Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26- 27 D 7 LOS DOMINGOS DE POR DENTRO Motores: De gasolina 1.2 l de 69 CV y 1.4 l de 100. Diésel 1.3 Multijet de 75 CV. Transmisión: Tracción delantera, con cajas de cambio manual de 5 ó 6 velocidades y automática en opción de 5 marchas. Suspensión: Delantera tipo McPherson y trasera de ruedas interconectadas. Frenos: Discos delanteros y tambores traseros o discos en 100 CV, con ABS. Dirección: De cremallera y asistencia eléctrica. Prestaciones: Velocidad máxima, desde 160 hasta 182 km h. Aceleración, desde 12,9 hasta 10,5 seg. de 0 a 100 km h. Consumo medio: Desde 6,3 hasta 5,1 l en gasolina y 4,3 l en diésel, cada 100 km Largo ancho alto: 3,54 1,62 1,48 metros Capacidades: Maletero 185 litros. Depósito, 35 litros Garantía: 2 años sin límte de km Precios: 500 1.2 Pop, 10.500 euros; 500 1.2 Lounge, 12.500; 500 1.2 Sport, 12.500; 500 1.4 Pop, 12.500; 500 1.4 Loungue, 14.500; 500 1.4 Sport, 14.500; 500 1.3 M- Jet Pop, 12.500; 500 1.3 M- Jet Loungue, 14.500, y 500 1.3 M- Jet Sport, 14.500. choques delantero. Para la carrocería, se puede elegir entre una gama de doce colores y quince combinaciones para decorar el interior. También hay posibilidad de montar asientos de cuero con varias alternativas de color. Otra cualidad importante del Fiat 500 es la cantidad de equipamiento opcional. En cualquiera de las versiones se puede tener control de estabilidad, equipo de sonido de alta fidelidad, climatizador o, como ya hemos dicho, tapicería de cuero. Los precios van desde los 10.500 euros de la versión 1.2 gasolina y 69 CV en el acabado POP, hasta los 15.285 del 1.4 y 100 CV con acabado Louge. El diésel está en un abanico de entre 12.500 y 14.500 euros, según el acabado. Las alternativas no faltan, seguro que hay alguna combinación que se ajusta a lo que busca. Como este colgador, abundan los detalles prácticos de caballos. Realizando una conducción normal, los tres tienen un consumo contenido, dato que hay que tener muy en cuenta, debido al incremento del precio de los combustibles. En combinación con el motor de 100 CV el Fiat 500 es un coche divertido de conducir, ya que disfruta de cierto tacto deportivo con el que se puede jugar. La suspensión es algo más firme que los otros dos modelos, donde es ciertamente más blanda. Durante la conducción en carretera, el 500, debido a su menor altura, tiene una respuesta más agradable que el Fiat Panda, hermano con el que comparte ciertos elementos estructurales. La reducida distancia entre ejes y una suspensión blanda provoca que, en terrenos bacheados, la confortabilidad y estabilidad estén algo comprometidas. En contrapartida, en carreteras con buen firme, el 500 va a las mil maravillas. La transmisión en la versión de gasolina de 69 CV y en la diésel es manual de cinco relaciones. En cambio para el de gasolina de 100 CV se ha optado por una caja manual de seis marchas. En ambos casos tiene un buen manejo y tacto agradable, es rápida y con un recorrido más o menos corto. Como opción en las versiones de gasolina se puede montar un cambio automático de cinco marchas. No lo hemos probado, pero podría ser una buena idea si se va a utilizar en ciudad Las posibilidades de personalización son realmente amplias. El 500 dispone de vinilos con diferentes gráficos para pegar en la carrocería o accesorios para el interior. Quiero destacar un utensilio curioso, un difusor eléctrico de perfumes que se aloja en el encendedor por delante de la palanca de cambios. Además, también para la carrocería están disponibles elementos cromados como las tapas para los retrovisores, molduras en el capó o para el para- Las posibilidades de personalización del habitáculo del 500 son enormes ponible con dos motores de gasolina de 69 ó 100 CV sobre un bloque de 1,2 o 1,4 litros respectivamente, y un turbodiésel de 1.3 litros Multijet que rinde 75 CV A final de este año podremos disfrutar de las versiones Abarth, con 135 y 150 CV sobre el 1.4 mo, tor sobrealimentado en gasolina. Por el momento hemos podido probar las tres versiones mecánicas existentes. Aunque muy similares, respecto a la motorización, el diésel es nuestra elección. Es, quizás, la más recomendable para su uso urbano, sin ser la opción más económica. Los motores de gasolina requieren mantener un régimen alto de vueltas con cambios constantes de marcha que eviten peder fuerza o un desfallecimiento del motor, principalmente el de 69 CV que se queda un pelín escaso ABC. es Información adicional en www. hoymotor. com y htpp: blogs. abc. es motor