y los micrófonos muy atentos. Será un cuerpo a cuerpo mediático. Ya dijo Mitterrand que todo lo que es mediático es político. Y al revés. En la paleopolítica se tenía en cuenta lo que escribían los editorialistas- -los fondistas de otro tiempo- En este momento, Miguel Sebastián cuenta con el softpower y Pedro Solbes con el hardware lia- -ha sido llamado a declarar ante un tribunal de Milán. ¿Podrá hacer algo en cinco años? Su aliado Bossi es letal. Último tren para Il Cavaliere Televisó su gestión empresarial, aprovechó que la democracia cristiana caía con el muro de Berlin y acabó por gobernar poco. Italia permanece, entre la videocracia y el gatopardismo. Hay pocas esperanzas de que quede concretada la democracia competitiva. Con Berlusconi en el poder, la Europa políticamente correcta ya tiene tema. Tampoco gusta que tenga 71 años. Tampoco que los tenga McCain. Sociedad adolescente. Cuando Adenauer conoce a Churchill, comenta que le parece un poco viejo. Churchill tenía 73; Adenauer, 72. Los viejos partidos a uniformidad ideológica de los partidos políticos quizás sea una característica del pasado que ha generado polarizaciones que cada vez respondían menos a las fluctuaciones de los votantes. El partido vertical- -de sentido jerárquico- -va a tener que dar paso al partido horizontal, de red. La tipología del elector cambia y se nutre de variables nuevas mientras los partidos se anquilosan más, hasta la consistencia calcárea. Los partidos políticos de pasado mañana han de ser flexibles, fluidos, interactivos. Pero lo cierto es que cada partido nuevo que aparece no deja de reproducir los sistemas de fosilización de ya existentes. L Regresa Berlusconi s tan colorido el anecdotario de Berlusconi y tanta la animadversión acumulada que tardaremos en constatar la dimensión de su victoria electoral. Para sus más fieles seguidores, si se suma la proporción de la victoria electoral a las expectativas tan bajas del electorado pudiera producirse la sorpresa de un Berlusconi que emprende reformas consecuentes. Pero el problema es más Italia que Berlusconi: el recelo ancestral ante lo público lo arrasa todo. No cabe mucho contar con las instituciones aunque el encauzamiento bipartidista no sea una mala noticia. Tanto Berlusconi como Veltroni prometían no gastar y a la vez ofrecían programas de alto coste. Esta misma semana, Berlusconi- -el hombre más rico de Ita- Migas de cruasán sos pequeños cruasanes resecos de los desayunos de trabajo tienen algo de crustáceos desahuciados por un océano que se retiró de las costas. Una cronista política parpadea por haberse dejado una pestaña en la repisa del lavabo. Otros sestean logrando que la cabezada semeje un gesto de asentimiento a ese anfitrión corporativo que perora sin saber sugerir un titular. Se escapa alguna maldad que turba al director de comunicación. Como son esos periodistas. La importación del capitalismo calvinista invadió las mañanas con esos desayunos de café tibio y té aguado. No bastaban los almuerzos en los comedores de empresa con catering ni las cenas más de filtración. Hay que sumar fragancias E E El precio de los alimentos L as protestas por carestía alimentaria no eran un rasgo previsible de la sociedad de la abundancia. El Club de Roma predijo que habría hambre y luego resulta que el problema es la obesidad. Sube el precio de los alimentos por la industria de los bio- combustibles que quieren sustituir el petróleo, por especulación global y sobre todo por la gran demanda de los países emergentes. Otra crisis de crecimiento, por cara que sea. Suben el pan, el arroz, la leche, el maíz: algo devastador para países en lo que un 60- 75 por ciento de la renta se gasta en alimentación. La instabilidad por proteína. vpuig abc. es