Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 4 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Miembros de los equipos de emergencia se disponen a trasladar la cabeza de Teresa Macanás, envuelta en una bolsa Locura y libertad El dilema de la madre decapitada Teresa Macanás anunció hace años ante las cámaras que su hijo demente le mataría. Nadie lo impidió TEXTO: ALFONSO ARMADA hora estás callada, te quiero mucho Fueron las palabras de Angelo Catenuto, esquizofrénico, drogadicto, pero buena persona (según sus vecinos) después de que A el lunes supuestamente decapitara a su madre en el pueblo murciano de Santomera. El caso reabre un dilema: qué hacer con los enfermos mentales peligrosos. Como dice Lacan, la locura es compañera de la libertad. Ser hombre es tener la locura como límite de nuestra libertad Parece lógico que un lacaniano como el psicoanalista Ángel de Frutos Salvador recurra al maestro francés a la hora de pensar en el destino de la estanquera Teresa Macanás, de 57 años. Tras cometer un parricidio que la mujer había de alguna forma pronosticado ante las cámaras de televisión hace siete años Va a pasar una desgracia en mi familia. Hasta que no le dé un golpe y nos mate no va a parar su hijo, Angelo Carotenuto, de 35 años, se paseó por el pueblo con la cabeza de su progenitora envuelta en un trapo. Resalta De Frutos, que acaba de publicar el libro de aforismos Puentes en el desierto que el parricida no tenía sitio para hablar y, probablemente, su madre tampoco. Ella de-