Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE Una vista del complejo residencial Francisco Hernando, en Seseña. Algunos expertos aseguran que de las 13.000 viviendas previstas no se construirán más de 5.000 masiado. Algunos de estos inversores tienen prisa en vender sus viviendas, otros dicen que pueden aguantar y que, si no venden pronto, intentarán alquilar. Antonio Sánchez, un instalador de energía solar, asegura estar contento de residir en esta urbanización. Yo compré un piso de 110 metros cuadrados a un precio muy asequible: 35 millones de las antiguas pesetas. En Madrid un inmueble de estas características doblaba este precio. Eso sí, con lo que no estamos contentos aquí es con los servicios que debería hacer el Ayuntamiento y no realiza, como el de la limpieza y recogida de basuras. Avanzando por las calles hacia las nuevas fases, uno se encuentra con numerosas grúas y distintos edificios que empiezan a levantarse. Esos nuevos pisos quizás tengan más problemas en venderse- -nos comentan María Luisa Vidal y su marido, que viven en casa de una hija y se empeñan en enseñarnos su vivienda- aunque nunca se sabe, porque pese a tantas críticas de la prensa lo cierto es que este promotor es serio: los pisos están bien acabados, pero cualquier problemilla que hemos tenido, nos lo han solucionado enseguida. ¡Y mire usted qué piscina nos han hecho... Intentamos hablar con Onde 2000, la empresa de Francisco Hernando, más conocido como El Pocero, no para recomendarles a estos amables vecinos como vendedores, sino para hablar sobre el ritmo de venta de los pisos de las nuevas fases. Sin embargo, cortesmente, nos dicen que no hacen declaraciones a la prensa. Según algunos expertos en el sector inmobiliario, como Gonzalo Bernardos- -profesor de Economía de la Universidad de Barcelona (UB) y director del master en Consultoría y Asesoría Inmobiliaria de la UB- esto no ha hecho más que empezar y la crisis inmobiliaria va a hacer que los pisos sigan bajando. Llegaremos a ver bajadas en los precios del 20, del 30 y del 50 por ciento en algunos lugares. Aunque en otros sitios no va a haber demanda y entonces surgirán ciudades fantasma como creo que es el caso de Seseña. En Cataluña existe el ejemplo de Palafrugell, donde en los nuevos desarrollos prácticamente no vive nadie José Antonio Pérez, profesor de la Cátedra Inmobiliaria de Instituto de Práctica Empresarial (IPE) opina que la crisis debe servirnos para reflexionar. Estamos en un país del que tan sólo hemos ocupado un 3 de los más de 500.000 Km 2 que tiene España, fabricando alrededor de 24 millones de viviendas. Y, como lección del pasado, de cara al futuro debemos fomentar nuevos desarrollos garantizando una mejor calidad de vida y sostenibilidad ambiental en armonía con las características de cada territorio. En opinión de José Ángel Barrero- -abogado experto en temas inmobiliarios- los desarrollos urbanísticos como los de Seseña o los de Montecarmerlo y Las Tablas- Sanchinarro en Madrid no son ciudades fantasma, sino más bien se parecen a lo que en los años setenta denominábamos ciudades dormitorio. Pero es cierto que esta importante crisis dará lugar a que esas actuaciones urbanísticas tarden mucho más en desarrollarse. Existen numerosos inversores que compraron viviendas en esos lugares y que ahora no pueden vender, con lo que los pisos quedan vacíos; al igual que hay familias que dieron una señal y ahora no pueden hacer frente a la hipoteca. Todas esas viviendas, junto con las que los promotores no han conseguido vender van a entrar en competencia con las VPO (Viviendas de Protección Oficial) A esto se le une la falta de financiación, porque los bancos han endurecido considerablemente las condiciones crediticias, cosa que dificultará que en dichas urbanizaciones se abran bares, bancos, guarderías... que son fundamentales para hacer ciudad Cuanto más dure la crisis, más tardarán en desarrollarse esos lugares. El tiempo dirá si esa amenaza de las ciudades fantasma se hace realidad. Mientras tanto, cada uno de los protagonistas del sector inmobiliario busca fórmulas mágicas para salir de la crisis. Nuevas fases En Onde 2000, la empresa promotora y constructora de Francisco Hernando, el Pocero nos dicen, cortesmente, que no hacen ningún tipo de declaración a la prensa En Cataluña existe el ejemplo de Palafrugell, donde en los nuevos desarrollos prácticamente no vive nadie apunta el profesor de Economía Gonzalo Bernardos