Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ Historias de la normalidad Dos gruesas ancianas a punto de concluir su conversación. Una de ellas dice a la otra: Para estar tranquilo no hay que salirse de la vida normal La pregunta ahora sería qué demonios es la vida normal, qué es la normalidad. El otro día Terele Pávez contó (tuvo que contar; estamos en la sociedad de la explicación) por qué estaba sentada en la calle con un indigente no molesto a nadie, tengo los pies recogidos, no pongo zancadillas o durmiendo sobre unos cartones (porque había pasado la noche sin dormir y tenía sueño) Anda, pues más vale andar entre esos cartones que entre los del bingo. ¿Y es normal el bingo? La rueda de prensa de Terele fue un espectáculo curioso. Raro. Por un lado, esa enorme actriz de presencia intimidante y esa voz que hace que una carraspee por ella. Para ayudar. Por otro, reporteros de guardería (en su mayoría) Me da mucha pena que no haya periodistas de mi época dijo nada más ver el panorama. Pero es que, además, me juego la moto a que nueve de cada diez, por utilizar el eslogan de Lux, no eran capaces de nombrar tres películas (o tres series de televisión) en las que haya salido Terele Pávez. Lo más impactante es que esa intérprete que como Mauricia la Dura en la película de Fortunata y Jacinta como Régula en Los santos inocentes o como doña Pura en Cuéntame te mantiene en tensión, se mostraba frente al auditorio kindergarten absolutamente entregada y temerosa, convencida de que las cosas son y serán lo que la prensa quiera que sean (razón por la que estaba allí hablando, supongo) Yo les explico y ustedes lo toleran o no o Tengo pánico a lo que ustedes in- D e los Cuadernos de Cioran: Oído en el mercado. Rafael Medina, duque de Feria, y la modelo Claudia Schiffer mayo celebrarán el bautizo de sus mellizos en Roma y ya tienen los padrinos elegidos (el hermano de Nieves, una hermana de Marco y dos amigos) y me confesó que la única condición que ya pone en sus trabajos es no pasar más de tres noches fuera de su casa. Eso para cuando tengo que ir a estados Unidos, si es algún viaje por Europa intento volver al día siguiente Nieves quiere disfrutar al máximo de su doble maternidad y dedicar todo el tiempo que pueda a sus hijos. De ahí que seleccione, busque y compare las mejores ofertas para no tener que estar más del tiempo del necesario fuera de su hogar. Este verano irá toda la familia a su casa de Ibiza en el que será el primer baño en el mar de sus pequeños Bianca y Bruno. Otros invitados que se sumaron a esta gala que presentó el presidente de la firma Lutz Bethgé, fueron los actores Joan Collins y Christopher Lee, apeados esta vez de sus más famosos y malvados personajes, las explosivas Eva Green y Dita von Teese y el interesante Harvey Keitel, un actor de los que siempre apetece ver en los repartos. El montaje de luz y sonido corrió a cargo de Philip Glass y la música de los maduritos Brook Brothers. terpreten Y eso, ese poder de cualquier tipo de prensa sobre las vidas y las haciendas de las personas, da mucho miedo. Mucho más que la Ramona de La Comunidad Hubo momentos en que fantaseé con que Terele ponía cara de mala, se levantaba y atacaba a una de las reporteras que preguntaba idioteces. Como su personaje en la película de Álex de la Iglesia se tira contra el de Carmen Maura. Pero nada. (Doña) Pura amabilidad y comprensión ante quien no lo merecía. Se le recordaba mucho que lo que hizo el día que le tomaron las imágenes en la Plaza de Santa Ana no es normal (creerán que sus programas sí lo son) Tanto ella como su hijo, con demasiada paciencia para mi dudoso gusto, trataban de comunicar por vigesimoséptima vez que no habían dicho que fuera normal. Qué fijación. Daba igual. El diálogo es del todo imposible cuando no se habla el mismo idioma ni por señas. Tendrían que haber soltado que la normalidad es el número equivalente de soluto por litro de disolución. Total, para que no te entiendan. Fair is foul, and foul is fair (lo bello es feo y feo lo bello) que dirían las brujas de Macbeth. Las cosas no son negras o blancas, bonitas o feas, normales o anormales. Y mucho menos va a decidir lo que es normal cualquier indocumentada con el tanga asomando por el pantalón. Miras los periódicos y te pasmas. Por muchas razones. Pero voy a las que siguen. Hay nietas que echan de sus casas a sus abuelas para meterse ellas. También hay familias donde sobra el amor. Así, padres e hijas que juntos tienen cuatro hijos y no entienden que no los entiendan. O hermanos en la misma situación. No es normal. La normalidad es lo que no existe. La normalidad es como Santa Claus. Tampoco es normal ser vampiro y los vampiros existen. Nada más hay que leer el imprescindible y enciclopédico Monster Show. Una historia cultural del horror de David J. Skal (en Valdemar, dónde si no) en el que se relata esa práctica en Hollywood. Al parecer, hay gente de corte más sociable que bebe la sangre de otros (habiendo reciprocidad) y hay gente más retraída que bebe la propia: autovampiros que sabían cómo practicar de modo seguro una incisión en sus propias yugulares, capturando con la boca los borbotones Pues menos mal que a Terele Pávez no se la ha visto (y grabado) bebiendo sangre. Ahora sabe que para estar tranquila, y que no te mienten al padre, no hay que salirse de la vida normal de los otros. Ya lo dicen las gordas viejas de Cioran.