Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE tras unas elecciones consideradas, una vez más, libres y justas. Si en 1994 el fraude fue determinante para quitarse de en medio a Koumba Yalá, el maestro al que todos los opositores sostenían- -y que, más tarde, en 2000, obtuvo una aplastante mayoría, aunque después acabó siendo destituido en septiembre de 2003- -en 2005 Vieira se proclama ganador gracias al precioso sostén de la Unión Europea, a través de la Comisión Electoral Nacional y de un centenar de observadores occidentales Con tantos millones de euros inyectados desde el extranjero, la capital debería lucir otro aspecto y haber otras infraestructuras. Tendría que haber servicios mínimos como agua, asistencia médica y teléfono. Pero Guinea Bissau vive aislada del resto del mundo, tiene una enorme carencia de infraestructuras y la situación social para sus 1.4 millones de habitantes se puede definir como insostenible. El único producto que se exporta son los cacahuetes, pero se mira con simpatía el crecimiento de Cabo Verde, cuyo PNB crece un 6,3 anual, básicamente gracias al turismo. Los caboverdianos, objeto de antiguas propuestas de fusión que luego no se llegaron a llevar a cabo, están haciendo de su archipiélago lo que los guineanos sueñan ahora: un paraíso por explotar para el turismo europeo. Un objetivo difícil de alcanzar por la situación de la geografía guineana, la falta de infraestructuras, energía eléctrica, gas, líneas telefónicas, y por los elevados impuestos a las inversiones privadas. Un Estado tan débil, ineficiente, políticamente dividido y con fuerzas armadas tan activas, donde el problema de la corrupción todavía no se ha enfrentado, es un paraíso solamente para quien quiere desangrarlo. Primero fueron los inmigrantes clandestinos, luego los traficantes de personas, y en especial de niños- -para explotar como fuerza trabajo agrícola, en la industria de la prostitución o como mendigos- Ahora es el turno de los traficantes de drogas. Nada parecen servir los más de nueve mil miembros del ejército y de las fuerzas de seguridad y los diez mil policías que están repartidos por el país, sino de apoyo a los frecuentes y probables golpes de Estado, casi siempre involutivos de la política nacional. Nunca a proteger a la gente de las amenazas de su constante inestabilidad y miseria. Afriche e Orienti Exportador de cacahuetes Unos jóvenes pasean un cerdo en el puerto de Bandim, Guinea Bissau, punto de salida de cayucos hacia Canarias rreia y de cinco de sus hombres, acusados de traición; la muerte del general que había liderado el golpe militar de septiembre de 2003; y, sobre todo, la anterior destitución del general Ansumane Mané, ex jefe de Estado Mayor del Ejército, con la acusación de presunta participación en un tráfico de armas a favor de los rebeldes de Casamance, que fue el origen de la guerra civil llamada de los once meses (porque duró del 7 de junio de 1998 al 7 de mayo de 1999) A Ansumane Mané le mataron después en un tiroteo en noviembre de 2000, tras haber intentado otro golpe. Pero fue en la guerra civil en la que perdieron la vida más de 10.000 personas y otras 300.000 se vieron obligadas a un éxodo desesperado, en buena parte hacia la región de Oio. La sombra de Nino se alarga gravemente detrás de estos muertos, y quizás sea por eso por lo que el odiado presidente no duerme nunca más de una noche en la misma cama y cambia de domicilio siempre tras ocultarse el sol, escoltado por guardias armados hasta los dientes. Los senegaleses a sueldo de Nino para hacer frente a la Junta militar, del lado de Ansumane Mané, eran todos jóvenes estudiantes a quienes prometió estudiar en Europa, y que por unos 20.000 CFA al día (unos 30 euros) se encontraron, nada más llegar SENEGAL GAMBIA SENEGAL 50 0 km GUINEA Cacheu BISSAU Bissau Bafatá Catió GUINEA N Archipiélago de Bijagós 0 40 80 km a Bissau, con tener que vestir el uniforme militar. Ningún libro para ellos, ni un futuro en Occidente, sino balas y miseria en las calles de Bissau. Esta guerra civil quizás pueda resumirse con la violación de los acuerdos suscritos o promovidos por Monseñor Arturo Ferrazzetta o la entonces comisaria europea Emma Bonino: cuando las armas callaban, guardadas en contenedores a principios de 1999, Nino envió a sus acólitos a buscarlas de nuevo. Este presidente parece tener a la comunidad internacional con la espalda contra la pared. Y como ejemplo sirva el hecho de que los observadores internacionales no se hayan enterado de las graves irregularidades en las últimas elecciones presidenciales (todos Votos comprados saben que los votos fueron comprados por Nino por unos 10.000 CFA, unos 15 euros, cada uno) celebradas en junio de 2005. Más preocupante es la silenciosa ayuda de las instituciones financieras a la estructura del Estado y el generoso apoyo de la UE al mantenimiento de este sistema corrupto: más de 80 millones de euros a través del Fondo Europeo de Desarrollo y 7.26 millones de euros como compensaciones a la pesca y otros proyectos millonarios que se hacen invisibles apenas llegan a Guinea Bissau. La guerra y la mala gestión del poder por parte del ex presidente Koumba Yalá hicieron caer el país otra vez en las manos de Nino que utilizó su poder de forma discrecional, como el que sabe que no tiene que rendir cuentas a nadie. Nino fue destituido en el golpe de Estado de mayo de 1999. Huyó por la ventana, y reapareció aterrizando en helicóptero en la principal cancha de fútbol de Bissau, donde fue aclamado por sus secuaces. Regresó después como jefe de Estado por la puerta principal, y formó un nuevo Gobierno Los senegaleses a sueldo de Nino para hacer frente a la Junta militar eran jóvenes estudiantes a quienes prometió estudiar en Europa. Sólo les dio armas, y ni un solo libro