Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 4 08 EN PORTADA Cristina Garmendia en su despacho de Genetrix, spin- off del Centro Nacional de Biotecnología y empresa puntera en el mundo ABC Trío de damas La apuesta de ZP CRISTINA GARMENDIA ya estamos en el ensayo clínico Algo único en el mundo y por puro compromiso social, que no comercial. Sin duda Cellerix, desde su sede en Tres Cantos, ha conseguido liderar el desarrollo de una nueva generación de medicamentos utilizando células madre adultas derivadas de tejido adiposo expandidas. Vamos, del desecho de una liposucción, que a nadie puede provocar la más mínima suspicacia ética, y que son las mismas células por las que han logrado más de un 70 de curaciones en el tratamiento de fístulas perianales complejas en pacientes Crohn y no- Crohn, condenados hasta ahora a numerosas intervenciones quirúrgicas, sin solución en la mayoría de los casos. El tratamiento contra la inflamación, con medicamentos de nueva generación producidos por Biotherapix, otra de las marcas del grupo, es uno de los cimientos de su éxito. Y tan sólo un apunte en la biografía profesional de esta donostiarra de 45 años, casada y con dos hijos, presidenta también de la Fundación Inbiomed, con el primer banco de células madre adultas en España, y miembro de la junta directiva de la CEOE. Por eso cuando a la amiga de Íñigo, que ha cesado ya en todos sus cargos anteriores al 14- A, la nombraron ministra, me dice el estudiante que soltó un pero coño, ¿qué hace enredada Cristina con ZP? Me parece que tiene mucho más que perder en la política. ¡Si hubiera ganado Rosa Díez! ¿Tú votas a UPyD? pregunto. Me decidí cuando vinieron al colegio mayor representantes de las juventudes de cada partido: el del PP llegó todo chulo, el del PSOE no tenía nada que hacer allí y aguantó el tirón como pudo, y el de IU ni se presentó. Bastante lamentable hasta que llegó el de Rosa Diez y dio una lección de sensatez. Ahora, cómo le vaya a Cristina dependerá de si la usan para echarle un marrón y salir del paso o le van a dar medios y quieren soluciones. No sé... Es majísima, listísima, superdispuesta a todo, muy cariñosa... No la pega nada haberse metido en política Un compañero, de los tiempos en que ella hacía la tesis doctoral con Margarita Salas en la Universidad Autónoma de Madrid, recuerda que cuando la hoy flamante ministra de Innovación llegaba al aparcamiento, se asomaban a ver a Barbie -era el apodo- en su descapotable Sin duda- -dice- -la bonita foto de una niña de familia de dinero, pero todo lo que ha conseguido se lo ha currado sola. Ella ha hecho posible que la investigación llegue a la clínica. Un hito en España. Con ella sí veo posible el 2 del PIB para la investigación. Tal vez, por fin, haya llegado nuestra hora Amén. El efecto mariposa Ejecutiva de referencia en el sector biotecnológico internacional, Cristina Garmendia ha conquistado el sueño de todo científico: transformar investigaciones en proyectos empresariales. Su brillante y esforzado trabajo es hoy la esperanza de miles de enfermos en el mundo POR V. RÓDENAS No le pega nada la política A lgunos sólo sueñan con poder comer. Ocurre cuando las ampollas ya no se limitan a triturar la piel y empiezan a socavar la boca, la garganta, el esófago... y hasta los ojos. Es genético. No tiene cura. Y los padres de estos pequeños aprenden a vendarlos para resistir. Se podría decir que son las momias vivientes de nuestros días, que viven, precisamente, porque esas telas enrrolladas en su cuerpo les hacen de la piel con que no cuentan y que se rompe en vejigas al más mínimo roce. O sin roce. Algunas de estas heridas tardan años en curar. Les dicen a los que las padecen los niños mariposa pero Íñigo, que fue uno de ellos y que hoy con 21 años es un estudiante de Ingeniería- -2 de Industriales- -que cada día debe someterse a la liturgia irremediable del vendaje, salta con un ése es el nombre comercial, porque epidermolisis bullosa no vende, y allí en la Costa del Sol, donde muchos ingleses durante el año se dedican a las obras de caridad, no venía nada mal un nombre de mayor impacto: niños mariposa. Y es verdad, a nosotros se nos rompe la piel como a las mariposas se les deshacen las alas en cuanto las tocas Íñigo fue la razón de que Genetrix, compañía fundada en 2001 por Cristina Garmendia, o más exactamente Cellerix, una de las 8 empresas que forman el grupo, y que está implicada en la terapia celular, se volcara en la creación de un medicamento para estos pequeños sin alas. Íñigo, mi padre, era de Bilbao, y Nieves, mi madre, es de Las Rozas, Madrid, aunque vivimos en Marbella. A través de unos amigos conocieron a Cristina, con la que entablaron gran amistad. Ella entonces trabajaba de bióloga molecular y mis padres habían fundado la Asociación de Epidermolisis Bullosa (www. aebe- debra. org) Creo que luego implicaron a un cirujano que opera las manos a los niños- -que como las suyas, muy pequeñas, están deformadas- -y ella empezó a impulsarlo todo. Cuando fundó Genetrix, el empeño fue crear una piel quimérica y ahora