Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE Alter ego A veces el autor se identifica con lo dibujado. Cree que este hombre es el perfecto extraparlamentario. Aunque alguna vez ha votado, no recuerda cuándo. Sabe que un hombre vale tanto como otro hombre, pero no se lo acaba de creer. De momento está solo, en mitad del páramo y goza de libertad total siempre que no se levante y emprenda alguna acción. Se afeita en días señalados y nunca ha llevado a la tintorería el traje. La igualdad entre los hombres y las tierras de España le suena a frase del anterior régimen y a frase de todos los regímenes anteriores a aquel. Del futuro no opina demasiado, aunque ha oído por la radio que el Gobierno tiene buenas expectativas. La Oposición, no, como es lógico. En cuanto a la fraternidad, es una de las expresiones cómicas desde Caín y Abel. La Política, la Economía, la Cultura, la Teología incluso, trabajan para él, pero él no lo sabe. Si lo supiese se quedaría estupefacto, porque, ¿cómo siendo tantos y tan luminosos los benefactores de la Humanidad, él no ha podido aún tener zapatos, metafóricamente hablando? ¿Metafóricamente? Este hombre solo y digno, noble como un duque y que jamás hizo daño a nadie, duerme bajo cartones en una calle céntrica de Madrid. (Pausa) A veces el autor cree que se identifica con lo dibujado. África Este es el mapa de África y su rumbo. Cuando África esté ya despoblada y en la Plaza Mayor de Salamanca haya más seres de color que descoloridos indígenas, entonces se enterarán ustedes de que África es nuestra. Ustedes no saben aún quienes somos, por más que siempre seamos los mismos, pero en los Registros de la Propiedad de Europa, de América del Norte y de Singapur, nos conocen y nos invitan a caviar cada vez que vamos. La sabana para safaris, las fuentes del Nilo para urbanizaciones y las cataratas Victoria para deportes de riesgo, todo lo aprovecharemos. Poseemos ya medio continente. Como aliados locales tenemos a la malaria y a nuestros socios de Cape Town. ¿Quiere usted unirse a la financiación de nuestras expectativas? Si desea usted apoderarse de África sin dejar de ser parisién, suscriba usted nuestros bonos Ciento por Uno. No hay de qué.