Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ ¿Dónde estará esa foto? o es nazismo, es sexo. Lo de MM. Se ha dicho que el vídeo de la orgía mostraba al hijo de Oswald MM con uniforme de las SS y a las chicas con uniformes de presos de campos de concentración. MM niega la simbología nazi. En cuanto a los de las chicas, las rayas no son verticales sino horizontales, como las de los presos de los tebeos. Ya estamos con la cantinela de siempre. Te vistes de Stalin, Mao o Pol Pot, te montas una fiesta con putas y nadie protesta. Todo este escándalo (he leído la expresión escándalo sexual privado le debe de parecer al hijo pequeño de Diana Mitford tan clase media. Lo es tanto que quizá acabe dimitiendo de su cargo en la pequeño- burguesa Federación Internacional de Automovilismo. En cualquier caso, la imaginería nazi está tan estrechamente vinculada al sexo que la corrección política mundial se la puede ir envainado. Hasta el príncipe de Bahrein ha saltado, hay que fastidiarse. A ver, sexo y nazismo. Portero de noche Ilsa la loba de las SS Werefolf Women of the SS (uno de los trailer falsos de Grindhouse o todos los tebeos nazipulp de Hessa (esa portada en la que un oficial de las SS tiene tumbada a una chica en bragas y se dispone a clavarle en el culo una bandera con la cruz gamada) Lo de MM podría ser fetichismo nazi pero, sobre todo, es sexo, un asunto tabú durante siglos en la cultura occidental, como apuntaba Carmen Martín Gaite en la entusiasta crítica de La voluntad del saber de Focault. Recordaba la escritora glosando el libro que todo el Occidente moderno ha conminado a los hombres a convertir el deseo en discurso, en confesión, y que la más extraña de las prácticas sexuales ha veniN Patricia Rodríguez y José Manuel Montalvo, flamantes Miss y Mister España, en la fiesta de los codazos Málaga, Miriam Díaz Aroca realmente sexy, Paula Vázquez en tonos lilas, el diseñador Ángel Schlesser- -que además de ser el más buscado por las elegantes es todo un caballero- la televisiva Ana Rosa Quintana con un vestido negro de estilo mexicano... La anécdota la protagonizó Alejandro Agag, que acudió con su cuñado a tomar una copa al Ramsés y se encontró con que había fiesta privada. También cena con picante fue la que se celebró en Shoko, el nuevo templo de moda de la capital, para presentar en sociedad a Miss y Mister España de la última edición, con codazos por entrar. Durante la cena, el doctor Ángel Martín, de la clínica Menorca, no paró de recibir peticiones para realizar retoques a algunos de los invitados y es que ya se ha convertido en un clásico que tras ganar la corona la elegida de cada año pase por las manos de Martín para corregir aquello que la naturaleza no ha terminado de limar. También un clásico es que los futbolistas y las misses tengan sus más y sus menos. Por la fiesta pasó la ex Miss España Elizabeth Reyes contando a sus íntimos cómo había sido su final con el defensa del Real Madrid Sergio Ramos, mientras el jugador blanco Miguel Torres compartía mesa y mantel con otras misses, como la ANGEL DE ANTONIO representante de Segovia que esa misma mañana había sido portada de una revista que la sacaba en un desnudo pero muy elegante según iba puntualizando ella misma, palabras que acompañaba con la fotografía que mostraba en su teléfono con la citada portada. El bailarín Joaquín Cortés tampoco se perdió la reunión y se le vio muy contento con una joven de larga melena negra y tipo flamenco que es amiga de una ex Miss Melilla con la que salió hace más de un año. Pero no fue la única ex con la que se topó Cortés. A pocos metros se sentaba María Pineda con quien no vi saludo afectuoso alguno y es que cuentan las lenguas de doble filo que al bailarín no le ha sentado muy bien que Pineda apoyara en algunos medios a su ex representante. El último que se sumó a la juerga fue el futbolista Guti. Llegó sólo conduciendo su nuevo Audi de color blanco (ahora lo más son los coches de alta gama en blanco) pero en seguida encontró buenacompañía. La modelo Paloma Lago, tipazo y de blanco, acudió con el fotógrafo Víctor Cucart mientras que Daniel Muriel Escenas de matrimonio lo hacía con un buen amigo y la legión de admiradoras que siguen sus aventuras en Telecinco. Desde luego esa noche el que no triunfó fue porque no quiso. do a consistir en el principio inexcusable de tener que contarlo todo. El hombre en Occidente ha llegado a ser un animal de confesión escribía Focault. La confesión de MM no se ha producido, es la grabación en vídeo de su escándalo sexual privado Servicios muy personales. A mí, de la otra confesión de MM, estando mi fetichismo mucho más pillado por las hermanas Mitford que por la iconografía nazi, me interesa de dónde ha salido el uniforme. Si es el mismo que su padre, líder de la British Union of Fascist, llevaba el 4 de octubre de 1936 cuando encabezó aquella delirante marcha fascista de 3.000 hombres por el East End de Londres. Al otro lado, en barricadas, los antifascistas (de verdad, no como los perrofláuticos de las manifestaciones españolas recientes) Antifascistas británicos con la consigna No pasarán (en castellano) Y entre unos y otros, 6.000 policías. Como recuerda Annick Le Floc hmoan en Las hermanas Mitford De pronto aparece MM, de pie en un Bentley descubierto, embutido en su uniforme, brazo en alto. El coche se abre camino entre el gentío, y MM termina bajándose para pasar revista a sus tropas. La muchedumbre se enerva. Los fascistas permanecen impávidos. La policía está en pie de guerra, y es ella la que, de golpe, carga contra los antifascistas para desmontar las barricadas Tras una batalla de dos horas en la que la policía sólo se enfrenta a los antifascistas, los de MM se retiran hacia los barrios señoriales. MM se va a Berlín y dos días después se casa con Diana Mitford (o Guinnes porque había estado casada con el cervecero) en el salón de los Goebbels. Con Hitler de invitado, que era amigo de ella y de su hermana Unity, no de Oswald. Adolf lleva flores y un regalo: una gran foto suya en un marco plateado con la figura del águila bicéfala y sus iniciales, A Diana, la madre de MM, le gustó tanto que la foto presidió los salones de sus casas hasta mediados de los años 50. Max tenía once semanas en 1940 cuando detuvieron a su madre. Como pensaba que volvería enseguida, se llevó el sacaleches. Estaría tres años y medio (en el interrogatorio, ante el comité presidido por Norman Birkett, que luego sería uno de los jueces de Nuremberg: ¿Aprueba la política nazi contra los judíos? En parte sí. No siento demasiada simpatía por los judíos Salió de la cárcel, continuó en arresto domiciliario y siguió con el retrato de Hitler. ¿Dónde estará esa foto? Que no se la pillen a Max en un vídeo, que eso si que no tendría nada que ver con el sexo.