Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 4 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Un pan como unas tortas gloria con las negociaciones en busca de apoyos para Bono y Zapatero, no ha dado ni una. Es sabido que llegar a acuerdos con los nacionalistas es tarea harto complicada, pero que se haya cedido tanto y a la hora de la verdad te dejen colgado es como para que te echen a los perros. Le estaría bien empleado, después de no conseguir ni un solo voto para Zapatero y Bono a pesar de haber dado el PNV un puesto en la Mesa del Congreso y, encima, cederle seis senadores- -sí, seis- -para que forme grupo parlamentario propio, lo que a todas luces es una falta de respeto al reglamento de esa Cámara, una tomadura de pelo a los electores y una irregularidad como la copa de un pino. En las negociaciones con el PNV el Psoe ha hecho un pan con unas tortas. Los socialistas han entregado al PNV todo lo que querían y, a cambio, se han quedado con un palmo de narices: Bono elegido en segunda vuelta y Zapatero probablemente también. Vaya papelón. Aunque para papelón, el de Zapatero en Bucarest, y que no vengan de la Vega y Moratinos con que no ha pasado nada fuera de lo normal porque no es cierto, cualquiera que haya asistido a reuniones internacionales sabe cómo funcionan esas cosas, y no es de recibo que a un presidente se le trate con la frialdad con que ha sido tratado Zapatero, aunque hay que decir que él ha puesto mucho de su lado: se aísla, no habla con nadie, se va con sus colaboradores mientras otros dignatarios se dedican a arreglar el mundo o a hacer como que lo arreglan en encuentros informales, no participa en nada y en ocasiones incluso se quita los auriculares de la traducción J osé Blanco se ha cubierto de simultánea durante los plenarios, lo que demuestra que le importa más bien poco lo que allí se dice. No vale el argumento de que no habla inglés, en esos sitios hay traductores extraordinarios y además en las reuniones informales los propios jefes de Estado y gobierno ayudan a quienes tienen dificultades. Ni González, ni Aznar ni Suárez lo hablaban, y sin embargo eran tratados con aten- Soraya de Santamaría, un nombramiento que no ha dejado a nadie indiferente en el PP JAIME GARCIA regular acogida, pero tras unas horas iniciales de descontento se asumió con cierta naturalidad. Sin embargo, cuando se hizo público el equipo de dirección del grupo parlamentario, la ira se adueñó de un número no desdeñable de diputados. Soraya Sáenz de Santamaría se ha dedicado a dar explicaciones a los más veteranos, a los que ha dado garantías de que van a tener no solo un papel relevante sino también protagonismo, y les ha dicho que el equipo del grupo trabajará sobre todo para ella, mientras que los portavoces- que se conocerán esta semana- serán los que lleven el peso político del debate. Pero la incomodidad está ahí. O más que incomodidad. Cuentan en Faes que Pizarro, sin dejar el escaño, se instalará en la sede de la Fundación de Aznar; allí va a trabajar a fondo aportando su mucha experiencia. Y cuentan algunos de los miembros más destacados del PP que están en boca de todos como posibles contestatarios a Rajoy, que un grupo de diputados treintañeros y cuarentones que tuvieron mucha cancha durante el gobierno de Aznar y en la pasada legislatura, se están moviendo para ver si alguno de esos miembros destacados del PP se decide a dar el paso y presenta una lista alternativa a Rajoy en el congreso de junio. Hasta ahora esos diputados jóvenes han pinchado en hueso, ninguno de los que podrían hacer sombra a Rajoy ha querido ponerse al frente de la manifestación. Pero los jóvenes insisten, siguen enredando. Tanto Soraya como Rajoy saben perfectamente quienes son. Rajoy no ha tenido su mejor semana. La designación de Soraya tuvo ción y escuchados con respeto.