Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 4 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Jones frente a Jones Cuando a Vendyl Jones le preguntas si le cae simpático Indiana Jones responde con un sí rotundo y añade que Spielberg y Lucas han hecho más por dar a conocer al mundo el Arca de la Alianza que los rabinos y sacerdotes en 2.000 años El doctor Jones ha explicado que en 1981 estaba de regreso en Texas cuando le llamó uno de sus patrocinadores para decirle: Vendyl, han hecho una película sobre ti. Ha sido el tipo que hizo Tiburón Eso provocó que amigos y patrocinadores bien intencionados escribieran y llamaran a los productores de En busca del Arca Perdida sugiriendo algún tipo de labor promocional para conseguir fondos para una futura excavación. Sobra decir que todos y cada uno de ellos fueron despedidos con exabruptos e incluso amenazas de demandas ante la menor sugerencia de parecido con el auténtico Jones. Indudablemente- -reconoce el arqueólogo- -he disfrutado de la notoriedad que me aportó la película y he celebrado la semejanza bondadosamente. Más de una vez he subido a un estrado al comienzo de una conferencia recibido por una grabación de la enardecedora marcha de John Williams para la banda sonora de la película. Sin embargo, quiero aclararlo, de una vez por todas, que nunca me he levantado y declarado: Soy el verdadero Indiana Jones ¿Estaba basada en mí la película? En ella quedó demostrado que él tenía mejores habilidades para excavar que yo Ahora los dos vuelven con más fuerza que nunca: Vendyl con su libro Los Manuscritos de Qumrán (Edit. Arcopress) e Indiana con su película El reino de la calavera de cristal (Viene de la página anterior) El otro Jones, Indiana, regresa en mayo con El reino de la máscara de cristal AP Denvyl Jones El verdadero Indiana del tesoro que siempre fue para ellos el Rollo del Cobre. No fueron tiempos fáciles. Las moscas de Qumrán- -explica Jones- -son de una especie distinta. Cuando las aplastas, sólo las aturdes. Caen, andan rodando unos pocos segundos y después salen volando. Las otras alimañas que hacen interesante la zona de excavaciones son un tipo de escorpiones muy largos. Los negros me recuerdan una variedad que he visto en México. Pero hay un escorpión que merodea por los terrenos baldíos de Judea que te obsesionará en tus sueños; es de un verde casi iridiscente y del tamaño de tu mano. De algún modo conseguimos ignorar todas estas cosas y ponernos a despejar una sección del terreno o una cueva Desde 1972, además de sacar adelante su Fundación de Investigación Judeo- Cristiana- -que hoy se llama Instituto de Investigación Vendyl Jones- el profesor ha dirigido ocho excavaciones en Qumrán, coordinando más de trescientos voluntarios sobre el terreno y el apoyo de muchos otros, hasta 7.000 almas, tan convencidas de sus razones arqueológicas que tanto trabajo ha sido posible gracias a sus donaciones. El texano nunca tu- vo ayuda institucional alguna. Y no sólo: hubo de resistir el azote de los que le trataron de lunático. Las acusaciones por parte de otros arqueólogos- -asegura a D 7- -de que estoy trabajando sin base científica provienen del miedo a la amenaza de que pueda encontrar lo que estoy buscando. El hombre que estaba detrás de estas acusaciones era Amir Drori, que ha fallecido Luego reflexiona sobre el momento más amargo y el más feliz en todo estos años. Los peores- -afirma- -son éstos, cuando no tengo los fondos necesario para continuar; los mejores momentos vendrán en cuanto los obtenga ¿Aún espera encontrar el Arca de la Alianza? le pregunto. En 1939 leí en los textos apócrifos, en el Segundo Libro de los Macabeos 2,4- 8: Se decía también en el escrito cómo el profeta (Jeremías) después de una revelación, mandó llevar consigo la Tienda y el Arca; y cómo salió hacia el monte donde Moisés había subido para contem- plar la herencia de Dios. Y cuando llegó Jeremías, encontró una estancia en forma de cueva; allí metió la Tienda, el Arca y el Altar del incienso, y tapó la entrada. Volvieron algunos de sus acompañantes para marcar el camino, pero no pudieron encontrarlo. En cuanto Jeremías lo supo, les reprendió diciéndoles: Este lugar permanecerá desconocido hasta que Dios vuelva a reunir a su pueblo y le sea propicio. El Señor entonces mostrará todo esto; y aparecerá la gloria del Señor y la Nube, como se mostraba en tiempos de Moisés, cuando Salomón rogó que el lugar fuera solemnemente consagrado Creo que todos esos objetos se van a encontrar porque los santos profetas de Israel predijeron que se encontrarían. En 1988, con ayuda del Manuscrito del Cobre, encontramos un jarro de óleo de unción hecho por el propio Moisés; en 1992, hallamos la Casa de Avitinus, que hizo el incienso sagrado, y recuperamos 1.400 kilos de incienso sagrado; en 1994 descubrimos Gilgal, donde estuvo el Tabernáculo durante 14 años. Encontrar los objetos que se mencionan en el Manuscrito del Cobre es una muestra de su autenticidad y ha sido lo más alentador para esta búsqueda incansable. En 2003 hallamos la apertura bajo la cuesta cubierta por 40 piedras colocadas. El Rollo del Cobre reza: Aquí está el Tabernáculo y todos los objetos dorados Nos hemos parado- -insiste Jones con desaliento- -porque necesitamos 56.000 euros para realizar esa excavación y tenemos unos 12.800. Cuando obtengamos el resto seguiremos con la búsqueda Vendyl ante el Arca Hallé 1.400 kg. de incienso sagrado, óleo de unción hecho por el propio Moisés y Gilgal. Todo está en el Rollo del Cobre y prueba que también el Arca se encontrará dice Jones Entretanto, Vendyl Jones, siempre en compañía de su esposa y sus dos hijos que colaboran con él en sus exploraciones, se dedica a investigar, a escribir- no tengo tiempo libre me confiesa- -y a soñar. Si al final tuviera ante usted el Arca, ¿qué haría? quiero saber. Antes que nada- -responde- -llamaría a Rav Adin Steinsalts, el presidente del Sanedrín que será el encargado de llevársela a Gilgal. Invitaría a los drusos a que la trasladaran y a los gabonitas en agosto para que aporten la madera y el agua para la restitución del servicio de sacrificios. El Qalil, el contenedor de las cenizas de la vaca roja, se llevará para la purificación de los sacerdotes Los ojos del buscador están llenos de esperanza. Sé que es cruel, pero la vida es así: ¿Y si al final todo fuera sólo una leyenda? le dejo caer. Y Vendyl Jones, con una serenidad pasmosa y sosteniendo la mirada como su madre se la sostuvo a él responde: Los objetos que hemos encontrado demuestran que no es una leyenda. Las palabras de los santos profetas de Israel no son leyendas